Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Recién Nacido

Depresión posparto

La llegada del recién nacido puede desatar una serie de emociones, como felicidad, miedo y ansiedad. Algo que las mamás pueden asumir como normal. Sin embargo, el nacimiento de un nuevo ser puede provocar algo inesperado: La depresión posparto.

Hay que tener en cuenta que existe un estado de tristeza o blues del posparto de las madres que ocurre entre 48 a 72 horas después del nacimiento de la guagua. Pueden sentir labilidad emocional, ansiedad y tendencia al llanto. La diferencia con la depresión es que solo dura 2 días y desaparece sin tratamiento.

Además, hay enfermedades como la diabetes gestacional, la anemia y la disfunción tiroidea que sus síntomas se asocian a la depresión. Por esta razón, es importante acercarse a un especialista, como psiquiatra o psicólogo, quien pueda basarse más en los signos psíquicos que en los físicos. Tales como la incapacidad de disfrutar, el sentimiento de culpa o la desesperanza.

¿Cuáles son los síntomas de depresión posparto?

La depresión posparto es una enfermedad que afecta a una de cada 10 mujeres. Estas mamás, por lo general primerizas, sienten una angustia profunda y prolongada en el tiempo, lo cual las imposibilita a atender al recién nacido y realizar otras tareas diarias.

Los síntomas pueden aparecer en las primeras semanas después del parto, pero también luego de algunos meses. Estos son:

• Estado disminuido del ánimo

• Incapacidad de disfrutar

• Pérdida de motivación e interés

• Irritabilidad

• Incomunicación

• Alteraciones del sueño

• Llantos excesivos

• Dolor de cabeza y/o pecho

• Problemas de memoria y concentración

• Culpa

• Retraimiento

• Dificultad de apego con la guagua

• Ataques de pánico

• Ansiedad

• Pensamientos de ataque a sí mismas o a su guagua

En el extremo más inusual se encuentra la psicosis posparto, que afecta a una de cada 500 mujeres que dan a luz y que en la mayoría de los casos se requiere hospitalización para su adecuado manejo.

Causas de la depresión después del parto

No existe una única causa que explique el origen de esta patología. Lo cierto es que afectan factores hormonales, psicosociales y genéticos.

Cambios hormonales: Después del parto caen significativamente los niveles de hormonas, la progesterona y el estrógeno.

Factores psicosociales: La falta de sueño, la ansiedad de cuidar a su guagua, enfrentar el sentido de identidad o perder el control de su vida.

Genética: El haber padecido depresión antes del embarazo, tener trastorno bipolar o familiares con antecedentes depresivos.

Es importante que las madres que tienen los síntomas se acerquen a un especialista y reciban el tratamiento adecuado. Si no lo hacen, la depresión puede durar muchos meses o quizás más. Además, podría tener un efecto dominó en el padre y puede ser perjudicial en el vínculo entre la mamá y el hijo.

Vista 6786 veces