Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Centro de Pie y Tobillo

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Teléfonos de contacto

Mesa Central:
2 2210 4000
Reserva de Hora:
2 2610 8000
Rescate CLC:
2 2610 7777

Fracturas de tobillo y fijación interna

pie vendado
 

Las fracturas de tobillo pueden producirse por trauma de menor energía como una torsión, o alta energía como accidentes automóviles o caídas de altura. Existen dos tipos de lesiones que tienen diferentes efectos sobre la estructura del tobillo: uno de torsión, o uno de impacto directo sobre el tobillo.
 

La anatomía del tobillo

 

El tobillo consiste en el aspecto interno de la tibia (el maléolo medial), aspecto exterior del tobillo (peroné), y el hueso por debajo del tobillo (el astrágalo o talo). Hay muchas variedades y grados de severidad de fracturas de tobillo. Estos pueden afectar sólo al maléolo medial, el peroné, o ambos huesos (fractura bi-maleolar). A veces, el astrágalo o talo puede salirse completamente de la articulación de tobillo asociada con la fractura, en este caso lo llamamos una fractura-luxación.

En el tratamiento de fractura de tobillo, si la forma y la anatomía del tobillo no se restaura correctamente, el cartílago que es el revestimiento del tobillo es afectado y conducirá inevitablemente a la artrosis. El objetivo del tratamiento de fracturas de tobillo es reposicionar los huesos de manera adecuada, con el fin de prevenir la aparición de la artrosis. Las fracturas menores de tobillo pueden ser tratadas con una bota o yeso, sin recurrir a la cirugía. La cirugía se realiza con una incisión en uno o ambos lados del tobillo, se instalan implantes como tornillos y/o una placa de metal en el maléolo medial y el peroné, con el fin de restaurar con precisión y reducir la fractura.

Datos generales de recuperación:

 

  • Posterior a la cirugía, se deja inmovilizado el tobillo hasta el retiro de los puntos, por un tiempo aproximado de 2 semanas.
  • Puedes conducir, si el tobillo izquierdo está fracturado luego de 5 a 7 días y mucho más tarde si es el tobillo derecho.
  • Las actividades de ejercicio se inician en una piscina a las 4 semanas, bicicleta estática a las 6 semanas y máquinas bajo la supervisión de un fisioterapeuta a las 8 semana.
  • Tomará cerca de 3 meses, antes de que el tobillo empiece a sentirse cómodo, la hinchazón y dolor persistirá durante unos 6 meses, aunque de leve a moderado.
  • Los ejercicios de fisioterapia, natación y ciclismo son importantes como parte del proceso de recuperación para maximizar el fortalecimiento de la pierna y el movimiento del tobillo y se inician precozmente a los 20 a 30 días después de la cirugía.

Post-Operatorio: Reducción Abierta y fijación Interno de las fracturas de tobillo.

 

Día 1 

  • Vendaje voluminoso y férula.
  • Aplica hielo y eleva el pie 20 cm sobre la cadera.
  • Puedes tomar medicamentos para el dolor.
  • Salida de sangre a través del vendaje es esperable y normal.
  • No cargues ningún peso en pie operado.
 

1 Semana

  • Usa muletas, andador o silla de ruedas.
  • No cambies la curación.
  • No mojes la curación.
 

2 Semanas

  • Primer control.
  • Primer cambio de la curación.
  • Retiro de puntos si es posible, dependiendo de la cicatrización.
  • Bota removible.
  • Puedes ducharte, siempre que la incisión esté limpia y seca.
  • No sumerjas los pies hasta que la incisión esté completamente seco.
 

4 Semanas

  • Ejercicios en piscina.
  • Puedes soportar algo de peso en la piscina si no hay molestia o dolor.
 

6 Semanas

  • Inicia ejercicios en la bicicleta estacionaria.
  • Inicia la terapia física.
  • Necesitas terapia física durante unos meses para volver a la fuerza y movimiento.