BlogVolver al blog

Hasta el 80% de los trasplantados de corazón llegan a los 10 años de sobrevida

14 de mayo, 2018 Adultos
No obstante, en 2018 las donaciones de órganos han bajado considerablemente.


De acuerdo a la Coordinación Nacional de Procuramiento y Trasplante, dependiente del Ministerio de Salud, en 2015 hubo 24 trasplantes cardíacos en Chile, cifra que subió a 36 en 2017, año que, en general, fue récord en trasplantes y donaciones.
 
Pero en 2018 la donación de órganos se ha puesto más lenta y en lo que va del año sólo ha habido cinco trasplantes de corazón, registrando el menor promedio mensual de donantes de órganos de las últimas dos décadas.
 
La baja estaría relacionada con un dictamen de Contraloría que impide consultar a los familiares por una posible donación de órganos de aquellos fallecidos inscritos como no donantes, que en Chile son cerca de 4 millones de personas.

El doctor Cristián Baeza, jefe del departamento de Cirugía Cardiovascular de Clínica Las Condes, con más de 15 años de experiencia, explica que la cirugía de trasplante de corazón no ha cambiado mucho en los últimos años. “Se trata de una cirugía que no tarda mucho, pues, entre que sacas el corazón enfermo y pones el corazón nuevo, pasa más o menos una hora y media”, indica.

En la actualidad, todas las funciones las asume una máquina, señala el doctor Baeza, y agrega que las estadísticas indican que entre el 70% y el 80% de los trasplantados cardíacos llegan a los 10 años de sobrevida. De ahí la importancia de donar.
 
El 62% de los trasplantes de corazón en Chile ha sido para pacientes de Fonasa, y el 72% han sido en hombres. “Lo que pasa es que las mujeres tienen menos problemas al corazón”, añade el especialista.
 
 
 
 
Vista 4212 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Criopreservación de Médula Ósea

07 de diciembre, 2023 Por ti vamos más allá

Avances tecnológicos y estrategias terapéuticas

Leer más

Trasplante de médula ósea: qué hemos aprendido en 50 años

22 de septiembre, 2023 Por ti vamos más allá

El bombardeo de las ciudades de Hiroshima y Nagasaki que determinó el fin de la Segunda Guerra Mundial, además del daño instantáneo esperable a la población afectada, tuvo consecuencias inesperadas y, de alguna manera, obligaron al desarrollo del campo de estudio de las células madre hematopoyéticas y del trasplante de médula ósea. 

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios