Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Centro Avanzado de Epilepsia

Qué es la Epilepsia

Qué es la Epilepsia

Para hablar de epilepsia, lo primero es entender qué es una crisis, ya que éstas constituyen el elemento cardinal del cuadro clínico.

Las crisis, son el conjunto de manifestaciones clínicas (habitualmente transitorias) que se observan cuando las neuronas de la corteza cerebral presentan una descarga eléctrica anormal, habitualmente descrita como paroxística e hipersincrónica.

La epilepsia es una enfermedad cerebral que predispone de forma crónica y permanente al cerebro de un individuo a experimentar crisis. Las crisis observadas en los pacientes con epilepsia no se explican por un insulto cerebral agudo, como podría ser una baja del nivel de azúcar en la sangre o una infección cerebral aguda (lo que se denomina crisis sintomática aguda), sino que están explicadas por etiologías de diversa naturaleza, que mantienen al cerebro predispuesto a presentar nuevos episodios.

Epilepsias refractarias o fármaco resistentes

 

Las epilepsias refractarias o fármaco resistentes son aquellas en las cuales hay persistencia de crisis, pese a tener un tratamiento farmacológico bien llevado y usando las dosis máximas toleradas de los fármacos antiepilépticos (FAE). Es importante destacar que esta persistencia de crisis provoca un menoscabo en el desarrollo del paciente (social, escolar y/o laboral).

Se estima que cerca de un tercio de los pacientes con epilepsia siguen teniendo al menos una crisis por año aunque tomen los mejores FAE a dosis óptimas, y de este grupo, un tercio (10% del total de pacientes con epilepsia) podrían ser candidatos a un estudio para evaluar la posibilidad de una cirugía de epilepsia.
 

¿Qué tipos de epilepsia existen?

 

No existe un solo tipo de epilepsia, por lo que muchas veces es más correcto hablar de “las epilepsias”, más que de “la epilepsia”.

Del mismo modo, existen diferentes maneras de agrupar las epilepsias. Las que se detallan a continuación, son ejemplos de cómo sistematizar los distintos grupos de pacientes.

1. En base al tipo de crisis. Esto permite que únicamente basándonos en la descripción de las crisis podamos hablar de:

  • Epilepsias con crisis de inicio generalizado
  • Epilepsias con crisis de inicio focal
  • Epilepsias con crisis de inicio focal y generalizado
  • Epilepsias con crisis no clasificables
 

2. En base al síndrome electroclínico. En ocasiones es posible identificar subtipos de epilepsias que comparten una edad de inicio, un tipo de crisis y el mismo tipo de hallazgos electroencefalográficos. Ejemplos de esto son, la epilepsia ausencia infantil, el síndrome de West, etc.

3. En base a la etiología. En algunos casos, además de conocer el tipo de crisis, es posible establecer la causa específica que explica la enfermedad. De esta manera, podemos hablar de epilepsias genéticas, estructurales, metabólicas, inmunomediadas, infecciosas y de causa desconocidas.