BlogVolver al blog

Niño disfruta de la piscina

9 reglas para una piscina segura

21 de enero, 2019 Urgencia
No dejar jamás a los niños solos o desatendidos es la principal recomendación para evitar accidentes. Pero hay otros consejos que también se pueden seguir para disfrutar de un baño sin riesgos.

Con la llega del verano y las vacaciones, la posibilidad de que los niños sufran un accidente en la piscina aumenta considerablemente. Según el Informe Mundial sobre los Ahogamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la edad es uno de los principales factores de riesgo, asociado a una baja supervisión por parte de un adulto responsable. A escala mundial, los índices de ahogamiento más elevados corresponden a los niños de 1 a 4 años de edad.              
                                                                           
Para evitar este tipo de situaciones, Paola León, enfermera jefe del Servicio de Urgencia de Clínica Las Condes entrega nueve reglas para poder disfrutar de la piscina en forma segura.
 
  1. Una buena reja disminuye el riesgo de accidentes a la cuarta parte. Esta debe tener más de 1 metro 35 cm. de alto, pues se ha demostrado que ya a los cuatro años la mitad de los niños puede escalar dicha altura. Sus barras deben ser de buen material, verticales, separadas por no más de ocho centímetros y sin travesaños que puedan ser trepados. Es imprescindible que tenga un buen anclaje, es decir, que no haya huecos por debajo, como por ejemplo, agujeros cavados por el perro.
  2. La puerta de la reja debe ser automática o abatible. Quien la abra, debe preocuparse de cerrarla siempre.
  3. Las cubiertas protectoras deben tener la tensión adecuada pues si se hunden se cubren de agua que, incluso al tener uno o dos centímetros de profundidad, implica peligro de ahogamiento. Pueden funcionar sin reja, pero deben quedar muy bien instaladas. Sin embargo, en la práctica son poco útiles en el verano, ya que exigen una larga instalación que es posible de realizar cada vez que se utiliza la piscina. También existen alarmas que se dejan flotando y que suenan cuando un objeto cae al agua, pero son de poca utilidad, ya que tienen demasiados falsos positivos, es decir, suenan incluso cuando cae un insecto.
  4. Elimina arbustos o muebles cercanos a la reja para disminuir la posibilidad de acceso a la parte superior.
  5. Es mejor que los niños no usen alitas. No sirven, pues dan una sensación de seguridad ficticia. Prefiere un chaleco salvavidas con una parte para afirmar la cabeza. Ésta tiene que estar integrada al salvavidas, debe contener aire o algún elemento poroso que la haga flotar, y debe adaptarse a la edad, el peso y la talla del niño en cada momento de su desarrollo.
  6. Conoce los teléfonos de emergencia e instruye al respecto a tu familia. Mantenlos anotados en un lugar visible de la casa que todos sepan.
  7. Antes de los cuatros años, no confíes en que el niño sepa nadar: las clases de natación no evitan el ahogo.
  8. Entrena a la persona que cuida a los niños en maniobras de reanimación cardiopulmonar y, en segundo lugar, enséñale a nadar.
  9. Sobre todo, jamás dejes solos a los niños en ninguna piscina o fuente de agua: todos los ahogos son evitables.
 

¿QUÉ HACER EN CASO DE AHOGO?

 
  • Grita por ayuda.
  • Saca lo antes posible al niño del agua.
  • Si respira, ponlo de costado (posición de recuperación) y llama una ambulancia
  • Si no respira, inicia de inmediato la respiración boca a boca y el masaje cardiaco. No te des por vencido muy pronto. No extraigas el agua de los pulmones o estómago, ya que solo demora la reanimación.
  • No le quites o cambies la ropa, la baja temperatura es un aliado en estos casos.
  • Es mejor una reanimación mal hecha, que ninguna.
 

OTRAS RECOMENDACIONES

 
  • Vaciar las piscinas de plástico después del baño.
  • Sacar todos los juguetes del interior para no llamar la atención de los niños.
  • Mantener los aparatos electrónicos de cualquier tipo lejos del agua.
  • Guardar con llave los químicos para piscinas e instrumentos de limpieza.
  • Preocuparse de que los filtros tengan sus tapas bien puestas y en buen estado para evitar accidentes que puedan involucrar a los menores.
 

UNIDAD DE RESCATE



Clínica Las Condes cuenta con una Unidad de Rescate disponible las 24 horas del día, los 365 días del año. Solo debes llamar al 226107777.
También te puedes contactar a través de la aplicación CLC Móvil disponible en App Store y Play Store, que les permite saber tu localización exacta. Esta aplicación es gratuita y no es necesario ser paciente de Clínica Las Condes para ser descargada.  
Vista 1781 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Cómo saber si el resfrío empeoró?

12 de marzo, 2019 Tratamiento y Recuperación

En algunas oportunidades es necesario volver a consultar con tu médico

Leer más

Temperatura dentro de un auto puede ser tres veces mayor

21 de febrero, 2019

Especialista llama a prevenir accidentes, sobre todo con niños.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios