BlogVolver al blog

Infertilidad: la ovodonación también es opción

20 de junio, 2016 Maternidad
Probabilidad de embarazo aumenta cuando los huevos son donados.

El ritmo de vida actual y el acceso a más oportunidades para las mujeres está haciendo postergar la maternidad, lo que trae como consecuencia mayores dificultades para conseguir un embarazo si ya está sobre los 35 años.
 
Eso, porque con la edad baja la reserva ovárica, es decir, la cantidad y calidad de huevos en los ovarios, explica el doctor Diego Masoli, ginecólogo de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Las Condes.
 
En esos casos se puede acceder a tratamientos de alta complejidad, como la fertilización in vitro (FIV) o la inyección intracitoplásmica de espermatozoides (ICSI), que se pueden hacer con huevos propios si la paciente todavía los tiene disponibles, o con huevos donados, si es que la reserva ovárica es muy baja, la edad de la paciente es avanzada o si se ha evidenciado una baja en la calidad de sus propios huevos.
 
“En el caso de pacientes con edad avanzada, sobre los 43 años, o con muy baja reserva ovárica, el tratamiento de fertilización in vitro (FIV) con huevos donados aporta las más altas tasas de embarazo, ya que la probabilidad de embarazo depende siempre de la edad y la calidad de los huevos”, indica el especialista.
 
La probabilidad de embarazo con la FIV ronda el 48% cuando es con huevos propios y sobrepasa el 55% cuando se utilizan huevos donados.
 
De acuerdo al doctor Masoli, la FIV con ovodonación se recomienda en mujeres que no tienen huevos disponibles en los ovarios, porque estos se han acabado como parte de la evolución biológica natural en pacientes mayores, o porque los han perdido en forma prematura (falla ovárica prematura o menopausia precoz. “Estas mujeres necesitan recibir huevos de otras mujeres jóvenes y sanas para poder hacer una FIV y generar embriones de óptima calidad para intentar el embarazo”, explica el ginecólogo.
 

Programa de Ovodonación en la Clínica Las Condes


El ingreso a este programa debe ser indicado por el médico tratante de la paciente luego de un completo estudio de su infertilidad y un diagnóstico que requiera este tratamiento.

“El equipo médico, psicóloga y matrona harán un pareo con una donante tomando en consideración el grupo de sangre y el aspecto físico y se coordinará con su médico tratante para hacer el tratamiento”, dice el doctor Masoli.
 
Luego, se extraen los huevos a la donante y se fertilizan In Vitro con los espermios del marido de la mujer receptora y se transfiere al útero de la receptora los embriones que se hayan generado.


Vista 251 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Alta complejidad al servicio de tu fertilidad

14 de octubre, 2019 Tratamiento y Recuperación

Conoce tres tratamientos que te pueden ayudar a lograr un embarazo.

Leer más

Después de la menopausia: tu calidad de vida depende de hábitos saludables

11 de octubre, 2019 Tratamiento y Recuperación

Alimentación y peso adecuado junto con ejercicios te permitirán sobrellevar mejor este período

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios