BlogVolver al blog

Vacuna contra el virus del papiloma humano

13 de julio, 2016 Adolescentes
Prevenir enfermedades tan graves -y en algunos casos mortales- como el cáncer del cuello del útero, es uno de los beneficios de esta inoculación.

 

El virus papiloma humano (VPH) es la causa de una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes en el mundo. Gran parte de las veces no produce síntomas y debido a eso, las personas no saben que están contagiadas. Existen cerca de 100 tipos de este virus. Hay algunos que son los llamados “de alto riesgo”, que pueden causar cáncer del cuello del útero y también están los que pueden producir otras enfermedades, ya sea en hombres como en mujeres.

Existen además otros tipos del VPH llamados “de bajo riesgo”, los que pueden ser los causantes de verrugas genitales, que son lesiones también llamadas condilomas acuminados, en ambos sexos. En la mayoría de las personas, el VPH desaparece solo, sin ningún tratamiento y no causa ningún problema de salud.

En Chile, 16% de las mujeres sanas de toda edad están infectadas por el virus. “El VPH es una de las infecciones más comunes que se transmiten sexualmente”. Además se presenta en mayor proporción en los adolescentes y personas jóvenes”, afirma el doctor Tulio Rodríguez, ginecoobstreta de Clínica Las Condes.
 

Cifras nacionales



Hay estadísticas que calculan que después de un año de iniciada la actividad sexual, un tercio de las adolescentes estarán contagiadas por VPH y al cabo de tres años, estarán infectadas la mitad de ellas. Una mujer tiene 80% de probabilidades de haberse infectado con el VPH al llegar a los 50 años. Por otra parte, el riesgo de infección por VPH aumenta a mayor cantidad de parejas sexuales.

El cáncer al cuello del útero mató a 14 mujeres por cada cien mil contagiadas durante 1990. Gracias a una reorganización del método de prevención basado en el Papanicolaou, en 2013 esta cifra disminuyó a la mitad. Se espera que con una vacunación más masiva estas cifras puedan disminuir.

La vacuna contra el VPH posee una estructura genómica viral sin tener la capacidad infectante del “original”. “Existen dos tipos de vacunas, que pertenecen a distintos laboratorios. Una que induce la producción de anticuerpos para los tipos 16 y 18, y otra que además de ellos previene la aparición de las verrugas genitales, que son del tipo 6 y 11”, asevera el profesional.

En los 12 años que lleva el grupo de estudio con la aplicación, y que se someten a test anuales de niveles de anticuerpos protectores, la vacuna ha prevenido la aparición del VPH y no se han presentado disminución en la cantidad de anticuerpos contra el virus.

“Hay que resaltar, afirma el facultativo, que la vacunación no implica dejar de lado el Papanicolaou anual que todas las mujeres se deben realizar, estén o no protegidas contra los VPH”.
 

¿Por qué se recomienda su aplicación en la adolescencia?



Para muchos papás, hablar de enfermedades de transmisión sexual con sus hijos es un tema tabú. Pero se debe hacer y mientras antes, mucho mejor. La inoculación contra el VPH salva vidas y se recomienda su aplicación cuando aún no se inicia la actividad sexual. Al ser tres dosis, con un margen de tiempo entre cada una de ellas, se deben programar.

“Las mujeres adultas o que ya llevan una vida sexual activa también se pueden vacunar y desde ese momento comienza su protección contra las VPH, siempre que no hayan contraído el virus”, comenta el especialista.

Comúnmente se piensa que esto es sólo para mujeres, pero el doctor Tulio Rodríguez destaca que también protege a los hombres. “Un adolescente vacunado se protege a sí mismo y a las parejas que tenga”. Y el VPH en hombres es igualmente grave, porque puede provocar cáncer al pene.

Además, la evolución de la enfermedad en ellos es distinta a como ocurre en las mujeres, porque si bien ellas tienen un ciclo del virus que permite su detección cuando aún no se convierte en cáncer, en el caso masculino no. Se infectan y a los años puede aparecer la enfermedad declarada, sin etapas precancerosas identificables o detectables.

Si bien aún son pocos los hombres que se vacunan -10 a 2- se espera que aumente en la medida que tomen conciencia de los riesgos. Como dato adicional, el profesional destaca el aumento de los VPH en la población de hombres homosexuales y bisexuales, por lo que es necesario que tomen conciencia de su salud.

 

Vista 3449 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Embarazo y actividad física

09 de septiembre, 2019 Actividad Física

La práctica de ejercicio ayuda a fortalecer la musculatura y preparar el cuerpo para el momento del parto, entre otros beneficios.

Leer más

Cinco datos sobre la menopausia y el climaterio

09 de septiembre, 2019 Tratamiento y Recuperación

La última etapa en la vida reproductiva de la mujer trae cambios, algunos molestos para ella y su entorno.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios