BlogVolver al blog

¿Cómo se estudia la marcha de los niños?

05 de diciembre, 2017 Niños
Cuando comienzan a caminar se pueden manifestar algunas alteraciones.


La marcha humana corresponde a una serie de movimientos coordinados, automáticos, pero adaptados a cada situación y entorno; con el fin de lograr la mayor eficiencia energética y estabilidad al caminar.  Son estos movimientos los que le permiten a los humanos, moverse e interactuar con el medio.
 
La doctora Mariana Haro, fisiatra infantil del Laboratorio de Análisis de Marcha de Clínica Las Condes, explica que la marcha comprende dos  procesos: la adquisición de marcha independiente y la maduración hacia la marcha adulta. Ambos se pueden ver comprometidos en caso de enfermedades si es que afectan a los sistemas involucrados en el control de la marcha.
 
“Cuando un niño comienza a caminar los padres esperan que lo haga “normal”, no obstante, algunos caminan con algún grado mayor de rotación interna o externa de las extremidades inferiores o muestran un apoyo preferente en la punta de los pies que suele provocar preocupación en los padres”, dice la especialista.
 
Es que la adquisición y maduración de la marcha es un proceso que tiene relación con la maduración del sistema nervioso, de los mecanismos de control y cambios a nivel del esqueleto producto del proceso de remodelación normal propio del crecimiento.
 

Alteraciones en el caminar de los niños


 
“Algunas alteraciones observadas en la marcha en niños pueden corresponder a variantes normales que son parte del desarrollo y tienden a corregirse en forma espontánea sin requerir tratamientos específicos. Pero en otros casos pueden ser la manifestación de enfermedades que requieren un adecuado diagnóstico y tratamiento”, dice la doctora Haro.
 
En algunos casos, las alteraciones de la marcha pueden manifestarse como una adquisición tardía de esta, patrón de marcha atípico para la edad, mostrar claudicación o cojera al andar.
 
La parálisis cerebral, enfermedades neuromusculares o malformaciones congénitas, pueden manifestarse a través de alteraciones de la marcha. También los problemas traumatológicos a nivel de cadera, rodilla, tobillo pie y columna de causa inflamatoria, infecciosa o secuela de traumatismos también son causas que deben ser investigadas al estudiar los trastornos de la marcha en los niños.
 
El estudio de los trastornos de marcha requiere un detallado análisis de los antecedentes clínicos del paciente indagando sobre antecedentes personales y familiares que orienten a las causas, un examen físico detallado, observación de la marcha y exámenes de apoyo diagnóstico.
 
El Laboratorio de Análisis de Marcha y Movimiento de Clínica Las Condes, posee tecnología altamente especializada y son un importante apoyo en el manejo de las alteraciones del caminar tanto en niños como adultos.
 
 
Vista 249 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Laboratorio de Marcha: diagnóstico de secuelas y alteraciones degenerativas

27 de julio, 2018 Tratamiento y Recuperación

Secuelas de accidentes vasculares, alteraciones degenerativas articulares y enfermedad de Parkinson se pueden detectar en el Laboratorio de Marcha con modernos equipos y un equipo multidisciplinario experto.

Leer más

Trastornos de marcha: El 25% de las personas entre 70 a 74 años los tiene

30 de abril, 2018 Adulto mayor

Porcentaje aumenta al 60% en personas entre 80 y 84 años.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios