BlogVolver al blog

jóvenes jugando futbol

Las lesiones más comunes de las canchas de futbolito

17 de agosto, 2022 Urgencia
¿Tienes un partido esta semana? Te contamos cuáles son las lesiones más frecuentes y cómo actuar.

Esta actividad es la favorita de muchos, ya sea una “pichanga” el fin de semana o para quienes compiten las diferentes ligas de futbolito, y como resultado, también son muy comunes las lesiones practicando este deporte.

Es importante reconocer cuáles son las lesiones más frecuentes y distinguir su gravedad para saber cómo actuar según sea el caso. En este contexto, Dr. Victor Vergara, urgenciólogo de CLC explica a qué señales debemos atentos.

Lesiones más frecuentes

En este punto, el especialista explica que hay tres tipos de lesiones frecuentes que ocurren realizando esta actividad:
 
  • Lesiones musculares: Se producen cuando se da una descoordinación entre la contracción y la relajación de los músculos antagonistas. Dan como resultado flexiones de la rodilla o afectando a los músculos isquiotibiales y cuádriceps femorales.
  • Esguinces de tobillo:  Son las segundas lesiones más frecuentes jugando fútbol. Esta lesión se produce principalmente cuando son movimientos contrarios, en donde hay un desplazamiento hacia dentro o hacia fuera del tobillo y lo que hace es una distensión o rotura de los ligamentos de la cara interna o externa de los tobillos.
  • Lesiones óseas o fracturas: Están en el tercer lugar de lesiones más frecuentes a nivel de fútbol. Las fracturas más habituales afectan a la zona de la nariz -con los encontronazos, codazos e incluso con el mismo balón-, fracturas de tibia y peroné, rotura de falanges del pie, falanges de la mano y las muñecas en los arqueros.

Lesiones menos frecuentes, pero más graves

En este grupo de lesiones, que si bien son menos frecuentes son de mayor gravedad y en su mayoría necesitan una intervención quirúrgica e incluyen una recuperación más extensa.
 
  • Lesiones de ligamento cruzado anterior: estas lesiones en general no se dan solas, están asociadas a una lesión del menisco o del ligamento lateral interno. En estas, aproximadamente el 90% de los pacientes se reincorpora posterior a cirugía y rehabilitación a las actividades de la vida diaria, sin embargo el 10% restante, quedan con algún grado de secuelas y en general no vuelven al mismo rendimiento que se encontraban previo a esta lesión.
  • Lesiones de meniscos: Se produce cuando hay una torción de la rodilla resultado de un traumatismo muy importante.
  • Lesiones tendinosas: Afectan el tendón rotuliano de la rodilla y el tendón de Aquiles en el tobillo. Con respecto al tendón de Aquiles, se produce cuando hay una sobrecarga muy importante, por ejemplo, con los saltos jugando fútbol.


¿Cómo actuar?

En el caso de presenciar o sufrir alguna lesión durante el partido, es importante saber cómo reaccionar según su tipo y gravedad. “Claramente las lesiones más graves son las de ligamento y las fracturas. Cómo se debe actuar, lo más importante es inmovilizar la extremidad afectada, con lo que tengamos a mano. En general en los campeonatos aficionados no hay muchos elementos con los cuales uno puede hacerlo, pero siempre está la posibilidad de encontrar cartones, bandas elásticas, cinta adhesiva, etc. Se debe acudir a un servicio de urgencia lo antes posible y en este se realizarán los exámenes correspondientes para poder determinar el grado de lesión y si eventualmente requieren o no algún procedimiento quirúrgico”, explica el Dr. Vergara.

También recomienda que se debe acudir a un servicio de urgencias o a un especialista para que se pueda evaluar la situación. Si la lesión es muscular, para que la primera intervención médica sea con un vendaje funcional, aplicar frío local junto con la administración de antinflamatorios o analgésicos y reposo. En caso de una lesión de esguince de tobillo realizar la radiografía correspondiente para definir el tratamiento.

Cómo evitar lesiones:

En este punto es importante disminuir los factores de riesgo asociados para tener mayor propensión a este tipo de lesiones, con acciones tales como:
 
  • Calentar los músculos antes del partido.
  • Tener un descanso adecuado para evitar las sobrecargas a nivel de los grupos musculares o tendinosos.
  • Realizar un tipo de actividad física leve o moderada.
  • Evitar este tipo de actividad si se tiene alguna lesión que no se ha sanado completamente.

 
Vista 269 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Te automedicas en invierno? Podrías dañar tu salud

28 de julio, 2022 Urgencia

Conoce los riesgos de consumir y administrar medicamentos sin prescripción médica.

Leer más

¿Subes a la nieve? ¡Cuídate de los accidentes!

26 de julio, 2022 Por ti vamos más allá

Comenzó la temporada de nieve, por esto, es importante saber cuáles son los tipos de accidentes más frecuentes y cómo reaccionar a ellos.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios