BlogVolver al blog

Hombre de espaldas descansa frente a un lago

Tumores vertebrales: ¿qué son?

16 de mayo, 2019 Tratamiento y Recuperación
Siempre preocupantes, pueden aparecer directamente en la columna o extenderse por metástasis de un cáncer en otro órgano del cuerpo. Es importante conocer los síntomas para actuar a tiempo y evitar problemas que incluso pueden significar una discapacidad permanente. Su tratamiento adecuado requiere de una evaluación por un equipo de experiencia, alta tecnología y precisión.

Los tumores vertebrales que afectan la columna vertebral pueden clasificarse en primarios –se originan directamente desde una vértebra- o metastásicos. Los tumores primarios son muy infrecuentes y pueden ser benignos o malignos. Los metastásicos, en cambio, son siempre malignos y son los que se han extendido a los huesos a través de la sangre –entre ellos la columna- producto de otros tumores en distintos órganos del cuerpo como el colon, las mamas y la tiroides, entre otros. “La columna da cuenta del 60% de los tumores metastásicos”, explica el doctor Denis Witt del Centro de Columna de Clínica Las Condes, cirujano de vasta experiencia en tumores de columna.

 

Síntomas



El principal síntoma de los tumores vertebrales es el dolor. La gran mayoría de los pacientes que consultan por problemas de la columna se debe a algún tipo de molestia. En el caso de los tumores, pueden presentar “signos de alarma”, es decir, características distintivas que orientan a estos como causa del dolor. “Frecuentemente interrumpe el sueño, es progresivo en el tiempo, muchas veces no tiene una causa mecánica –no aparece con la carga- y se mantiene tanto en reposo como en actividad”, comenta el doctor Witt.

Las causas de las molestias pueden ser diferentes. “Se pueden producir porque el crecimiento tumoral en el cuerpo vertebral hacia los lados comprime los tejidos vecinos, por la destrucción vertebral o también por compresión neurológica de la médula o de las raíces nerviosas”, dice el especialista.

Siempre se debe tener presente el riesgo asociado de daño neurológico. En estos casos ocurre porque la vértebra colapsó por el crecimiento del tumor, generando una compresión neurológica. Por eso es importante estar alerta y consultar con un especialista para realizar un diagnóstico adecuado y actuar a tiempo en caso de ser necesario. De esta manera hay mayores posibilidades de evitar una discapacidad permanente.
 


El diagnóstico



El estudio adecuado de estos tumores exige equipos de alta definición y la orientación del equipo de especialistas en la selección de las herramientas diagnósticas adecuadas que permitan una rápida y precisa evaluación de la situación de cada paciente, tanto en lo local, es decir, en sitio del tumor, como en lo sistémico, que tiene relación con el impacto sobre el resto del organismo. “La resonancia magnética suele ser la mejor forma de hacer un estudio de imágenes para detectar un tumor vertebral, así como el PET-CT y el cintigrama óseo son de gran ayuda para estudiar su diseminación”, dice el doctor Witt.
 

En el caso de confirmarse el diagnóstico, el tratamiento variará de acuerdo al tipo de tumor. “En el caso más frecuente de ver, que es el de un paciente con metástasis, el objetivo es realizar un tratamiento que le permita mantenerse de la mejor manera, sin fracturas ni problemas neurológico, hasta las últimas etapas de su enfermedad; es una estrategia de protección”, explica el especialista.


Si es un tumor primario benigno se realiza una cirugía para extraerlo y con suele resolverse la situación. Si es un tumor primario maligno, se practica una resección completa para solucionar el problema en forma definitiva. Esto exige una planificación cuidadosa para remover el tumor por completo sin lesionar los tejidos vecinos, en especial la médula espinal.

“Los pacientes con tumores de columna son estudiados en nuestro Centro de Columna con las imágenes que nos permiten planificar con lujo de detalles. Contamos con modelos impresos en 3D que son una enorme ventaja para analizar la estrategia quirúrgica, tenemos un equipo de tomografía computada que se utiliza durante el desarrollo de la cirugía y con el cual podemos realizar navegación virtual milimétrica y en tiempo real, como también revisar si estamos conformes con la resección y fijación de la columna antes de salir de pabellón. Es una enorme ventaja”, comenta el doctor Witt.

 

Cuándo consultar

 
  • Si hay antecedente de cáncer hay que pensar siempre que un dolor de columna puede ser una metástasis.
  • Si el dolor es progresivo en el tiempo y no responde a un tratamiento habitual con antiinflamatorios.
  • Si el dolor se hace nocturno y se mantiene incluso estando en reposo.
 
Vista 1476 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Qué es el trastorno de hombro congelado?

16 de mayo, 2019 Tratamiento y Recuperación

Esta condición inflamatoria es más frecuente en personas mayores de 40 años, especialmente en mujeres, por lo que son ellas quienes deben consultar ante la primera aparición de molestias o dolor de hombro.

Leer más

Lesiones de hombro más comunes

15 de mayo, 2019 Tratamiento y Recuperación

Las luxaciones y la lesión del manguito rotador son algunos de los problemas más frecuentes en pacientes que consultan por dolor en esta zona del cuerpo. Conoce por qué se producen y en qué casos es necesario realizar una cirugía.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios