BlogVolver al blog

Parto natural: ¿con o sin anestesia?

Parto natural: ¿con o sin anestesia?

15 de junio, 2017 Maternidad 0
La posibilidad de aplicar sedante existe en todo momento, si la paciente embarazada lo desea.

El parto natural es un tipo de parto normal (vaginal) en el que se realiza la menor intervención posible, dejando sólo las más necesarias, potenciando, de esta forma, el apego. La idea es que la madre elija si quiere usar anestesia, la posición en la que quiere estar durante el parto, entre otras. Sin embargo, el uso de anestesia -si la paciente lo requiere- no implica que el parto deje de ser natural, explica el doctor Felipe González, ginecólogo y parte del equipo de partos naturales de Clínica Las Condes.

“El concepto más puro del parto natural, la mayoría lo asociaciones a un parto muy radical y sin anestesia. Originalmente involucra prepararse para un parto sin anestesia, sin embargo, a medida que hemos ido avanzando y se ha ido consolidando, nos hemos ido dando cuenta de que hay otras cosas que podemos hacer en el parto natural y no está ligado al uso o no uso de anestesia, tiene que ver con tiempo de parto, con no acelerar el proceso, no programar los partos”, dice el doctor González.

Por otro lado, agrega que “muchas pacientes quieren tener el parto en privacidad, con apego y eso no necesariamente está limitado a que sea sin anestesia”, dice el especialista. Eso, porque además, la cantidad que se utiliza es mínima, dejando que la paciente tenga movilidad en las piernas y pueda pujar.

Más allá de lo técnico lo que se busca es ofrecer a las embarazadas la opción de tener su parto vaginal y tratar de evitar al máximo las cesáreas, dejándolas para los casos en que sea necesaria (emergencias). “Finalmente lo que tratamos de ofrecer es seguridad, nuestro rol como médico y el equipo es estar ahí para cuidarla, acompañarla, pero también para ayudarla cuando decidan qué quieren”, dice.

La anestesia muchas veces es “satanizada”, indica el doctor González, pero hay que vivir sin fanatismo, porque la anestesia no es mala, ni hace mal a la madre o a su hijo.



El doctor Andrés Pons, ginecólogo de Clínica Las Condes, señala que hay algunos procedimientos durante un parto que tienen que hacerse necesariamente con anestesia. “Puede ser que terminemos en una cesárea de urgencia y lo importante es que el recurso anestesista esté cercano y accesible”, enfatiza.

Califíca este artículo:
12345
Promedio: 5
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Tratamientos para la infertilidad: ¿cuándo se requiere uno de alta complejidad?

Tratamientos para la infertilidad: ¿cuándo se requiere uno de alta complejidad?

28 de noviembre, 2017 Maternidad 0

Un error frecuente es intentar la misma técnica por mucho tiempo.

Leer más

Prematuros: su lucha empieza antes

14 de noviembre, 2017 Maternidad 0

El 17 de noviembre es el Día Internacional del Niño Prematuro, quienes se enfrentan a complicaciones inmediatas y tardías. Su futuro depende de complejas tecnologías y del soporte emocional y afectivo que reciba, así como del apoyo dirigido a la reorganización de un cerebro en desarrollo.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios