BlogVolver al blog

Mujer con dolor de espalda

Aumento de dolor de espalda durante el confinamiento

28 de julio, 2020 Tratamiento y Recuperación
La falta de movimiento y el trabajo desde casa -muchas veces adoptando posturas perjudiciales por no contar con un mobiliario acorde- han derivado en un aumento de casos relacionados al dolor muscular, especialmente de espalda. Conoce cuándo es aconsejable visitar a un especialista.

La pandemia de Coronavirus, los días de cuarentena y el cambio en el ritmo de vida generan, inevitablemente, consecuencias sobre las personas y su entorno. ¿Cuáles son los efectos que pueden tener?
 
  • El primer efecto directo es la restricción a la libre movilización, causando el desacondicionamiento físico y muscular.
 
  • El segundo tiene relación al teletrabajo, ya que las personas que no cuentan con las condiciones estructurales y de inmueble adecuados para desarrollar sus funciones, mantienen conductas de posicionamiento vicioso y sobrecargan toda la columna y la musculatura, generando dolor. Esto se produce por no contar con una silla ergonómica con apoyo lumbar, escritorio adecuado que permita tener vista horizontal al computador y apoyo de ambos brazos.
 
  • El tercer efecto es psicológico, debido al estrés que esta situación genera, produciendo una disminución del umbral del dolor y haciendo más factible que una persona sea propensa a iniciar dolor.
 
Según el doctor Andrés Miralles, traumatólogo del Centro Médico de Peñalolén de Clínica Las Condes, hay que estar atento a estos tres efectos y consultar con un especialista en caso de que el dolor se prolongue o aumente demasiado.
 
 

Dolor lumbar

 
 
El dolor lumbar, durante o posterior a un esfuerzo desmedido o mal realizado, es frecuente que genere lesiones en la columna como contracturas, desgarros musculares, o esguinces de los ligamentos.
 
“Generalmente estos dolores tienen duración cercana a los 7 a 10 días. Sin embargo, hay lesiones más complejas como desgarros del disco intervertebral o presencia de degeneración discal (discopatías), que tienden a relacionarse con dolores más prolongados, por lo que se sugiere consultar con un especialista”, explica el doctor.
 
Cabe mencionar que la discopatía lumbar o hernias del disco, son más comunes en pacientes de mediana edad en adelante y tienen directa relación con la degeneración o desgaste de la columna normal o patológica, según cada paciente.
 
 

Hernias en la columna

 
 
Las hernias son causadas por la degeneración y desgaste propio del disco, por lo que habitualmente son asintomáticas. Sin embargo, cuando una hernia genera compresión de los nervios hacia las extremidades, sí van a generar molestias.
 
Los síntomas más habituales de una hernia son:
 
  • Irradiación de un dolor o sensación de adormecimiento cervical hacia alguno de los brazos, o lumbar hacia alguna de las piernas.
  • Con menor frecuencia, el paciente también puede experimentar la pérdida de la fuerza de alguna de las extremidades o el compromiso de los esfínteres.
 
“Lo más frecuente es que una hernia de disco lumbar corresponda a un hallazgo producto de una resonancia magnética y no a causa del dolor. Además, cuando la hernia genera síntomas, el manejo conservador o expectante es la indicación, ya que éstas tienen buen pronóstico y tienden a reabsorberse”, agrega el doctor Miralles.
 
Además, el especialista agrega que “la indicación de cirugía es bastante más específica a quienes evolucionan con compromiso severo o progresivo de sus raíces (o nervios) lumbares, o que no mejoren con el tratamiento habitual posterior a 6 semanas”.
 
Por otro lado, el traumatólogo experto en columna explica que existen otros síntomas o signos que sugieren una causalidad de mayor complejidad como gatillante de dolor. Estos escenarios pueden ser:
 
  • Pacientes que hayan sufrido un trauma que haga sospechar una fractura.
  • Personas que cursen síntomas sugerentes de infección o tumores: fiebre, sudoración nocturna, baja de peso inexplicable, antecedente de cáncer o radioterapia.
  • Presencia de algún compromiso neurológico: dolor que irradie hacia el glúteo o alguna extremidad, asociado a pérdida de fuerza, sensibilidad o alteración del control de sus esfínteres.
 
“En estos casos es importante consultar con un especialista para estudiar las causas y realizar un tratamiento oportuno”, finaliza.
Vista 3560 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Por qué me duele la cadera?

21 de septiembre, 2020 Tratamiento y Recuperación

La articulación de la cadera es vital para nuestro funcionamiento cotidiano y nuestra calidad de vida. Conoce a continuación las patologías más frecuentes que la afectan y sus tratamientos.

Leer más

Las principales causas del dolor de espalda

21 de agosto, 2020 Tratamiento y Recuperación

La columna vertebral es la que nos permite permanecer erguidos y protege nuestro sistema nervioso. Por eso, es importante mantenerla sana y prevenir lesiones u otro tipo de enfermedades.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios