Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Centro Avanzado de Epilepsia

Cirugía de la Epilepsia

Cirugía de la Epilepsia

La cirugía de la epilepsia se realiza sólo en pacientes portadores de epilepsias refractaria, también llamadas fármaco resistentes. Es decir, se estima que cerca de un 10% de todos los pacientes con epilepsia, pueden ser considerados candidatos a este tipo de cirugía.

Al año 2016, tenemos en Clínica Las Condes más de 240 casos operados considerando los últimos 9 años. En el seguimiento hemos registrado un 74% de libertad de crisis en casos operados con intención curativa. Es importante destaca que más de la mitad de los pacientes operados (60%) son niños.

 

Es en los pacientes fármaco resistentes en quienes se plantea un estudio pre-quirúrgico, más aún si su epilepsia es focal. El éxito de la cirugía está directamente relacionado con la detección precoz de la condición de fármaco resistencia, así como la adecuada selección del paciente y el correcto diagnóstico pre-quirúrgico.

El tratamiento quirúrgico de las epilepsias tiene por objetivo eliminar las crisis epilépticas (cirugía curativa) o bien disminuir la frecuencia o intensidad de las crisis (cirugía paliativa). Es muy importante recalcar que además del control de las crisis, el éxito de una cirugía debe considerar el impacto que este control provoca en la calidad de vida del paciente y de su familia.

El éxito de la cirugía curativa de la epilepsia (paciente libre de crisis), fluctúa entre un 60 a 80%. Esto depende de la enfermedad que produce las crisis epilépticas, el lóbulo cerebral afectado, y el tiempo de evolución de la epilepsia.

Dentro de las cirugías resectivas podemos destacar:

 

 
  • 1. Cirugía de la epilepsia del lóbulo temporal: Donde existen diferentes técnicas quirúrgicas, dependiendo del caso, pero básicamente enfocada en el hipocampo.
  • 2. Tratamiento quirúrgico resectivo de la epilepsia extra-temporal fuera del lóbulo temporal: Dentro de éstas, las resecciones sobre el lóbulo frontal son más frecuentes que sobre los lóbulos parietal u occipital.
  • 3. Hemisferectomías funcionales: Consiste en una combinación de desconexión del hemisferio, con resección parcial del mismo. Esta técnica está indicada en pacientes con lesiones de un hemisferio, que provocan epilepsia refractaria originada en cerebro dañado y la función de ese hemisferio se encuentra perdida.
 

La cirugía no resectiva o paliativa, es una intervención de desconexión de vías cerebrales o de implantación de estimuladores que frenan la propagación de las crisis. Aquí, el objetivo es disminuir la frecuencia o intensidad de las crisis y las más utilizadas son:

 
  • 1. Callosotomía: Corresponde a la sección del cuerpo calloso, que conecta los dos hemisferios cerebrales. El objetivo de la cirugía es evitar que una crisis se propague de un hemisferio a otro. Su indicación más importante son las crisis atónicas (caídas) y las epilepsias primariamente generalizadas.
  • 2. Transección sub-pial múltiple: Son pequeñas secciones perpendiculares a la corteza cerebral, de 3 mm. de profundidad, cada 5 mm., que desconectan parte de la corteza cerebral con sus vecindades. Esto se realiza cuando el foco epileptógeno coincide con tejido cerebral elocuente, que es irresecable.
  • 3. Estimulador vagal (ENV): Es la implantación de electrodos en el nervio Vago, en el lado izquierdo del cuello. Éstos están conectados a un generador de estímulos que se implanta bajo la piel del tórax. Los estímulos van al encéfalo. Entre un 43 a 63% de los pacientes disminuye la frecuencia de sus crisis, más allá de un 50% de sus crisis originales, además de mejorar el estado de ánimo de los pacientes. Sus indicaciones y resultados son similares a la callosotomía, pero esta última al ser una cirugía intracraneana tiene mayores riesgos, elementos no presentes con el ENV, lamentablemente este dispositivo es de alto costo en nuestro medio.