Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Centro de Pie y Tobillo

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Teléfonos de contacto

Mesa Central:
2 2210 4000
Reserva de Hora:
2 2610 8000
Rescate CLC:
2 2610 7777

Hallux rigidus

Mujer toca el dedo izquierdo del pie

El movimiento de la articulación del dedo gordo se produce típicamente en una flexión y extensión. La extensión normal es de aproximadamente 75 grados y la flexión es de 25 grados. Cuando el dedo gordo del pie tiene un movimiento limitado, a menudo es, pero no siempre, asociado con alguna forma de artrosis del dedo gordo (hallux). Esto se conoce como hallux rigidus. El tratamiento a menudo tiene que ser quirúrgico, pero puede mejorar utilizando el calzado apropiado, aunque no soluciona efectivamente el problema.

Para tratar el dolor en la articulación del hallux, los zapatos son modificados a unos más rígidos o la inserción de un soporte duro en el calzado. Zapatos de suela delgada y con taco alto agravan esta condición, porque se ejerce más tensión sobre la articulación, lo que aumenta el dolor.

El tratamiento quirúrgico para el hallux rigidus se determina por la extensión de la artrosis y la deformidad. Para el tipo más leve de esta condición, sacar la protuberancia del hueso en la parte superior del metatarsiano es suficiente (queilectomía). A medida que la rigidez de la articulación del dedo gordo aumenta, una queilectomía no es suficiente y un corte del hueso adicional puede ser necesario (osteotomía de la falange).

El corte se hace durante una intervención quirúrgica con un pequeño cincel de hueso o sierra, esto mejora la movilidad del dedo, ya que extirpa las prominencias del hueso que altera la movilidad del hallux.

Para algunos pies con hallux rigidus la queilectomía no es suficiente. Un corte adicional puede requerirse para elevar el dedo levemente en dirección a la superficie. Esto mejora el movimiento hacia arriba del dedo del pie y hace que sea más fácil usar zapatos.

En la medida que aumenta la artrosis, la capacidad de una osteotomía tipo queilectomía para corregir el problema, mantener el movimiento y evitar que la artrosis empeore es limitado. Para estos pacientes, se lleva a cabo una fusión del dedo gordo del pie (artrodesis) o la extracción de hueso de la articulación (artroplastia). La gran diferencia entre una fusión y la artroplastia es el movimiento del dedo gordo del pie que con esta última mantiene.

La principal ventaja de una fusión es que es una corrección permanente, eliminando la artrosis y el dolor. La desventaja es la restricción de movimiento del dedo gordo del pie. Los pacientes quedan normalmente en condiciones de ejercitar y usar la mayoría de los zapatos con bastante comodidad. El uso de un taco más alto puede ser más difícil después de la fusión del dedo gordo del pie, sin embargo, la artrodesis ofrece los resultados más predecibles, aunque elimina el movimiento.

La eliminación de un hueso de la articulación (o resección y artroplastia de interposición) acorta el dedo gordo del pie ligeramente, manteniendo un cierto movimiento. Esta es una operación eficaz, en particular para individuos que preferirían mantener movimiento del dedo gordo del pie, después de este tipo de cirugía. Sin embargo, no es tan fiable y predecible como una fusión, debido a problemas recurrentes con la capacidad de fuerza  para empujar con el hallux durante el caminar. La decisión de realizar una fusión o una artroplastia de la articulación es a menudo entre el paciente y médico.

La fusión de la articulación del dedo gordo es una excelente operación que elimina la artrosis y crea una articulación rígida, pero indolora. Es posible incluso correr con una articulación del dedo gordo fusionado.