BlogVolver al blog

Anorgasmia femenina: un problema con solución

22 de noviembre, 2017 Adultos
Hay mujeres que nunca han tenido un orgasmo y otras que dejan de tenerlos. ¿Por qué pasa y se puede recuperar?

La anorgasmia femenina es la dificultad persistente y recurrente en una mujer para llegar al orgasmo, momento de descarga de la tensión sexual, que generalmente se acompaña de una sensación subjetiva de placer intenso.

 

En los casos de anorgasmia, a pesar de poder existir deseo sexual y una adecuada excitación, hay ausencia de orgasmo, independiente del tipo de estimulación.

 

Los orgasmos varían en intensidad, y su frecuencia y la estimulación necesaria para causarlos también dependen de cada mujer, aunque la mayoría no tiene orgasmos de forma sistemática sólo con la penetración.

 

Rodrigo Jarpa, doctor en sexualidad humana y psicólogo de Clínica Las Condes, indica que hay mujeres que nunca han tenido un orgasmo (anorgasmia primaria) y otras que, si bien lo han tenido, han dejado de tenerlos (anorgasmia secundaria). “Es frecuente también que consulten mujeres sin ninguna dificultad para llegar al orgasmo mediante la auto estimulación, pero no así con sus parejas”, dice.

 

Las causas son múltiples y variadas y pueden estar relacionadas con problemas físicos, psicológicos o mixtos. “Las causas pueden ir desde el uso de ciertos medicamentos, enfermedades, problemas ginecológicos u otras causas orgánicas, a creencias limitantes, historia de aprendizaje, problemas de pareja, el repetir intentos de solución inefectivos, etc.”, sostiene.

 

Es un motivo de consulta bastante frecuente y de excelente pronóstico. Si bien, la mayoría de los casos se produce por causas psicológicas, es importante descartar los componentes orgánicos: en ese sentido, el trabajo multidisciplinario, por especialistas en el tema, resulta de gran importancia, dice.

 

En el caso de que no existan causas orgánicas a la base, el tratamiento indicado es la psicoterapia sexual. “En la actualidad no existe ningún fármaco cuya indicación exclusiva sea para la disfunción orgásmica”, indica.

 

Si la pareja debe participar o no depende de cada persona, pero por lo general, cuando hay pareja estable, resulta efectivo integrarla en el proceso, sobre todo cuando las dificultades se presentan en el contexto de las relaciones sexuales.

 

Eventualmente, la anorgasmia puede solucionarse sin terapia, pero cuando las soluciones intentadas no son efectivas y se siguen repitiendo, puede ser un buen momento de consultar.

Vista 9611 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Obesidad en el embarazo y sus riesgos

14 de julio, 2020 Unidad de Medicina Reproductiva

La obesidad es una enfermedad que sigue creciendo a nivel mundial y en embarazadas puede tener riesgos. ¿Cuáles son?

Leer más

¿Qué es la insuficiencia placentaria?

10 de julio, 2020 Tratamiento y Recuperación

Se trata de una complicación poco común del embarazo, pero capaz de causar crecimiento intrauterino retardado, parto prematuro o, incluso, la muerte fetal. ¿Cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento?

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios