BlogVolver al blog

¿Tengo una discopatía?

30 de mayo, 2018 Tratamiento y Recuperación
La lesión de la columna es frecuente entre los chilenos.

¿Qué es la discopatía lumbar?



La discopatía lumbar corresponde a la degeneración del disco intervertebral lumbar producto del envejecimiento normal de la columna vertebral. Corresponde a la deshidratación del disco, específicamente el núcleo pulposo (el gel al interior del disco intervertebral), y a la presencia de fisuras en el anillo (anillo fibroso) que contiene este gel.



Los doctores explican que la lesión se produce por la degeneración normal de la columna vertebral y está determinada por la herencia y la genética del paciente.
 

Síntomas de una discopatía lumbar



Sus síntomas principales son el dolor lumbar y el dolor lumbociático (dolor lumbar irradiado a una o ambas piernas), éste último causado por irritación y/o compresión de una raíz nerviosa por la salida de material desde dentro del disco intervertebral, condición conocida como hernia del núcleo pulposo.
 
“Su diagnóstico es clínico (síntomas y examen físico) y requiere de estudio por imágenes. Este puede ser radiografía, TAC de columna lumbar y/o resonancia magnética de columna lumbar”, indican los especialistas.

Su tratamiento es específico para cada paciente y va desde analgésicos, relajantes musculares y reposo, pasando por infiltraciones a nivel de la columna, hasta la cirugía en determinados casos.  
 
El tratamiento médico, en general, no tiene riesgos. Los riesgos de la infiltración son bajos y menos graves, siendo el gran beneficio el alivio importante del dolor lumbar y lumbociático.


Por otra parte, “los riesgos de la cirugía son variados, y sólo se justifica exponerse a ellos si el paciente tiene un dolor lumbociático severo intratable o presenta un compromiso neurológico progresivo que arriesgue una secuela neurológica irreversible”, explican los traumatólogos.

Qué tratamiento es mejor para cada paciente depende de la intensidad del dolor y de la presencia de compromiso neurológico asociado (la pérdida progresiva de fuerza de una extremidad).
 
Etapas:
 
  • El tratamiento médico se utiliza en caso de dolor leve a moderado sin compromiso neurológico.
  • La infiltración en caso de dolor severo sin compromiso neurológico.
  • La cirugía en caso de dolor severo intratatable o de compromiso neurológico progresivo.
Vista 125663 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Cuáles son los traumatismos y lesiones más frecuentes en niños?

03 de enero, 2023 Tratamiento y Recuperación

Descubre cómo reconocer las distintas lesiones y cómo actuar en cada caso.

Leer más

¿Cómo prevenir el dolor de espalda en el trabajo?

29 de noviembre, 2022 Tratamiento y Recuperación

A continuación, conoce cómo cuidar de tu espalda y prevenir lesiones.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios