BlogVolver al blog

Endometriosis: ¿cuándo se requiere cirugía?

22 de junio, 2017 Adultos
Con tratamiento y cirugías es posible mejorar la calidad de vida de las pacientes.

Entre el 10% y el 15% de las mujeres tiene endometriosis, enfermedad que afecta a más de 170 millones en todo el mundo. Aunque es considerada benigna, puede ser incapacitante y es una causa de infertilidad, detectada en la mitad de los casos.

Sus síntomas, como el dolor anormal durante la menstruación en la zona pélvica y abdominal (dismenorrea), náuseas, cólicos, dolor y molestias al mantener relaciones sexuales (dispareunia), alteraciones intestinales, dolor al defecar (disquexia) o sangrado intestinal y dolor de espalda, afectan la calidad de vida y afectar su capacidad laboral, según señalan las agrupaciones de pacientes, lo que las puede hacer el trabajo. Aunque es asintomática entre el 15% y 30% de los casos.

“Si existe sospecha de que una mujer tenga endometriosis sólo por la presencia de los síntomas antes descritos y no hay deseo inmediato de embarazo, probablemente la medida terapéutica más efectiva es el uso de anticonceptivos hormonales que disminuyan el flujo menstrual o lo supriman”, explica el doctor Rodrigo Macaya, especialista en reproducción y endocrinología ginecológica de Clínica Las Condes.

Cuando los exámenes muestran una lesión ovárica que sugiere la presencia de la enfermedad (endometrioma), dependiendo del tamaño de ésta y la severidad de los síntomas, también es posible indicar tratamiento quirúrgico, aunque no siempre es así. “Hay que considerar que muchas veces el tratamiento de un endometrioma requerirá la extracción de esta lesión ovárica, disminuyendo la cantidad de tejido ovárico y la cantidad de ovocitos presentes en ese ovario. Por este motivo se debe justificar muy bien a quien operar o no en estas circunstancias”, explica el especialista.

En algunos casos, en que los síntomas están dados por nódulos de endometriosis ubicados en el tabique recto-vaginal, y no responde a tratamientos con anticonceptivos, también puede ser necesaria la cirugía.

Tanto tratamientos médicos o quirúrgicos intentan reducir los síntomas o la severidad de la enfermedad, pero probablemente no logran eliminarla 100%. “A veces el tratamiento quirúrgico considera la extracción de algunos órganos como trompas y parte o la totalidad de uno o ambos ovarios. Formas más radicales para eliminar la enfermedad son la histerectomía (extracción del útero), aun cuando este es un tratamiento que sin duda no permite la reproducción posterior”, enfatiza el doctor Macaya.
 

Cinco cosas que debes saber sobre la endometriosis

 
  • Causa desconocida: las hipótesis actuales apuntan al flujo retrógrado endometrial, aunque muchas mujeres presentan un flujo retrógrado y no todas tienen endometriosis. “Al parecer la diferencia en las que presentan endometriosis se debería a problemas en el sistema inmunológico, a causas ambientales y también a alteraciones genéticas”, dice el especialista.
  • Factor estrés: se cree que puede estar relacionada con el estrés, pues suele darse en entornos urbanos con más prevalencia que en los rurales.
  • Edad: puede aparecer a cualquier edad, pero es casi inexistente en mujeres antes de la primera menstruación (menarquia) y después de la menopausia sus síntomas disminuyen con el cese definitivo de la menstruación. Generalmente afecta a mujeres en edad fértil, sobre todo entre los 20 y 30 años.
  • Tratamiento: hoy se considera que la forma más adecuada y probada para diagnosticar y tratarla es por laparoscopía. “Aun así, el momento de realizar una laparoscopía debe ser muy bien elegido, porque esto podría determinar el futuro reproductivo de la paciente”, dice el doctor Macaya. “Todo tratamiento que disminuya el flujo retrógrado como el uso de anticonceptivos podría frenar la enfermedad y en este sentido también el embarazo y lactancia (y sus cambios hormonales) logran frenar esta enfermedad en forma considerable por largo tiempo”, agrega.
  • Faltan especialistas: hay pocos profesionales especializados en endometriosis, por lo que muchas veces las afectadas pasan por una serie de médicos antes de que uno dé con la enfermedad. “Primero se descartan otros males de origen urológico o colorrectal, se hacen ecografías, exámenes hormonales o laparoscopias diagnósticas sin ofrecer un tratamiento quirúrgico adecuado de forma inmediata. Pasan una media de 6,7 años hasta lograr un diagnóstico y tratamiento adecuado”.
Vista 24530 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Embarazo y actividad física

09 de septiembre, 2019 Actividad Física

La práctica de ejercicio ayuda a fortalecer la musculatura y preparar el cuerpo para el momento del parto, entre otros beneficios.

Leer más

Cinco datos sobre la menopausia y el climaterio

09 de septiembre, 2019 Tratamiento y Recuperación

La última etapa en la vida reproductiva de la mujer trae cambios, algunos molestos para ella y su entorno.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios