BlogVolver al blog

Mujer se palpa las manos

Trasplante de ganglios autólogos: Una cirugía emergente en Chile

26 de marzo, 2019 Tratamiento y Recuperación
En esta intervención el paciente recibe ganglios de su propio cuerpo para tratar el linfedema de la zona afectada.

El 18 de enero pasado, Claudia Clericus, de 56 años, recibió un doble trasplante de ganglios para tratar la hinchazón que sufría en su brazo derecho producto de un linfedema, cirugía innovadora que sólo la han realizado dos médicos en Chile. Entre ellos, doctor Nicolás Pereira, cirujano plástico y reconstructivo de Clínica Las Condes.

¿Qué es el linfedema?

Se trata de una patología que afecta al sistema linfático, red que drena el líquido que se acumula en los tejidos hasta la sangre. En Chile, dentro de las principales causas está el secundario al tratamiento del cáncer, en especial el cáncer de mama y el cáncer ginecológico. “La resección de ganglios, la radioterapia, la quimioterapia y la obesidad, aumentan el riesgo de linfedema”, explica el doctor Pereira.

Esto mismo fue lo que le ocurrió a Claudia, quien fue diagnosticada con cáncer en su mama derecha y en enero de 2006 fue sometida a una cirugía para extraer el tumor y otras zonas que pudiesen estar comprometidas. Sin embargo, tres años después de la operación comenzó a sentir los síntomas del linfedema.
 

“Lo primero que sentí fue que no me podía poner anillos, me apretaban. Mi brazo empezó a aumentar de volumen progresivamente”, explica Claudia.


Es ahí cuando decide visitar al doctor Pereira, quien le indica que debe realizarse un doble trasplante de ganglios autólogos, intervención que tiene como fin tomar los ganglios del mismo paciente desde una zona cuya función es prescindible y transferirlos mediante microcirugía a partes de la extremidad afectada.

 

¿En qué consiste la cirugía del trasplante de ganglios?



En el caso de Claudia, se obtuvieron ganglios de alrededor del estómago trasplantándolos hacia la axila y el antebrazo.

La intervención duró 11 horas y, además del doctor Pereira con su equipo, participaron el doctor Ricardo Funke y su equipo de cirugía digestiva, y Nora Córdoba, kinesióloga que estuvo a cargo de tratar a la paciente durante el pre y post operatorio.

“Esta operación no sólo detuvo la hinchazón, sino que rápidamente la ha reducido. La cirugía se demora más o menos tres meses en dar los resultados máximos”, agrega la paciente.
Vista 454 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Cuidado y manejo de las heridas

04 de abril, 2019 Tratamiento y Recuperación

Cualquier herida o lesión debe ser evaluada y tratada de manera correcta y oportuna, con el fin de evitar complicaciones.

Leer más

Cirugía Plástica: seguridad en los procedimientos

15 de marzo, 2019 Familia

Las certificaciones del cirujano y del recinto de salud son importantes a la hora de optar por una cirugía plástica o reconstructiva.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios