BlogVolver al blog

Teratomas ginecológicos: no extraerlos puede comprometer tu fertilidad

13 de enero, 2017 Adultos
Tumores, que pueden ser tanto malignos como benignos, se presentan habitualmente en los ovarios.

Un teratoma es un tipo de tumor de células germinales primordiales, que migran durante la embriogénesis desde la pared del saco vitelino hasta el esbozo de las gónadas. Éste puede contener varios tipos diferentes de tejidos, como pelo, músculo y hueso.
 
Aparecen habitualmente en los ovarios en la mujer, los testículos del hombre y el hueso coccígeo de los niños, aunque también se pueden presentar en el sistema nervioso central (encéfalo y médula espinal), tórax o abdomen. Pueden ser benignos o malignos (cancerosos).
 
El doctor José Luis Troncoso, ginecólogo de Clínica Las Condes, explica que en las mujeres aparece entre los 15 y 50 años, son benignos y su resolución es quirúrgica, porque van creciendo, y pueden comprometen el ovario, o eventualmente, romperse. “La vía más adecuada de abordaje hoy es la laparascopía que nos permite resecarlos conservando el tejido ovárico”, sostiene el especialista.
 
La laparoscopía ginecológica permite explorar la pelvis de la mujer, evaluar el útero, las trompas, los ovarios, y evaluar si tiene elementos cancerosos u oncológicos o patología benigna, indica el doctor Troncoso. “El no someterse al procedimiento quirúrgico puede provocar el compromiso al tejido ovárico, comprometiendo la fertilidad, torsión con compromiso de la trompa y los ovarios o, no detectar un posible teratoma maligno”, advierte.
 
Por eso, enfatiza en el llamado a las mujeres, de distintas edades, pero sobre todo en edad reproductiva, para que se hagan un chequeo una vez al año que permita detectar cualquier patología que pudiese afectar su fertilidad futura y/o derivar en un cáncer o neoplasia. “Lo mismo para las mujeres mayores que ya cumplieron su edad reproductiva, lo que ahí nos interesa es detectar cualquier situación precancerosa o algún cáncer”, señala.
 
Si sientes dolor o pesadez en el área pélvica o  abdominal, durante las relaciones sexuales, distensión abdominal, náuseas, ganas de orinar con frecuencia, dificultad o ganas repentinas de evacuar  y aumento de peso, debes consultar a un especialista. 

 
Vista 78377 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Obesidad en el embarazo y sus riesgos

14 de julio, 2020 Unidad de Medicina Reproductiva

La obesidad es una enfermedad que sigue creciendo a nivel mundial y en embarazadas puede tener riesgos. ¿Cuáles son?

Leer más

¿Qué es la insuficiencia placentaria?

10 de julio, 2020 Tratamiento y Recuperación

Se trata de una complicación poco común del embarazo, pero capaz de causar crecimiento intrauterino retardado, parto prematuro o, incluso, la muerte fetal. ¿Cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento?

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios