BlogVolver al blog

Síntomas de la endometriosis: ¿cuándo se requiere cirugía?

22 de junio, 2017 Adultos
Al ser dependiente del ciclo menstrual, la endometriosis es una enfermedad que se empieza a manifestar después de la adolescencia, con un peak entre los 20 y 35 años. Sin embargo, con tratamiento y cirugías es posible mejorar la calidad de vida de las pacientes.

Entre el 10% y el 15% de las mujeres tiene endometriosis, enfermedad que afecta a más de 170 millones en todo el mundo. Aunque es considerada benigna, puede ser incapacitante y es una causa de infertilidad, detectada en la mitad de los casos.

Según explica el doctor Rodrigo Macaya, especialista en reproducción y endocrinología ginecológica de Clínica Las Condes, esta patología se caracteriza por la presencia de endometrio (tejido que recubre el interior de la cavidad uterina) fuera de su lugar habitual. “Este experimenta los mismos cambios que el tejido localizado en el útero, creciendo y madurando bajo la influencia de las hormonas ováricas (estrógenos y progesterona) y descamándose durante el período menstrual”, explica el experto.

La localización más frecuente de los implantes de endometrio son el peritoneo, los ovarios y los ligamentos posteriores y laterales del útero, donde se producen micromenstruaciones que provocan molestia e inflamación.

De esta forma, entre los síntomas más comunes de la endometriosis están:
 
  • Dolor anormal en la zona pélvica durante la menstruación.
  • Dolor abdominal (dismenorrea).
  • Náuseas.
  • Cólicos.
  • Dolor y molestias al mantener relaciones sexuales (dispareunia).
  • Alteraciones intestinales.
  • Dolor al defecar (disquexia).
  • Sangrado intestinal.
  • Dolor de espalda.

Aunque es asintomática entre el 15% y 30% de los casos, las pacientes afectadas comentan que no sólo afecta su calidad de vida, sino que también su capacidad laboral.

Existen ciertas condiciones que permiten sospechar la presencia de endometriosis, como:
 
  • Dolor menstrual severo que no responde a analgésicos comunes y que se hace progresivo en el tiempo.
  • Menstruaciones abundantes.
  • Ciclos cortos.
  • Inicio precoz de la menstruación.
  • Presencia de nodulaciones en los ligamentos posteriores del útero.
  • Antecedentes familiares directos con endometriosis (madre, hermana).
  • Perfil de mujer estresada y con actividad profesional intensa. Habitualmente son delgadas, activas y autoexigentes.
  • Dificultad para quedar embarazada.
 

Exámenes para diagnosticar la endometriosis



La ecografía ginecológica es fundamental en el estudio de la endometriosis. Junto con evaluar la anatomía de los genitales internos, permite identificar la presencia de quistes ováricos endometriósicos. Otros exámenes utilizados en el estudio de la endometriosis son la ecografía transrectal y la resonancia nuclear magnética (RNM) de pelvis.

El diagnóstico de endometriosis es complejo, y aun cuando existen síntomas y hallazgos en la ecografía sugerentes de endometriosis, el diagnóstico definitivo se establece a través de la visualización directa de las lesiones endometriósicas por medio de la realización de la laparoscopía.

Este procedimiento, junto con diagnosticar la endometriosis y establecer su severidad, permite realizar inmediatamente el tratamiento quirúrgico y tomar biopsia de las lesiones.
 

Tratamiento de la endometriosis

 
Si existe sospecha de que una mujer tenga endometriosis, sólo por la presencia de los síntomas antes descritos, probablemente la medida terapéutica más efectiva sea el uso de anticonceptivos hormonales que disminuyan el flujo menstrual o lo supriman. Esto, sólo para aquellas que no busquen un embarazo inmediato.

Este mismo tratamiento se usa para aquellas mujeres que padezcan de nódulos de endometriosis ubicados en el tabique recto-vaginal. Sin embargo, si no responden a los anticonceptivos, puede ser necesaria una cirugía.

Por otro lado, si la lesión ovárica y la severidad de los síntomas son mayores, también es necesario un tratamiento quirúrgico donde se extraerá la lesión, disminuyendo la cantidad de tejido ovárico y la cantidad de ovocitos presentes en ese ovario. Por este motivo se debe justificar muy bien a quien operar o no en estas circunstancias.
 

Tipos de cirugías para la endometriosis



Existen diferentes alternativas de tratamiento quirúrgico para la endometriosis.
 

Cirugía endoscópica conservadora:

 
  • Ablación de focos endometriósicos
  • Vaporización de lesiones endometriósicas
  • Resección de lesiones
  • Quistectomía ovárica
  • Resección de nódulos rectovaginales
 

Cirugía endoscópica radical:

 
  • Ooforectomía
  • Histerectomía
  • Resección intestinal


Cirugía de dolor pelviano:

 
  • Resección ligamentos uterosacros y peritoneo posterior
  • Resección de nódulo rectovaginal
  • Neurectomía presacra
 

¿Puedo quedar embarazada después de una cirugía de endometriosis?


Se dice que el 40% de las mujeres afectadas con endometriosis pueden presentar problemas para quedar embarazada. Por esta razón, es importante diagnosticarla y tratarla a tiempo.

Según el doctor Gonzalo Duque, aquellos casos superficiales, tienen una alta probabilidad de embarazo en los 12 meses siguientes después de la cirugía.

Sin embargo, existe un grupo de pacientes que necesitan una infiltración con resección profunda, resecando los ligamentos por donde llega parte de la inervación del útero. “Estos casos son más severos, por lo que se necesitarán tratamientos de fertilización in vitro para lograr un embarazo. Aquí, la probabilidad de éxito dependerá fundamentalmente de la edad de la paciente y de la reserva
ovárica (cantidad y calidad de óvulos que tenga la paciente)”, agrega el doctor Duque.
Vista 53112 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Obesidad en el embarazo y sus riesgos

14 de julio, 2020 Unidad de Medicina Reproductiva

La obesidad es una enfermedad que sigue creciendo a nivel mundial y en embarazadas puede tener riesgos. ¿Cuáles son?

Leer más

¿Qué es la insuficiencia placentaria?

10 de julio, 2020 Tratamiento y Recuperación

Se trata de una complicación poco común del embarazo, pero capaz de causar crecimiento intrauterino retardado, parto prematuro o, incluso, la muerte fetal. ¿Cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento?

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios