BlogVolver al blog

Debilidad muscular e hiperlaxitud articular pueden afectar la marcha

19 de julio, 2017 Tratamiento y Recuperación
Ambas condiciones se ven beneficiadas con las evaluaciones que realiza el Laboratorio de Análisis de Marcha y Movimiento inaugurado el año pasado en Clínica Las Condes.


Cuando caminas, cada uno de los músculos que participan en la marcha tiene una función específica que permiten los movimientos adecuados para el desplazamiento.
 
La doctora Mariana Haro, Fisiatra de Clínica Las Condes y médico del Laboratorio de Análisis de Marcha y Movimiento, explica que “si existe debilidad muscular, independiente de la causa que la provoque, se pueden producir alteraciones de la marcha” que se deben evaluar. Los exámenes que realiza este laboratorio permiten a los especialistas establecer las causas de las alteraciones, identificar los problemas y plantear soluciones o tratamientos específicos para corregirlas.
 

Debilidad muscular


 
En el caso de la debilidad muscular, dice la fisiatra, generalmente, el individuo “recurre a compensaciones en su marcha para suplir la falta de fuerza y, así, mantener la capacidad de caminar”. Sin embargo, algunas de estas, pueden generar sobrecargas articulares a diferentes niveles y aumentar el gasto energético al caminar, lo que finalmente determina eventuales daños articulares, cansancio excesivo al andar y deterioro del aspecto de la marcha, indica la doctora Haro. En estos casos, su evaluación y apoyo en el tratamiento es muy importante.
 

Hiperlaxitud articular


 
La hiperlaxitud articular, es una condición que se caracteriza por hipermovilidad de las articulaciones producto de laxitud aumentada de los ligamentos encargados de estabilizarlas, no siempre genera problemas asociados a la marcha y puede ser solo una característica constitucional. Pero en otros casos, “las personas afectadas pueden presentar dolor, esguinces a repetición, alteraciones de la postura e ineficiencia en la marcha manifestada como un patrón alterado, inestabilidad y cansancio”, señala. Estas situaciones son las que se conocen como Síndrome de Hiperlaxitud Articular.
 
La inestabilidad e hipermovilidad articular, producto de este síndrome, puede provocar alteraciones degenerativas como artrosis en pacientes jóvenes que no hace más que empeorar los síntomas”, dice la especialista.
 
¿Cuándo se debe trata la hiperlaxitud articular? “Si una persona presenta dolor o cualquier tipo de restricción en su desempeño o nivel de participación en las actividades normales de su vida debe ser tratada”, enfatiza la doctora Haro. ¿Y si no se trata? La mala calidad de vida y la restricción funcional de las personas afectadas por este síndrome se perpetuarán.
 
“En general podríamos decir que cualquier persona, niños o adultos con alguna alteración de su forma de caminar, independiente de la causa que las provoque, puede beneficiarse con la realización de un estudio acabado de su marcha”, indica la fisiatra.
 
 
Vista 2785 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Laboratorio de Marcha: diagnóstico de secuelas y alteraciones degenerativas

27 de julio, 2018 Tratamiento y Recuperación

Secuelas de accidentes vasculares, alteraciones degenerativas articulares y enfermedad de Parkinson se pueden detectar en el Laboratorio de Marcha con modernos equipos y un equipo multidisciplinario experto.

Leer más

Trastornos de marcha: El 25% de las personas entre 70 a 74 años los tiene

30 de abril, 2018 Adulto mayor

Porcentaje aumenta al 60% en personas entre 80 y 84 años.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios