BlogVolver al blog

Manos abriendo una caja de pastillas

Los métodos anticonceptivos más comunes

02 de junio, 2020 Tratamiento y Recuperación
Aunque la pastilla sigue siendo la más conocida, hay otros métodos de planificación familiar igual de eficaces. Lo importante es consultar con un especialista antes de optar por cualquiera de ellos.

En mayo de 1960 la venta de la píldora anticonceptiva fue aprobada por la Food and Drug Administration de Estados Unidos, lo que significó toda una revolución, especialmente para las mujeres. Por primera vez ellas tenían la posibilidad de planificar cuándo querían ser madres, lo que les abrió las puertas para incorporarse de manera más masiva a la educación superior y al mundo laboral.

De eso hace ya casi sesenta años y, durante todo este tiempo, los métodos anticonceptivos han ido evolucionando de manera sorprendente.

Si bien las pastillas siguen siendo el método más utilizado de planificación familiar, actualmente existen muchas otras alternativas que funcionan de manera exitosa si son usadas de forma correcta. Sin embargo, es importante consultar siempre con un especialista antes de comenzar a utilizar alguno de ellos, a pesar de que la mayoría son de venta libre en farmacias.

“Al igual que con otro tipo de fármacos, los anticonceptivos también pueden tener efectos secundarios y no funcionan de la misma manera en todas las mujeres”, explica el doctor Rafael Silvaginecólogo obstetra de Clínica Las Condes. y del Centro Médico Chicureo, Algunas de estas alteraciones pueden estar relacionadas con cambios en el ciclo menstrual, dolor de cabeza, aumento de peso y, en los casos más graves, enfermedad trombo embólica.
 
 

Distintos métodos

 
 

1. Pastillas

 
 
Se trata de un fármaco a base de hormonas que permite controlar la fertilidad en la mujer, ya que detiene la ovulación y dificulta el paso de los espermatozoides al útero. Son pequeñas tabletas que se toman todos los días durante 21 días, y luego se descansa durante 7 días, o bien se utiliza el esquema de 24 días de pastillas con 4 días de descanso, período en que se produce la menstruación.

Tiene un alto nivel de eficacia, pero ésta disminuye si se olvida tomar una o más pastillas durante el ciclo. Cada año aparecen nuevas fórmulas, con distintas indicaciones, por lo que es importante consultar con un especialista antes de ingerir alguna de ellas.
 
 

2. Anillo mensual

 
 
Al igual que los parches, es un método hormonal de liberación continua. Se trata de un dispositivo de silicona que se introduce en la vagina y va liberando hormonas. Se deja por tres semanas y en el día 21 del ciclo se retira. Durante esa semana libre de anillo, llega la menstruación. Terminado el ciclo, se be volver a poner.
 
 

3. Implante

 
 
Es una varilla, más pequeña que un fósforo, que se pone mediante una pequeña incisión en el brazo. Cada una dura tres años, tiempo en el que la mujer está protegida contra un embarazo no deseado. Además, durante este período un alto porcentaje de mujeres puede no tener menstruación, lo que muchas veces es deseado por las pacientes.
 
 

4. Parches hormonales

 
 
Es un método hormonal de liberación continua cuyo mecanismo de acción es semejante a las pastillas. Estos parches se pueden poner en el glúteo, abdomen, brazo o espalda baja. Cada uno dura una semana y por cada ciclo se ponen tres parches, uno cada semana. La cuarta semana es sin parche y es cuando llega la menstruación.
 
 

5. Dispositivos intrauterinos medicados

 
 
Contienen la hormona progestina de liberación continua desde la cavidad del endometrio y funcionan modificando el moco cervical y el endometrio. Pueden tener tres o cinco años de duración. Al igual que con los implantes, un porcentaje significativo de las pacientes puede no tener menstruación durante los años de uso, lo que muchas veces es un efecto buscado.
 
 

6. Condón femenino

 
 
Se trata de una alternativa poco conocida en nuestro país y difícil también de adquirir, ya que no está disponible en farmacias como sí lo está el condón masculino. Este método también protege de enfermedades de transmisión sexual (ETS), ya que evita el contacto de fluidos.

Es importante tomar conciencia que, en el caso de los hombres, el uso de condón es fundamental para la protección de las ETS, independiente de si la mujer utilice o no algún método anticonceptivo
 
 

7. Anticonceptivos de ciclo extendido

 
 
Las pastillas y, en ocasiones, el anillo vaginal y los parches, pueden usarse en diferentes modalidades de ciclo extendido. Actualmente, la más utilizada es el esquema 84/7 con las pastillas, que consiste en tomar durante 84 días comprimidos activos y luego 7 placebos, lo que permite tener una menstruación cada tres meses.
 
 

8. Inyección mensual y trimestral

 
 
Son hormonas inyectables intramusculares que se aplican en el brazo o en el glúteo. La principal ventaja es que no te olvidarás de ellas, como puede ocurrir con las pastillas anticonceptivas diarias. Sin embargo, es importante saber que tienen potenciales efectos secundarios que deben ser discutidos con el médico.
 
 

9. Dispositivos intrauterinos

 
 
Hay de varios tipos y materiales. En el caso de la “T” de cobre, provoca una inflamación en el útero que impide la posibilidad de embarazo. El problema es que el sangrado de la menstruación puede ser un poco más abundante.

 

“ Es importante que, si visitas a otro médico y te indica algún fármaco, le adviertas que estás utilizando anticonceptivos. Esto, porque puede que algunos medicamentos inhiban la acción del anticonceptivo y, en esos casos, es mejor cuidarse durante un período con algún otro método como el preservativo.”



 

Otros usos de los anticonceptivos

 
 
Además de prevenir embarazos, las mujeres pueden tener efectos secundarios beneficiosos:
 
 
  • Ayudar a tener la piel menos grasa.
  • Desarrollar menos acné.
  • Disminuir el flujo de la menstruación.
  • Menstruación más corta y menos dolorosa.
 

¿Cuánto debería demorar en quedar embarazada?

 
 
La mayoría de las pacientes logrará embarazarse dentro de los primeros 6 meses de suspendido cualquier método anticonceptivo. En las mujeres de 35 años o más, se sugiere consultar a partir de los 6 meses sin lograr embarazo. En el caso de las menores de 35, se puede esperar un año antes de consultar.
 

 

Vista 978 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Obesidad en el embarazo y sus riesgos

14 de julio, 2020 Unidad de Medicina Reproductiva

La obesidad es una enfermedad que sigue creciendo a nivel mundial y en embarazadas puede tener riesgos. ¿Cuáles son?

Leer más

¿Qué es la insuficiencia placentaria?

10 de julio, 2020 Tratamiento y Recuperación

Se trata de una complicación poco común del embarazo, pero capaz de causar crecimiento intrauterino retardado, parto prematuro o, incluso, la muerte fetal. ¿Cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento?

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios