Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Centro de Columna

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Teléfonos de contacto

Mesa Central:
2 2210 4000
Reserva de Hora:
2 2610 8000
Rescate CLC:
2 2610 7777

Tratamientos Quirúrgicos

Dos cirujanos ejecutan una intervención

Rizotomía percutánea:

Se realiza en pabellón, con anestesia local y con el paciente despierto o bajo sedación según la indicación de su anestesista. El paciente será acostado sobre su abdomen y su médico bajo control radioscópico dirigirá una aguja a través de la piel hasta un lugar adyacente a la articulación facetaría provocando bajo radiofrecuencia una quemadura del nervio que inerva esa articulación. 

Discectomía Microquirúrgica:

En este caso se expone sólo una pequeña parte de la columna, también a través de una incisión en la parte posterior de la columna, en la espalda, sobre el lugar en donde está la compresión del nervio, se reseca una mínima cantidad de hueso, se desplaza el nervio enfermo y se extirpa la parte de disco o hueso que comprime el nervio.

Cirugía Endoscópica de Columna:

La cirugía endoscópica de columna consiste en intervenir algunas enfermedades de la columna a través un pequeño tubo de 8mm de diámetro por el cual se ingresa una cámara y el instrumental necesario para descomprimir estructuras neurales. Habitualmente se usa para operar hernias lumbares y estenosis foraminal (estrechez del canal de salida de las raíces nerviosas). Factores como la anatomía del paciente, así como la ubicación de la zona a operar pueden hacer a un paciente un buen candidato para este tipo de procedimientos. En nuestro equipo hay especialistas formados en esta técnica, quienes evaluaran si el paciente es candidato o no para este tipo de procedimiento. 
 

Laminectomía (descompresión):

El cirujano expone la columna enferma a través de una apertura en la parte central de la espalda, luego retira el hueso de la porción posterior de la columna (las láminas) ampliando el espacio para que los nervios queden libres. Dependiendo del grado de la extirpación y del estado de la columna puede ser necesario estabilizar o no las vértebras.

Artrodesis Lumbar:

Cuando, por las características de la enfermedad o por la extensión de la resección de hueso, la columna queda inestable se realiza fijación de la misma. Existen múltiples formas de realizar la fijación, la más frecuente es la via posterior con tornillos y barras. Se deja la columna estable y rígida. Finalmente, se colocan trocitos de hueso del paciente o injertos en la columna para que en plazo de meses posterior a la cirugía se obtenga la fusión entre las vértebras. Esto es válido para cualquier fusión o artrodesis. Es importante destacar e insistir en que la fusión no se logra inmediatamente, sino que varios meses posteriores a la cirugía, en que se incorpora el injerto a las vértebras, dejándolas “pegadas como un bloque”. Esta cirugía se puede asociar a laminectomia o microdiscectomia, técnicas descritas previamente.

Cirugía Mínimamente Invasiva de Columna:

La Cirugía Mínimamente Invasiva (MISS, Minimally Invasive Spinal Surgery) es una estrategia quirúrgica para intervenir a pacientes con enfermedad de la columna a través de incisiones lo más pequeño posible. Esto permite generar el menor daño posible la musculatura paravertebral, con un consecuente mejor y más rápido postoperatorio. Los pacientes candidatos a estas técnicas serán intervenidos por expertos en dichos procedimientos con sistemas de dilatadores y canales de trabajo de última tecnología que permitirán una cirugía segura, dirigida a la zona donde se origina el dolor. 

Artrodesis cervical:

Es la unión o fusión de dos o más vértebras en la columna cervical, con el objetivo de estabilizar la columna, descomprimir las estructuras neurales (raíces y/o médula espinal), aliviar el dolor del cuello y/o brazo. La fusión se practica generalmente a través de una incisión en el cuello, en su cara anterior y/o posterior, dependiendo del problema o patología que se esté tratando. Si el procedimiento se realiza por la vía anterior del cuello, su médico extraerá el disco localizado entre las vértebras, quedando un espacio vacío en el cual colocará un espaciador (implante con injerto óseo o sustituto óseo, o injerto óseo estructural) que mantendrá la altura del espacio intervertebral mientras ocurre la fusión o unión permanente de las vértebras. Para aumentar la estabilización de la columna cervical mientras se fusionan los segmentos, su médico podrá adicionar otros implantes como por ejemplo una placa y tornillos. 

Vertebroplastía – Cifoplastía:

Cuando las vértebras están hundidas por una fractura traumática o por osteoporosis, es posible “levantar” el hueso mediante la introducción de un balón, que restaura la altura de la vértebra y agregando “cemento” que rellena ese hueco para que no vuelva a hundirse, aliviando el dolor.                          

Cirugía de deformidades de la columna (Corrección de escoliosis y cifosis):

Cuando está indicada en esta patología resulta en una solución definitiva para la gran mayoría de los niños. La cirugía es muy efectiva, pero técnicamente exigente. En lo esencial. la cirugía consiste en la fijación de múltiples vértebras con implantes de titanio y su fijación a barras posicionadas a cada lado de la columna para alinear las curvas hacia una posición más normal.

La complejidad de la cirugía, la necesidad de garantizar la máxima seguridad y protección del paciente como también el mejor resultado posible hacen que resulte clave que el subespecialista a cargo y su equipo cuenten con gran experiencia como también que la disponibilidad de apoyo técnico sea el óptimo. Por este motivo, es frecuente que previo a la cirugía el paciente reciba la evaluación de otros especialistas (pediatras, anestesistas, etc.) para asegurar que sus condiciones generales sean óptimas.

También, durante el desarrollo de la intervención quirúrgica es importante contar con una vigilancia de la función neurológica mediante el monitoreo intraoperatorio y obtener imágenes de radiología avanzada Por ejemplo, dentro del pabellón podemos utilizar radiografías, guiar la instalación de los implantes mediante navegación 3D en tiempo real y utilizar tomografía computada para el control de la posición final de estos implantes.

Cirugía Oncológica:

El tratamiento de tumores primarios de la columna y el manejo de metástasis espinales requiere un abordaje multidisciplinario y cirugía de gran complejidad, por lo que se necesitan especialistas de vasta experiencia en el manejo de estas lesiones para lograr los mejores resultados. Nuestro centro de Columna cuenta con estos especialistas y a su vez trabaja en forma mancomunada con el Centro de Oncología de Clínica las Condes.