Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
  CLC
CLCCLC
CLC
Gastroenterología

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Teléfonos de contacto

Mesa Central: 2 2210 4000
Reserva de Hora: 2 2610 8000
Rescate CLC: 2 2610 7777

Colonoscopía

Colonoscopía

La colonoscopía es un examen diseñado para estudiar el colon o intestino grueso (víscera tubular que mide aproximadamente 1½ m. de largo en los adultos, y ocupa una parte importante de la cavidad abdominal).

El examen se utiliza cuando hay sospechas clínicas de enfermedades que alteran el intestino grueso, como divertículos, tumores (cáncer), pólipos, diarreas crónicas, enfermedades inflamatorias del intestino (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn) o estudio de anemia de causa no clara, entre otras.

La colonoscopía es un examen que requiere de una fase de preparación para limpiar el intestino de restos fecales, que se efectúa en el domicilio del paciente en días previos al examen, con sustancias laxantes. El examen no requiere hospitalización.

Primero, se procede a sedar al paciente con un hipnótico, un antiespasmódico y facultativamente un opiáceo, para disminuir o atenuar las molestias dolorosas que puedan ocurrir durante la ejecución del procedimiento.

Durante el examen, que se hace bajo monitorización de presión arterial, pulso y oximetría de pulso, se hace una inspección cuidadosa del colon. Ocasionalmente, alteraciones anatómicas o presencia de deposiciones pueden impedir completar este examen.

El endoscopio posee un canal de trabajo que permite tomar muestras de tejido e incluso efectuar algunos procedimientos, como extirpación de pólipos del colon (que en el largo plazo pueden generar tumores malignos) y coagular vasos sangrantes, entre otros.

Generalmente, el examen es bien tolerado, tiene baja tasa de complicaciones y en forma excepcional se puede efectuar bajo anestesia general con ayuda de un anestesista. En ambos casos, la recuperación del paciente es satisfactoria.

Los pacientes son evaluados por un anestesista antes de retirarse de la Unidad de Endoscopía Digestiva. Dado el uso de sedación, deben irse acompañados y no deben conducir vehículos durante el resto del día ni realizar actividades laborales especiales.