BlogVolver al blog

Hernan Castellano, paciente con cáncer de próstata

Prostatectomía radical robótica para tratar el cáncer de próstata

22 de noviembre, 2019 Tratamiento y Recuperación
Una de las grandes ventajas de este procedimiento es que es menos doloroso para el paciente, involucra un menor tiempo de hospitalización y disminuye el sangrado intraoperatorio.

Hernán Castellano a sus 47 años fue diagnosticado con cáncer de próstata. Lo descubrió hace apenas unos meses, cuando le entregaron los resultados de los controles de rutina que había comenzado a realizarse hace dos años, ya que su padre también fue operado producto de este cáncer.

Su médico tratante en Argentina, de donde es oriundo, había visitado hace unos meses nuestro país para participar de un comité uro-oncológico, oportunidad en la que pudo conocer de cerca el trabajo del doctor Raúl Valdevenito. Es por esto que, al conocer el diagnóstico de Hernán, le recomendó visitarlo de inmediato. “Él conocía mucho sobre Clínica Las Condes y la experiencia y capacidad del doctor Valdevenito, entonces me dijo que, si tenía la posibilidad de venir a Chile, me lo recomendaba, ya que acá tenían más experiencia y tecnología”, comenta Hernán.

 

¿Cómo saber si tengo cáncer de próstata?



El urólogo de Clínica Las Condes, Raúl Valdevenito, explica que todos los hombres deben comenzar a realizarse chequeos preventivos desde los 50 años, que consisten en un examen de sangre, denominado antígeno prostático específico, y el tacto rectal. Aunque existen dos grupos a quienes se les sugiere comenzar con estos exámenes diez años antes, es decir a los 40 años: las personas de raza negra que vivan en países desarrollados, y los que tienen familiares de primer grado con cáncer de próstata.

Este último fue el caso de Hernán. “A él le salió alterado el antígeno prostático en uno de sus controles. Se lo repitieron y pidieron una resonancia, donde se observó una lesión sospechosa que al enviarse a biopsia confirmó un cáncer de próstata. Después del diagnóstico, fue derivado a Clínica Las Condes”, explica el especialista.

 

Prostatectomía radical robótica para cáncer de próstata



La prostatectomía radical robótica es una cirugía que consiste en extirpar completamente la próstata, junto con las vesículas seminales y ganglios, a través de pequeñas incisiones en el abdomen (al igual que en laparoscopía) con las cuales se introduce el instrumental que luego se conecta al robot para permitir la cirugía asistida. El objetivo es eliminar o disminuir los síntomas derivados de la enfermedad, así como conseguir su curación a largo plazo.

Es importante aclarar que esta intervención, ya sea por vía abierta o robótica, solo está indicada en pacientes con diagnóstico confirmado de cáncer de próstata y no se realiza de forma preventiva, ya que, como toda cirugía, tiene sus riesgos. Entre los que más preocupan a los pacientes están el sangrado durante la operación, la incontinencia de orina post operatoria y los trastornos en la erección. “La gran mayoría de los pacientes sienten que tienen que tratarse su cáncer, pero son capaces de privilegiar cualquier alternativa, como radioterapia, braquiterapia o incluso terapias focales, con tal de no realizarse la cirugía por el temor a la disfunción eréctil. El otro susto grande es la incontinencia, pero saben que no es tan frecuente, en cambio la disfunción eréctil les preocupa especialmente, sobre todo a los más jóvenes”, comenta el urólogo de Clínica Las Condes.

 

Ventajas de la prostatectomía radical robótica



Si bien la prostatectomía robótica y abierta tienen riesgos similares, donde sí se diferencian ambas técnicas es en el proceso preoperatorio. El especialista aclara que la primera al ser poco invasiva es menos dolorosa para el paciente, tiene menos días de hospitalización y produce menor sangrado. Sin embargo, en cuanto a control oncológico de la enfermedad, aclara que ambas son bastante similares.

Hernán Castellano optó por la prostatectomía robótica, por lo que gracias a estas ventajas, a los 10 días ya podía manejar y caminar sin problemas. “El doctor fue muy humano, la verdad es que nos sentimos muy bien. No hay palabras de agradecimiento para cómo nos trató. Sabíamos de su capacidad como médico y hoy sabemos de su integridad y calidad humana”, destaca Hernán.

A pesar de la rápida recuperación, como su rutina está bien ligada al área deportiva, volver a retomarla le tomará un poco más de tiempo. “Soy entrenador de arqueros en Argentina, por lo que mi trabajo está bien ligado al deporte. El doctor me comentó que entre un mes y un mes y medio podría reincorporarme completamente a la actividad física”, señala.
Vista 4800 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

La importancia de la alimentación para evitar cálculos renales

28 de agosto, 2020 Tratamiento y Recuperación

El aumento de las personas portadoras de cálculos renales ha sido sostenido en las últimas décadas, lo que tiene que ver principalmente con los hábitos alimentarios. Conoce más a continuación.

Leer más

¿Por qué congelar espermios?

11 de agosto, 2020 Unidad de Medicina Reproductiva

Si bien la producción de espermatozoides se mantiene por mucho más tiempo que la de óvulos, existen motivos por los que un hombre debiese preservar sus espermios. Conoce más a continuación.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios