BlogVolver al blog

¿Qué es el linfedema?

29 de enero, 2018 Adultos
Pacientes operados de cáncer de mama o cáncer ginecológico pueden sufrir este trastorno.


El sistema linfático es parte del sistema inmune y es el encargado, entre otras cosas, de llevar líquido desde los tejidos hacia el sistema circulatorio. Por distintas razones, este mecanismo de transportes falla y el líquido se comienza a acumular principalmente en las extremidades, provocando una hinchazón o edema que se conoce como linfedema.
 
El doctor Nicolás Pereira, cirujano plástico y reconstructivo de Clínica Las Condes, explica que dependiendo de la causa, el linfedema se clasifica en primario cuando se produce por anomalías en el desarrollo del sistema linfático, o secundario, cuando es consecuencia del daño de vasos linfáticos producto de un traumatismo, cáncer, cirugía o infección. Las zonas más comprometidas son las extremidades inferiores (90% de los casos), extremidades superiores (10%) y, en pocas ocasiones, los genitales (menos del 1%)
 
Con mucha frecuencia, las pacientes con cáncer de mama o ginecológico (cérvico uterino o endometrio) presentan linfedema secundario al tratamiento quirúrgico en el cual se remueven o están afectados los ganglios”, dice este especialista.
 
En los casos en que se realiza la extracción de ganglios por cáncer de mama (vaciamiento o disección axilar) el linfedema se presenta en el 29-49% de las pacientes, mientras que si se realiza una biopsia de ganglio centinela la incidencia es del 5-7%. Cuando se trata de un cáncer ginecológico con disección ganglionar, hasta un 20% de los casos pueden presentar linfedema. Si, además, el o la paciente recibió radioterapia como parte del tratamiento, el riesgo aumenta.
 
¿Cuáles son los síntomas principales? “Los pacientes con linfedema presentan edema o aumento de volumen (hinchazón), sensación de pesadez y adormecimiento de la(s) extremidad(es), lo cual puede estar asociado o no a episodios de infección a repetición (celulitis) que deterioran aún más la función linfática”, explica el doctor Pereira.
 
Para diagnosticar el linfedema, se pueden indicar distintos métodos diagnósticos como la linfocintigrafía, linfo-resonancia y la linfografía con verde de indocianina. También se indican para evaluar el estado funcional del sistema linfático y así seleccionar el tratamiento más adecuado para cada paciente.
 
 
Vista 3209 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Cuidado y manejo de las heridas

04 de abril, 2019 Tratamiento y Recuperación

Cualquier herida o lesión debe ser evaluada y tratada de manera correcta y oportuna, con el fin de evitar complicaciones.

Leer más

Trasplante de ganglios autólogos: Una cirugía emergente en Chile

26 de marzo, 2019 Tratamiento y Recuperación

En esta intervención el paciente recibe ganglios de su propio cuerpo para tratar el linfedema de la zona afectada.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios