BlogVolver al blog

Niña vestida de blanco sonríe

Cirugías infantiles más comunes

10 de junio, 2019 Niños
Un equipo de profesionales de primer nivel, sumado a técnicas mínimamente invasivas y anestesias seguras, permiten enfrentar estos procedimientos con tranquilidad y excelentes resultados.

Existen varias enfermedades infantiles que necesitan de una cirugía para ser sanadas y que son mucho más comunes de lo que se cree. Sin embargo, al tratarse de sus hijos, muchas veces pequeños, algunos padres suelen sentir temor, principalmente por desconocimiento. Pero lo cierto es que las tecnologías que se utilizan en la actualidad, sumado a equipos de anestesistas especializados en pediatría, hacen de estos procedimientos algo seguro y de rápida recuperación.

“En Clínica Las Condes tenemos un grupo de cirujanos capacitados para resolver y cubrir en forma muy satisfactoria y segura todas las necesidades quirúrgicas del mundo pediátrico”, dice el doctor Jorge Godoy, jefe de Cirugía Infantil de Clínica Las Condes.

Dentro de ellas podemos diferenciar un grupo de patologías que se operan en forma electiva y otras que suelen ser operadas de Urgencia.

 

Cirugías electivas más comunes

 
  1. Hernia inguinal: Se trata de un aumento de volumen o bulto en la zona de la ingle, generalmente en el lado derecho, más frecuente en niños hombres, sobre todo en los que han presentado prematurez. Se caracteriza porque el aumento de volumen aparece y desaparece y puede presentar intenso dolor. Si esto sucede el paciente debe consultar en un servicio de urgencia. El tratamiento es la cirugía, que puede ser ambulatoria y laparoscópica, suele ser de muy rápida recuperación.
  2. Hernia umbilical: Consisten en un aumento de volumen en el ombligo, que suele desaparecer a la compresión y, en muchas oportunidades, produce dolor. Se observa en hombres como mujeres. “Muchos niños nacen con esta condición y la hernia cierra espontáneamente durante los primeros años de vida. Sin embargo, si es de gran tamaño, duele o persiste más allá de los 5 o 6 años, es recomendable la evaluación por el cirujano infantil para definir los pasos a seguir”.
  3. Fimosis: Es la estrechez del prepucio que determina la imposibilidad de asomar el glande, fenómeno que debiera darse en el 90% de los niños mayores de 4 o 5 años. Si un niño a los 2 años no retrae el prepucio o no asoma el glande, es recomendable una evaluación con el cirujano pediátrico o úrologo pediatra. En caso de confirmarse una fimosis o estrechez patológica la solución es la cirugía que se llama circuncisión y consiste en eliminar la piel estrecha.
  4. Lesiones cutáneas (quistes cutáneos): Es frecuente que los niños tengan pequeños bultitos bajo la piel conocidos como quistes sebáceos. Estos quistes tienden a crecer e infectarse, por lo que es recomendable extirparlos.
  5. Varicocele: Se manifiesta como un aumento de volumen por encima del testículo. Se presenta principalmente al lado izquierdo y se caracteriza por unas venas gruesas que crecen cuando el niño puja o tose. Esta patología requiere evaluación por el especialista para definir si es necesario una cirugía. En algunos niños puede producir molestia y dolor y hay alguna evidencia que apoya el hecho que aumentaría la frecuencia de infertilidad.
  6. Criptorquidia: Corresponde a la ausencia de uno o ambos testículos en la bolsa escrotal, producido generalmente por un descenso incompleto del testículo. Este fenómeno también amerita evaluación por el especialista, apenas realizado el diagnóstico frente a la sospecha de un testículo de menor tamaño, raro, o no palpable. La indicación quirúrgica en general es recomendada a partir de los 6 meses. Postergar indefinidamente una cirugía criptorquidia puede dañar el testículo.
 


Cirugías de urgencia

 
  • Apendicitis aguda
Es la patología quirúrgica abdominal de urgencia más frecuente en la edad pediátrica. Existen niños operados de apendicitis que tienen mejor evolución que otros y que son aquellos que se operan sin perforación apendicular. Si esto sucede, en general, se habla de peritonitis, en cuyos casos la evolución puede ser más complicada y prolongada.
En Clínica Las Condes tanto las apendicitis agudas como las peritonitis apendiculares son operadas con excelentes resultados por vía laparoscópica, o mínimamente invasiva, disminuyendo así las complicaciones perioperatorias, la estadía hospitalaria y las secuelas cosméticas de una incisión.
Los síntomas de una apendicitis son dolor abdominal que en el transcurso de 8 a 24 horas suele localizarse en la parte baja derecha del abdomen, asociado a dolor a la palpación en esa zona. En muchas oportunidades también se presenta fiebre, decaimiento y vómitos. Frente a estos síntomas es recomendable consultar en un servicio de urgencias, a su pediatra o cirujano infantil.
  • Heridas
Más del 50% de los niños tendrá aluna herida en su vida y las más frecuentes son la herida frontal, la ciliar (ceja), la herida de mentón y las de rodilla. “En todas estas oportunidades recomendamos el adecuado aseo y cierre, el cual puede ser hecho con la clásica sutura con hilos o con sutura líquida que se conoce como pegamento. Nuestra labor como cirujanos es obtener el cierre de la herida lo más satisfactorio posible y acompañar la evolución de la cicatriz para aminorar las secuelas cosméticas”, agrega el doctor Godoy.

 


Anestesia segura



La anestesia pediátrica es motivo de preocupación permanente de las familias. Sin embargo, según explica el doctor Godoy, hoy en día es un proceso seguro debido a la tecnología que permite contar con modernas máquinas de anestesia y monitores que vigilan durante todo el acto quirúrgico los signos vitales y hermodinámicos del niño.
 

“Contamos con un equipo altamente especializado de anestesiólogos pediátricos capaces de dar anestesia en cirugías de alta complejidad de todo tipo”, dice el especialista.

Vista 557 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Cómo saber si tu hijo tiene hidrocele?

13 de junio, 2019 Niños

Es frecuente que, en algunos recién nacidos, sobre todo prematuros, se les forme una acumulación de líquido entre las capas del testículo, provocando pesadez e hinchazón en la zona. Si bien la condición puede desaparecer antes de cumplir el año, cuando esto no ocurre se debe optar por una cirugía.

Leer más

¿Cómo saber si un niño tiene un cálculo renal?

23 de abril, 2019 Tratamiento y Recuperación

Los cálculos en los riñones, dolorosa condición, está afectando cada vez más a niños y adolescentes en Chile.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios