BlogVolver al blog

hombre con lentes de sol

Cuidado de la visión en verano

29 de enero, 2021 Tratamiento y Recuperación
En el verano, además del sol, nos enfrentamos a resequedad ambiental y viento que pueden complicar nuestra visión en esta época. ¿Cómo nos debemos cuidar especialmente en esta época de pandemia? Conoce más a continuación.

Con el apoyo del doctor Alejandro Lutz, oftalmólogo de Clínica Las Condes.
 

Cloro en las piscinas

 
El cloro es un irritante muy potente que puede provocar daños en la córnea, por lo que es muy importante que se mantenga una concentración adecuada de cloro en las piscinas; para ello existen unos aparatos que pueden medir el PH para controlar eso. 
 
El llamado es a tener cuidado, ya que si se abren los ojos mucho rato debajo del agua con exceso de cloro, esto puede provocar queratitis, que es una inflamación de la parte transparente de los ojos. Eso se manifiesta en que, por ejemplo, los niños pueden decir que cuando salen de la piscina ven nublado un tiempo prolongado, incluso un par de horas. 
 

Teletrabajo en verano

 
Quizás para muchos este verano será diferente y se quedarán en sus casas en modo teletrabajo o al interior de sus hogares. Esto no significa que no haya que cuidar nuestros ojos. La recomendación es:
 
  • Espaciar las horas que pasamos frente a la pantalla, ya que es ahí donde tendemos a parpadear poco, lo que provoca que se reseque el ojo
  • Ocupar gotas lubricantes cada 2 o 2 horas en caso de notar resequedad. 
  • Regular luminosidad de la pantalla. 
 

Protegerse los ojos al exponerse al sol

 
La radiación ultravioleta que emite tanto el sol como otras fuentes, provoca una destrucción del genoma de la célula; en el caso del ojo destruye la capa de las células más externas, que están por encima de los ojos, en la córnea, por eso es importante estar protegido con lentes certificados. 
 
La quemadura en nuestros ojos por radiación ultravioleta puede ser muy dolorosa. Si ocurre una vez, puede no dejar secuelas, pero si ocurre varias veces puede provocar daños importantes y cicatrices en la córnea. 
 
Ojo con los días nublados: en días con nubes y con resolana fuerte, la radiación ultravioleta puede ser incluso más intensa que en días despejados. 
 
La exposición de nuestros ojos a la radiación ultravioleta puede producir a largo plazo dos cosas:
 
  • Cataratas si la exposición ha sido excesiva. 
  • Terigios: Tumor benigno que crece por el estímulo de la radiación ultravioleta, la sequedad e, inclusive, por el viento que puede penetrar por el lado de los anteojos. 
 

¿Anteojos “cuneta”?

 
Los anteojos que se venden en el comercio informal, algunos tienen y otros no tienen filtro ultravioleta en la cantidad adecuada. Un lente debería tener un filtro UVA y UVB de 95% al menos para frenar los rayos ultravioletas. 
 
La gran ventaja de los que están en el comercio establecido es que la protección está garantizada, ya que en el comercio informal se corre el riesgo de comprar un lente que finamente puede causar un daño importante en nuestros ojos. 
 
El mayor riesgo es que cuando uno usa un lente de sol, disminuye la cantidad de luz que entra al ojo, por lo tanto, la pupila tiende a agrandarse haciendo que entre más luz. Si esa mayor cantidad de luz entra sin filtro puede ser peligroso. 
 
Otro aspecto importante a considerar con respecto a los anteojos “cunetas”, es que los lentes de mala calidad tienden a cansar más la vista. 
 

¿Los niños también tienen que proteger sus ojos del sol?

 
Efectivamente los niños deberían usar anteojos de sol siempre. Si bien cuando son pequeños es molesto y complejo que los utilicen, hay que considerar que sus ojos están expuestos exactamente igual que los de un adulto.
 
También hay que tener en cuenta que a los niños les quedan muchos años por recibir una cantidad de radiación ultravioleta mucho más fuerte que a la que han estado expuestos los adultos cuando eran pequeños por la disminución de la capa de ozono. 
 

Lentes de contacto en verano

 
Ante la duda de si se puede tomar sol con lentes de contacto, la respuesta es sí. El lente de contacto no tiene ninguna influencia cuando se toma sol. En lo que hay que tener precaución es que, al exponerse al sol, se genera mayor resequedad ocular por lo que el lente de contacto puede ponerse más rígido.  
 
En este sentido la recomendación, al utilizar lente de contacto y exponerse al sol o al aire acondicionado en esta época de verano, es a lubricar más el ojo para evitar la resequedad. 


 
Vista 319 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Selección Nacional de Goalball se prepara para la Copa América 2021

09 de agosto, 2021 Actividades CLC

Este viernes 06 de agosto, la unidad de Oftalmología de Clínica Las Condes recibió a la Selección Nacional de Goalball, femenina y masculina, quienes se realizaron chequeos visuales para poder participar en la Copa América, a realizarse en Brasil en octubre de este año.

Leer más

OMS advierte sobre la posibilidad de una epidemia de miopía

31 de mayo, 2021 Tratamiento y Recuperación

¿Qué es la miopía? En términos sencillos, se trata de una condición en la que la persona tiene una mala visión de lejos pero buena visión de cerca. Así, los objetos que están lejos se ven poco claros y nítidos.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios