BlogVolver al blog

Verónica Calderón, paciente por neuralgia del trigémino

“Ahora puedo hablar y llevar una vida normal”

20 de agosto, 2019 Tratamiento y Recuperación
Durante años Verónica Calderón sufrió un dolor tan intenso en su rostro que parecían verdaderas descargas eléctricas. Luego de diversos tratamientos que no dieron resultados, se sometió a una cirugía en Clínica Las Condes que logró terminar con su tratamiento.

Desde 2005 Verónica Calderón (41) padecía de neuralgia del trigémino, una enfermedad que produce un dolor intenso en algunas zonas de la cara, que va aumentando con el paso del tiempo, y afecta gravemente la calidad de vida de quienes la sufren.

“Las molestias se hacen cada vez más insoportables, por lo que incluso es llamada por algunos ‘enfermedad de suicidio’”, comenta Verónica.

Fueron años de búsqueda hasta llegar a un buen diagnóstico, lo que generalmente es lo más difícil cuando se tiene esta enfermedad. Lo mismo sucede para identificar las causas y encontrar el tratamiento adecuado.

El gran problema es que las molestias se hacen cada vez más insoportables. “Las puntadas o shocks eléctricos se hicieron más frecuentes y ya alteraban mi vida normal. Comer, sonarme, lavarme los dientes, saludar con un beso en la cara, el aire acondicionado, las comidas muy frías o calientes, todo activaba el dolor que, cuando era más fuerte, parecía que me estuvieran torturando con corriente eléctrica”, recuerda Verónica.

Los primeros síntomas los sentía como breves puntadas, pero muy intensas, que duraban unos segundos en la mejilla, la nariz y los dientes del lado derecho de su cara. Por eso, la primera consulta la hizo a un dentista, luego fue al otorrino y recién cuando consultó con un neurólogo le explicaron que se trataba de neuralgia del trigémino.

“Este paso por distintos profesionales es típico de los que tenemos esta dolencia. A muchos incluso les sacan muchos dientes sin saber que la causa es otra”, cuenta.

Ahí empezó el peregrinar por distintos tratamientos durante años, lo que solo aliviaban por un tiempo, ya que los dolores siempre volvían y sufría de crisis más seguidas y de mayor duración. “Al principio dormía bien, pero al final el roce de la almohada me activaba el dolor. Nunca he llorado y gritado más en mi vida”, recuerda.

Además, las complicaciones sociales y laborales que conllevan esta enfermedad también son un problema. “Como no es un dolor constante en sus inicios, y cuando pasa la crisis uno vuelve a sonreír, es muy incomprendida por el entorno. Muchos creen que estás exagerando o que algo netamente psicosomático. Hay muy poca información y falta de comprensión. Todo esto, sumado al dolor, desencadena depresión en varios pacientes”, dice Verónica.
 

Poner fin al dolor



En este largo camino, Verónica había creado en Facebook un grupo llamado Neuralgia del Trigémino en Chile y el Mundo. Fue así como se enteró de una intervención que el cirujano mexicano Mauro Segura realizaba en su país. Él había mencionado al doctor Jorge Mura, neurocirujano de Clínica Las Condes, recomendándolo especialmente por su gran manejo de aneurismas.


Por eso, cuando en febrero de 2018 llegó a la Urgencia del Centro Médico de Chicureo de Clínica Las Condes y se abrió la posibilidad de someterse a una cirugía, no lo podía creer. “Esta cirugía la había escuchado anteriormente, pero algunos neurocirujanos se habían negado tajantemente por los riesgos que implicaba la operación y otros lo propusieron sin tener mucha experiencia. Pensé que era un sueño, después de tanto sufrir, no creía que me fuera a pasar algo bueno”, dice.

Hoy Verónica siente que le ha cambiado la vida. “La operación fue totalmente exitosa, a la fecha llevo más de un año con cero dolores y cero medicamentos. Lo único es un adormecimiento al que uno se acostumbra y no afecta en nada, puedo hablar y llevar mi vida cotidiana en forma normal”.
 

Mujeres las más afectadas



La neuralgia del trigémino es el tipo de dolor facial más frecuente y tiene una prevalencia de 4 a 13 casos por 100.000 habitantes, según diferentes estudios epidemiológicos.

Afecta en general a pacientes mayores de 50 años, con una frecuencia moderadamente superior en las mujeres.
 

La cirugía



Según explica el doctor Jorge Mura, neurocirujano de Clínica Las Condes, la neuralgia del trigémino es un cuadro crónico de dolor intenso y de breve duración generalmente unilateral y localizado en la zona de una de las ramas del nervio trigémino, que es el que lleva las sensaciones del tacto y dolor desde la cara, los ojos, los senos paranasales y la boca, hasta el cerebro.

“El dolor puede aparecer de forma espontánea o ser desencadenado por estímulos externos sobre determinadas zonas sensibles. Incluso actividades diarias como la masticación, hablar, lavarse los dientes o la aplicación de cosméticos faciales pueden desencadenar el dolor”, dice el especialista y agrega que “se trata del dolor facial más común que afecta en general a pacientes mayores de 50 años, con una frecuencia moderadamente superior en las mujeres”.

La causa probable de esta enfermedad es una compresión del nervio por parte de un vaso adyacente, aunque también puede ser provocado por tumores o enfermedades como la esclerosis múltiple. Sin embargo, muchas veces no se encuentra una causa exacta.

El tratamiento en el caso de Verónica consistió en una cirugía de descompresión microvascular del nervio trigémino derecho que tuvo unas cuatro horas de duración. “El objetivo es separar el nervio trigémino del vaso que lo contacta mediante un material sintético, habitualmente teflón. Se considera que esto produce un alivio sintomático a un porcentaje alto de pacientes (más del 70%) y de forma duradera”.
Vista 1586 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Los adultos deben dormir al menos seis horas

09 de julio, 2019 Tratamiento y Recuperación

Dormir menos puede afectar la salud de manera considerable. ¿Qué puede pasar?

Leer más

Esclerosis múltiple: atenta a sus síntomas

24 de junio, 2019 Tratamiento y Recuperación

Esta enfermedad autoinmune afecta principalmente a mujeres entre los 20 y 40 años.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios