BlogVolver al blog

Mejorar tu rutina de alimentación, ¡es posible!

Mejorar tu rutina de alimentación, ¡es posible!

29 de junio, 2016 Alimentación saludable 0
Regula los horarios de comida, añade más pescado a tu dieta, bebe más agua y reduce el tamaño del plato de fondo. Con esto, estarás cambiando un hábito al día para empezar a vivir mejor. ¿Qué esperas?

La obesidad es una enfermedad que afecta a un 25% de los chilenos, mientras que los índices de sobrepeso tampoco son alentadores. Y si nos referimos a la obesidad infantil, Chile ocupa el primer puesto en Latinoamérica, siendo el sexto a nivel mundial, con una prevalencia del 10% en menores de 6 años.
 
Con estos datos es que Clínica Las Condes se suma al desafío de Empieza a Vivir Mejor a través de una serie de acciones que sólo generarán beneficios tanto a nivel físico como emocional.
 

La importancia de la alimentación saludable


 
Una alimentación saludable y equilibrada es aquella que aporta todos los nutrientes esenciales y la energía que una persona necesita para mantenerse sana. Por esta razón, es importante mejorar la rutina diaria que, con el tiempo, se transforme en un hábito que adquiera toda la familia.
 
“El desafío de la alimentación saludable no tiene relación a la prohibición de la comida, sino en ser más ordenado. En el fondo, se debe restringir el consumo de algunos alimentos que sabemos que no son saludables, los cuales se pueden consumir, pero en menor cantidad y frecuencia”, explica el el doctor Rodrigo Alonso, nutriólogo del Centro de Nutrición y Enfermedades Metabólicas.
 
Además, el especialista agrega que “adquirir hábitos saludables no sólo permitirán mantener un peso saludable, sino que también mejorará el rendimiento y la concentración, comenzando el día con energía y con un buen estado de salud general”.
 
 

¿Cómo empezar?


 
Primero, considera que no se trata de una prohibición o una dieta poco llevadera, sino que de adquirir hábitos saludables que se puedan fomentar en toda la familia.
 
  1. Reduce el tamaño de tus platos: Un excelente desafío para comenzar este cambio es reducir el tamaño de los platos. En vez de comer un gran plato de fondo, puedes usar el plato de ensalada. Recuerda, menos espacio en el plato significa un control automático de las porciones que vas a ingerir, disminuyendo así la ingesta calórica. Con esto, das el primer paso para disminuir el sobrepeso, la obesidad y otras enfermedades relacionadas.
  2. Que tu postre sea una fruta: Es mucho más saludable que comprar un postre en el supermercado. Fortalece las defensas, previene enfermedades crónicas, entrega energía, regula la glicemia y evita el estreñimiento. Además, te permitirá cumplir con el desafío #4.
  3. Agrega más pescado a tu alimentación semanal: El pescado es más sano que la carne roja. Refuerza las defensas y disminuye los riesgos de infarto o aumento del colesterol. Además, es rico en Omega-3, fuente de proteína y hierro. Cómelo al horno o a la plancha. Si te gusta frito, debe ser sólo ocasional.
  4. Elige aceites vegetales: Prefiere alimentos bajos en grasas saturadas y colesterol. Por eso, es mejor usar aceites de oliva o canola.
  5. Busca una colación de media mañana y media tarde: Una colación permite mantener una dieta balanceada en el colegio, universidad u oficina. Deben ser saludables y livianas, pues su objetivo es que llegues al almuerzo o a la comida de noche con menos hambre. Varía los alimentos y revisa las etiquetas nutricionales para que optes por el mejor, sin caer en la monotonía.
  6. Añade 5 porciones de frutas y verduras al día: Las frutas y ensaladas son una fuente de nutrientes esenciales para mantener la buena salud del organismo. Son ricas en vitaminas, minerales y fibras, y su aporte calórico es más bajo.
  7. Reduce el consumo habitual de azúcar y sal: Baja el consumo de azúcar y sal de forma gradual, ya que el exceso se asocia a mayor riesgo de obesidad, hipertensión y caries en los niños. Por eso, aprende a leer las etiquetas nutricionales y prefiere los productos reducidos en calorías, sal, azúcar, grasas saturadas y colesterol.
  8. Toma 8 vasos de agua al día: Si eres de las personas que no toma agua, comienza paulatinamente hasta llegar a los 8 vasos. A ello, puedes sumarle té, sopa, agua de hierba o infusiones con frutas, que te permitirán tener una adecuada hidratación, porque estar bien hidratado te ayudará al estreñimiento y a eliminar toxinas. .
  9. Reta a un amigo: Al igual que los desafíos de sumar actividad física a nuestras vidas, la alimentación saludable también es más entretenida de cumplir si se hace en grupo. Por eso, cambia tu rutina con estos consejos e invita a tu familia o compañeros de trabajo. Cuando ya sientas que se transformó en un hábito, ¡lo lograste!

Con estos beneficios, ¿qué esperas para comenzar? Únete al desafío de Clínica Las Condes y ¡Empieza a Vivir Mejor!
 
Califíca este artículo:
12345
Promedio: 3,3
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Alimentación saludable post Fiestas Patrias

Alimentación saludable post Fiestas Patrias

03 de octubre, 2017 Alimentación saludable 0

¿Cómo volver a la normalidad después de varios días comiendo en exceso? Es un clásico después de feriados largos.

Leer más

Video: La Mejor Receta de Empieza a Vivir Mejor

27 de septiembre, 2017 Alimentación saludable 0

Porque queremos que empieces a vivir mejor, nuestro equipo del Centro de Nutrición y Bariátrica, junto al prestigioso chef Chris Carpentier, idearon las mejores recetas que te ayudarán a tener una vida más sana. ¿Quieres saber de qué se trata?

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios