BlogVolver al blog

Mujer feliz sentada en camilla conversando con su ginecóloga

Ginecología: ¿Qué esperar en cada control?

18 de enero, 2020 Tratamiento y Recuperación
El ginecólogo se ha transformado en el doctor de cabecera de la mujer. Mantener los controles al día según las distintas etapas de la vida es fundamental para prevenir y diagnosticar a tiempo ciertas enfermedades.

Mantener los controles ginecológicos al día es importante no solo en la etapa del embarazo, sino desde la adolescencia, cuando ya se pueden identificar y prevenir posibles alteraciones relacionadas con la salud de la mujer.

“Muchas veces el ginecólogo actúa como médico de cabecera de la paciente y es en esa instancia de control que se pueden determinar factores de riesgo para ciertas enfermedades, pudiendo realizar un tratamiento adecuado y derivación oportuna a otro especialista cuando esto corresponda. Afortunadamente, la gran mayoría de las pacientes tiene conciencia de que debe realizar su control de rutina y acudir al menos una vez al año al ginecólogo”, explica el doctor Marcelo Pradenas, ginecólogo de Clínica Las Condes.

Por eso, es importante saber que lo recomendable es que la primera visita al ginecólogo sea desde el inicio de la primera menstruación. En estos casos, son las ginecólogas infanto juveniles las encaradas de atender y acompañar a las adolescentes en este proceso.

“Ocurre un fenómeno muy especial, en el que la madre suele llevar a su hija al primer control ginecológico. Antes de que esto suceda, es muy importante conversar con la niña para saber si se siente cómoda o no en esta situación. De no ser así, la recomendación es que el primer control se haga con un especialista en esa edad y ya en etapas posteriores podrán ser evaluadas por ginecólogos generales”, comenta el doctor Pradenas.
 

Distintas etapas de la mujer



Si bien no es fácil delimitar edades precisas, en términos generales se pueden dividir en:
 
  • Antes de la primera regla: desde el nacimiento de la niña hasta la menarquia o primera menstruación. En esta etapa el ginecólogo solo tiene un rol si existe sospecha de alguna patología como malformaciones genitales o menarquia temprana.
  • Primera menstruación hasta el inicio de la actividad sexual: en relación a edades esto es muy personal y tiene muchas variaciones, pudiendo ser desde muy temprano o extenderse hasta edades en la adultez, si es que no hay deseo de embarazo.
  • Edad reproductiva y embarazo: antes, durante y después del parto, tanto la mujer como el niño que está por nacer necesitan ser controlados por el ginecólogo para evaluar su estado de salud y correcto desarrollo.
  • Menopausia: esta etapa, marcada por el término definitivo de la menstruación, requiere de control ginecológico adecuado para el manejo de los síntomas y la prevención de ciertas enfermedades.
 

Control y prevención



Una vez iniciada la actividad sexual, el control ginecológico, como cualquier otro chequeo médico, tiene como objetivo la prevención de ciertas enfermedades y el cuidado de la salud de la mujer. Además, se preocupa de los cuidados antes, durante y después del parto, así como del control de la fertilidad y el uso de distintos métodos anticonceptivos.

“Esto es de suma importancia, ya que una vez iniciada la actividad sexual, el control ginecológico permite la planificación del embarazo en el momento adecuado, así como la prevención de distintas patologías como enfermedades de transmisión sexual, algunos cánceres como el de mama, cuello uterino y de útero, y la prevención de otras enfermedades crónicas como sobrepeso o hipertensión”, dice el doctor Pradenas.
 

Exámenes ginecológicos más comunes

 
  • Ecografía: ya sea por vía abdominal o transvaginal, este examen permite estudiar la anatomía de útero y ovarios, y se realiza según la indicación del examen clínico que el ginecólogo realice. Sin embargo, todas las mujeres deberían realizarse una ecografía al menos una vez en la vida.
  • Papanicolau: es el estudio de las células del cuello uterino que, mediante un análisis microscópico, permite evaluar alteraciones celulares que pueden estar reflejando una patología. Se realiza en el chequeo anual con el ginecólogo y la recomendación es que todas las mujeres deben realizarse este examen después de tres años de haber iniciado su vida sexual, hasta los 65 años, siempre que éstos hayan sido normales.
Vista 1524 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Obesidad en el embarazo y sus riesgos

14 de julio, 2020 Unidad de Medicina Reproductiva

La obesidad es una enfermedad que sigue creciendo a nivel mundial y en embarazadas puede tener riesgos. ¿Cuáles son?

Leer más

¿Qué es la insuficiencia placentaria?

10 de julio, 2020 Tratamiento y Recuperación

Se trata de una complicación poco común del embarazo, pero capaz de causar crecimiento intrauterino retardado, parto prematuro o, incluso, la muerte fetal. ¿Cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento?

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios