BlogVolver al blog

Niños y adolescentes con litiasis

14 de agosto, 2018 Niños
Alto consumo de proteínas y de sal explican patología en menores.

Los niños, al igual que los adultos, hoy día toman muy poca agua, pues prefieren las bebidas y los jugos. También ingieren muchas proteínas: carne, huevo, leches, quesos y derivados. A eso se suman los alimentos procesados ricos en sal. La trilogía perfecta para que, pese a los pocos años, los niños desarrollen cálculos renales.

El doctor Renato Gana, urólogo infantil de Clínica Las Condes, explica que desde hace diez años se ha visto un aumento de los casos de cálculos renales.

¿Cuáles son las causas de los cálculos renales?

Según el cirujano infantil, hay varias situaciones que explican este incremento de los casos. Uno de ellos tiene relación con los alimentos que están consumiendo. “Los riñones de lactantes y niños de hasta tres años son inmaduros, por lo que el exceso de proteínas y sal los daña. Lo mismo pasa con la comida chatarra y procesada”, dice.

Los niños que nacieron prematuros también tienen más riesgo de producir este tipo de piedras, ya que para tratar la inmadurez de sus pulmones se les indica diuréticos, medicamentos que aumentan esta posibilidad, incluso mientras aún son lactantes.

El urólogo también reconoce que la posibilidad de contar con mejores herramientas para el diagnóstico como las ecografías, el escáner y pielotac hoy permite detectar cálculos con mayor precisión que antes lo que, en un porcentaje menor, también podrían explicar el aumento.

Estudio y tratamiento de cálculos renales en niños

Cuando un niño presenta cálculos renales, y existen además antecedentes familiares de la enfermedad, estudiar la composición de estas piedras pueda ayudar a prevenir formaciones futuras.

El doctor Renato Gana señala que, al igual que en los adultos, un niño que presenta cálculos renales, en los cinco años que siguen tienen un 50% de probabilidades de hacer un nuevo cálculo renal.

“Los cálculos renales tienen que estudiarse. Es importante saber cuál es la causa de la formación y para eso se puede indicar un estudio metabólico para saber si es producto de una enfermedad metabólica, o algún problema hormona. Según eso, se pueden dejar distintos tipos de tratamientos”, agrega el especialista.

Si a la consulta llega un menor con dolor abdominal y existen antecedentes de litiasis en los padres y abuelos, se puede sospechar de un cálculo renal en ese menor también.

Como parte del tratamiento también se dejan recomendaciones relacionadas con los hábitos alimenticios:


  • Disminuir el consumo de sal.
  • Bajar consumo de alimentos procesados, carnes y productos lácteos.
  • Aumentar la ingesta de agua.

No tratar la litiasis renal en los menores tiene consecuencias. “Si el cálculo tapa el uréter o el riñón es una verdadera urgencia porque la orina se acumula y se produce una infección (pionefrosis)”, reconoce el doctor Gana.

Respecto del tratamiento, el especialista destaca que hoy existe instrumental flexible y de un tamaño adecuado para extraer las piedras, que son mínimamente invasivos. Así, se evitan las cirugías abiertas que eran la única solución que había algunos años atrás. Por lo mismo, los niños que deben ser sometidos a estos procedimientos se recuperan antes y con menor riesgo de infecciones en la zona intervenida.

Vista 405 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Cómo saber si un niño tiene un cálculo renal?

23 de abril, 2019 Tratamiento y Recuperación

Los cálculos en los riñones, dolorosa condición, está afectando cada vez más a niños y adolescentes en Chile.

Leer más

Exitoso operativo quirúrgico infantil en Iquique

04 de abril, 2019 Por ti vamos más allá

Cirujanos infantiles de Clínica Las Condes realizan operativos quirúrgicos en Iquique.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios