Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave. En caso de no tenerla, puede pedirla aquí

 
 
logo clc
  logo clc
Planificación

Preguntas frecuentes

1. ¿Cómo preparar mi organismo?

Es fundamental una preparación a conciencia cuando se trata de un embarazo planificado. Esto normalmente significa realizar cambios de hábitos de vida hacia un patrón de actividad física y alimentación saludable. Con esto hay que ser claro y decir que se aconseja eliminar el tabaco, alcohol y drogas recreativas.

En segundo lugar, se debe tender a disminuir los medicamentos de uso habitual o al menos sustituirlos por aquellos que no alteran el desarrollo del embarazo, por supuesto de común acuerdo con el especialista que los recetó, ya que hacerlo sin supervisión médica puede producir cuadros muy severos que incluso podrían poner en riesgo la vida de la futura madre.

Finalmente, y lo más importante, se debe hacer una consulta preconcepcional con su obstetra. Esta visita estará enfocada en tres objetivos:

a. Evaluar la condición física de la mujer y sus órganos reproductores. Peso, Presión arterial, examen mamario, Ecografía ginecológica, Papanicolaou, etc.
b. Estimar si habrá riesgos inherentes al historial médico, hábitos y actividad laboral. En relación a esto se indicarán medidas preventivas y promotoras de la salud como ciertas inmunizaciones, se harán recomendaciones en la preparación de alimentos, cuidado de mascotas u otras como las recientes indicaciones de evitar viajes a lugares de riesgo (ej. Virus Zika).
c. El médico indicará ácido fólico, cuya ingesta ha demostrado gran utilidad para la prevención de algunas malformaciones, especialmente del Sistema Nervioso Central (espina bífida), cuando se inicia al menos 1 mes antes de la concepción.

2. ¿Cuál es la mejor edad para embarazarme?

Se puede decir que no hay un límite máximo de edad para embarazarse. Sin embargo, hay que reconocer que el cuerpo de la mujer está mejor preparado para enfrentar la maternidad entre los 20 y los 30 años de vida. Antes de esto, principalmente problemas de inmadurez física y emocional, lo hacen menos recomendable.

Sobre los 30, y especialmente después de los 35 años, nos encontramos con algunos inconvenientes como una reconocida disminución de la fertilidad a medida que nos acercamos a los 40. En segundo lugar, una mayor tendencia al aborto espontáneo ocurre en mujeres de mayor edad. Además, y relacionado a esto mismo, aumenta el riesgo de tener hijos con anomalías cromosómicas, como el síndrome de Down. A los 40 años la probabilidad de tener hijos con este defecto es aproximadamente 1%, lo cual no es mucho, ya que 99% de los hijos de este grupo no tendrán Down; sin embargo, al compararlo con las mujeres de 20 años, donde el riesgo es 1 de cada 1500 (0,066%), lo hace considerablemente más riesgoso.

A esto debemos agregar que mientras mayor es la gestante, aumentan algunas patologías inherentes a la edad como Diabetes, Hipertensión, Obesidad y otros, lo cual muchas veces complica el curso del embarazo y llevan a resultados adversos como el parto prematuro y la restricción de crecimiento fetal.

A pesar de esto, no podemos decir que el embarazo en mujeres mayores esté contraindicado, ya que aun tomando en cuenta todo lo dicho, la probabilidad de finalizar el embarazo con un niño sano es muy alta.

3. ¿Cuál es mi día fértil y cómo reconocerlo?

Una mujer produce habitualmente un óvulo al mes y lo hace aproximadamente en la mitad de su ciclo (aproximadamente en el día 14 de un ciclo de 28 días). Sin embargo, debemos hacer algunas precisiones:

a. La ovulación no siempre ocurre en el día 14 y aún en mujeres muy regulares, esa fecha puede variar en dos o tres días antes o después del día 14. Ocasionalmente incluso, puede retrasarse por una o dos semanas, lo que la hace muy difícil de predecir sólo con un calendario.

b. El día más fértil no es el día de la ovulación. Se sabe que los espermatozoides necesitan pasar algunas horas en contacto con los fluidos del tracto genital femenino para "hacerse fértiles", de otro modo no son capaces de penetrar el óvulo. Este es un proceso llamado capacitación espermática.

c. Un buen método para identificar el día fértil es mediante la apreciación del moco cervical. Este es producido por las glándulas del cuello del útero y aumenta considerablemente los días previos a la ovulación. Se reconoce porque en esos días la vagina se siente más húmeda al ir al baño y si se toma entre los dedos, dicha mucosidad puede formar hilos al separarlos. La importancia de este hecho radica en que los espermios pueden sobrevivir en este fluido por dos o tres días, en espera de que se libere un óvulo; por lo tanto, no hay "un día fértil", sino dos o tres, ya que son fértiles prácticamente todos los días "húmedos".

d. Debe remarcarse que el potencial de fertilidad de la especie humana es bastante bajo y que una relación sexual en el día más fértil del ciclo, en una pareja de fertilidad normal, no logra embarazo más allá del 25-30% de las veces.

4. Si fumo, ¿cuándo lo dejo?

Si una mujer está planificando embarazarse debe dejar de fumar desde ese momento. ¿Por qué? En primer lugar, porque fumar afecta la fertilidad de hombres y mujeres, en segundo lugar, porque desde que se produce el embarazo hasta que la madre se da cuenta de ello pasan varios días y a veces semanas. Durante ese período el feto está siendo expuesto a múltiples riesgos por los tóxicos derivados del humo de cigarrillo.

5. No quedo embarazada, ¿seremos infértiles?

Se habla de infertilidad cuando una pareja no logra embarazarse luego de un período de 1 mes de buscar un hijo.
La infertilidad también incluye a aquellas parejas que tienen abortos a repetición, condición que puede ser tanto o más angustiante que la ausencia de embarazo.

Lograr un embarazo o no depende de varios factores. Entre ellos, que los órganos genitales sean normales y permitan a los espermatozoides encontrarse con él óvulo. También que exista disponibilidad de óvulos y espermatozoides normales, y que exista una adecuada migración de los espermatozoides a través de los genitales internos de la mujer para que puedan llegar a encontrarse con el óvulo. Otro tema importante es que ocurra la fecundación en la trompa de Falopio, y que el embrión viaje por la misma trompa hasta llegar al útero, donde debe implantarse y dar inicio a un embarazo. Debido a que se debe cumplir todo este proceso, es que sólo entre 20 a 25% de las parejas sanas que se exponen a un embarazo durante un mes, lo logran.

6. ¿Puedo confiar en el test de embarazo?

Sí, se puede confiar. El rango de certeza de estos test es de un 99%. Ahora, si quieres tener una confirmación del 100%, entonces debes realizar un examen de sangre (gonadotrofina coriónica o Sub Beta HCG).

7. ¿Cómo calculo mis días fértiles?

No es tan fácil como se piensa, sin embargo, habitualmente en mujeres con menstruaciones muy regulares, es decir ciclos cada 28 días, se estima que el día 14 del ciclo, es decir, 14 días después de iniciada la menstruación (primer día de sangrado) es el día más fértil del ciclo. Se recomienda relaciones sexuales dos días antes y dos días después del día 14, incluyéndolo.
Por ejemplo, si mi primer día de regla es el día 6 de junio, mi día 14 será el día 20 de junio y, por lo tanto, debo tener relaciones sexuales los días 18, 19, 20, 21 y 22 de junio.

El problema está cuando el ciclo de la mujer no es cada 28 días, o no es regular. En esos casos es aconsejable que lleves un conteo de tus días de sangrado en calendario, por lo menos durante 6 meses. Con esa información puedes ir donde tu ginecólogo o matrona para analizar las probabilidades de tus días más fértiles.

8. ¿Existen factores que reduzcan las posibilidades de quedar embarazada, como el estrés?

Sí, existen. El estrés, el tabaquismo, algunas enfermedades endocrinológicas o el sobrepeso extremo, son parte de los numerosos factores que pueden influir en las probabilidades de quedar embarazada. Por eso, es muy importante que antes de planificar un embarazo exista un control "pre concepcional" donde tu médico analizará tus factores de riesgo que pueden impedir una gestación.

Vista 1393 veces