BlogVolver al blog

Espesor del melanoma ayuda a conocer su agresividad

23 de mayo, 2018 Adultos
Cantidad y tipos de genes que mutan la explican.


El melanoma es un tipo de cáncer de piel que se origina en los melanocitos, células de la piel encargadas de producir melanina, pigmento que da color, que nos protege parcialmente de los efectos dañinos del sol y que forman los lunares. Cuando este tipo de células comienza a crecer de manera descontrolada, se comienza a desarrollar el cáncer.
 

Tipos de melanoma


 
¿De qué depende que un melanoma se vuelva agresivo? Según explica el doctor Rodrigo Schwartz, dermato-oncólogo de Clínica Las Condes, la agresividad de un melanoma depende fundamentalmente del grosor de éste, al momento del diagnóstico.
 
“Técnicamente, se denomina "Índice de Breslow" y corresponde a una medición del espesor del melanoma en las distintas capas de la piel, mediante un microscopio. A mayor índice de Breslow, mayor es la probabilidad de que el melanoma se haya extendido más allá de la piel como a los ganglios más cercanos o a otros órganos”, explica el especialista.
 
Por ejemplo, un melanoma de menos de 0,8 mm de espesor se considera "delgado" y tiene una muy baja probabilidad de haberse extendido más allá de la piel.
 
Los melanomas pueden variar significativamente en su grado de agresividad. Así, hay melanomas muy agresivos como el melanoma nodular, que crece muy rápido (meses) y desarrolla rápidamente metástasis a los ganglios y órganos distantes.
 
También hay otros, como el melanoma tipo lentigo maligno, que es de muy lento crecimiento y que por años puede mantenerse del mismo tamaño (incluso décadas), sin invadir localmente y tampoco hacer metástasis. Este último suele aparecer en zonas de la piel muy expuestas al sol. 
 
“El trasfondo biológico detrás de estos ejemplos corresponde a la presencia de distintas mutaciones en genes específicos que están involucrados en la replicación de los melanocitos”, indica el especialista. Estas mutaciones pueden ser hereditarias o adquiridas como lo que ocurre con el daño en el ADN que provoca la radiación ultravioleta. “Según el tipo y la cantidad de genes mutados se expresa un melanoma de mayor o menor agresividad”, señala el doctor Schwartz.
 
Pero no sólo depende de los genes, el sistema inmune del paciente que padece de melanoma también es muy importante. “Se sabe que en aquellos pacientes con deficiencias en la inmunidad presentan tumores con mayor agresividad. De hecho, la mayoría de los nuevos medicamentos para el tratamiento del melanoma avanzado, estimulan la inmunidad del propio paciente para ir controlando la progresión de la enfermedad”, explica el dermato-oncólogo.
Vista 567 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

10 preguntas que te debes hacer antes de tomar sol

10 de enero, 2020

Con la ayuda de la doctora María Luisa Sáenz de Santa María, dermatóloga de Clínica Las Condes, te entregamos la información necesaria para que puedas disfrutar del sol y la vida al aire libre en forma responsable estas vacaciones.

Leer más

¿Cómo reconocer un lunar maligno?

27 de diciembre, 2019 Tratamiento y Recuperación

El cáncer de piel es una enfermedad que ha ido aumentado a pasos agigantados los últimos años y que puede ser mortal. La detección precoz es fundamental para lograr un buen pronóstico.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios