BlogVer todas

Uso de collares de ámbar para calmar molestias en los dientes en el proceso de dentición

18 de junio, 2018 Niños
No hay evidencia que justifique el uso de collares de ámbar para calmar molestias en el proceso de dentición. ¿Qué otras alternativas se pueden utilizar?

  
No pasa de moda el uso de collares de ámbar, al  que se atribuyen cualidades analgésicas que ayudarían a calmar las molestias en el   proceso de dentición de los niños. No obstante, no hay evidencia científica que justifique su uso, indica la doctora  Ximena Larach, odontopediatra de Clínica Las Condes

Quienes optan por colocárselo a los niños dicen que el ámbar en contacto con la piel y a la temperatura del cuerpo liberaría una sustancia que aliviaría dolores, pero no es aconsejable el uso de collares por el riesgo de estrangulación o de asfixia por atragantamiento si se rompiese. “De hecho, la Academia Americana de Pediatría no acepta el uso de ningún tipo de pulseras o collares en los niños por este mismo motivo”, sostiene.

“Si los papás, a pesar de todo quieren usarlos por una cuestión de fe, se les pide que lo usen mientras alguien está observando al niño y nunca dejarlo puesto mientras duermen”, enfatiza.

La fase del proceso de dentición es un proceso normal en la infancia y no debe ser tratada con medicamentos alópatas ni homeópatas, dice la especialista. Esta etapa no ocasiona fiebre, diarrea, vómitos, ni alteraciones del sueño, sólo puede aumentar la salivación y ocasionar cierta incomodidad en el niño.

La doctora Larach aconseja formas más seguras para aliviar las molestias, como mordedores, de goma principalmente, que pueden ser fríos (no congelados). También ayuda humedecer el extremo de un tuto, enrollarlo y colocarlo un ratito al freezer para que esté frío, y pasárselo al niño para que lo muerda, ya que el frío alivia las molestias; y masajear las encías con la yema de los dedos (lavados previamente) es una muy buena ayuda.
 

¿Cuándo visitar al dentista por primera vez?


 
“Hoy día la primera visita se aconseja alrededor del primer año de vida, principalmente para evaluar el correcto crecimiento y desarrollo de maxilares y la erupción dentaria del niño, conversar con los padres sobre higiene, cepillado, hábitos, aclararles dudas y poder darles información adecuada de cómo mantener una buena salud oral en sus hijos”, indica la especialista.
 
Vista 394 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Qué es el dolor orofacial?

16 de marzo, 2017 Tratamiento y Recuperación

¿Por qué se produce y cómo se trata? Conoce la opinión de los especialistas.

Leer más

Ortodoncia invisible: cómo funciona la alternativa para mejorar la sonrisa sin llamar la atención

04 de abril, 2017 Tratamiento y Recuperación

Con tecnología digital es posible lograr los mismos efectos que con brackets. Y cada vez en menos tiempo.

Leer más

Comentarios