BlogVolver al blog

7 consejos para comenzar a controlar tus emociones

16 de noviembre, 2016 Bienestar Psicológico
Tomar conciencia y verbalizar lo que sientes, ayuda. ¿Cómo empezar a hacerlo?

Seguramente te ha pasado que de pronto frente a una situación que te causa rabia o enojo, tu cara enrojece, aumenta tu temperatura y tus músculos se contraen casi en forma automática. O que frente a una alegría, tu cara se ilumina y surja una sonrisa y sensación de bienestar.https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif
 
Esto ocurre porque ante diferentes estímulos todos los seres humanos reaccionamos con emociones que afectan desde el punto de vista psicológico y fisiológico.
 
Lo importante es que más allá de considerar una emoción como buena o mala, tenemos que aprender a gestionarlas o controlarlas. Daniela Toro, psicóloga de Clínica Las Condes, explica que “las emociones pueden resultar agradables o desagradables pero nunca son positivas o negativas. Sentir rabia o nostalgia no es malo, aunque muchas emociones pueden hacernos sentir incómodos”, señala la especialista.
Todas las emociones humanas, surgen de un contexto.
 
Por lo tanto, una forma de gestionarlas bien es saber interpretar qué es realmente amenazante y qué no. “Parte de las emociones se manifiestan de acuerdo a cómo pensamos y nos comportamos. Decidir cómo se reacciona, si bien o mal, marca una diferencia en el estado emocional”, insiste la psicóloga.
 
Pero atención, que controlar o gestionar las emociones no es ignorarlas. “Controlar o gestionar las emociones se refiere a tener conciencia acerca de ellas, realizar adecuadas interpretaciones y poder expresarlas adecuadamente. Las emociones sólo se vuelven destructivas cuando las rechazamos o cuando nos aferramos a ellas”, señala la especialista.

¿Quieres tener una buena gestión de tus emociones? Pon atención a las siguientes recomendaciones:
 
  1. Toma conciencia sobre tus emociones y sentimientos. Identifícalas.
  2. Verbaliza las emociones. Cuando hablamos acerca de lo que sentimos y nos sucede, y logramos etiquetar la emoción, produce un efecto de calma.
  3. Siempre piensa antes de actuar impulsivamente.
  4. Cambia tu postura corporal (Por ejemplo, relaja la musculatura y cambia tu expresión facial. Esto produce un cambio fisiológico).
  5. Concéntrate en tu respiración.
  6. El “mindfulness” también puede ayudar. Estabiliza tu atención, identifica emociones en actitud de neutralidad. Sin juzgarlas, toma de conciencia de ellas.
  7. Pregúntate: ¿Qué aprendizaje me dejó esa emoción?


Vista 673 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Baby blues y depresión postparto ¿son lo mismo?

20 de junio, 2022 Bienestar Psicológico

¿Por qué me siento triste cuando debería ser el momento más feliz de mi vida? Esta sensación es más común de lo que muchas madres creen y puede estar asociada a los llamados baby blues o depresión postparto. Descubre cómo se diferencian y su tratamiento.

Leer más

¿Qué es la higiene mental y por qué es importante?

13 de junio, 2022 Bienestar Psicológico

Para tener una buena salud mental es fundamental crear hábitos saludables que te ayuden a lograr estabilidad tanto emocional como física, lo que como consecuencia, mejorará tu calidad de vida. Te invitamos a seguir leyendo y descubrir cómo lograrlo.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios