BlogVolver al blog

Cirugía de tabique y cornetes nasales

20 de junio, 2016 Tratamiento y Recuperación
Estos dos procedimientos quirúrgicos son correcciones funcionales y devuelven la capacidad de respirar bien.

Septoplastía y turbinectomía. Son dos cirugías de nariz que están indicadas para tratar la obstrucción nasal  y recuperar la respiración. De esta manera, se consigue un  sueño más reparador y mejorar el rendimiento deportivo.

El médico otorrinolaringólogo, doctor Luis Cabezas explica que el tabique nasal está constituido por hueso en su región posterior y cartílago en la región anterior. En algunas personas, estas estructuras están desviadas provocando problemas respiratorios por esta obstrucción nasal, como ronquidos, cansancio, tos seca, garganta irritada, etc.

Para corregir esta desviación se realiza una septoplastía. “La principal causa de la corrección es la alteración funcional que produce una obstrucción nasal. También la septoplastía puede estar en el contexto de una rinoplastía con el fin de enderezar la pirámide nasal”, dice el doctor Cabezas.
Esta cirugía se puede realizar en forma endoscópica, por dentro de la fosa nasal para desviaciones localizadas o a través de una pequeña incisión en la parte anterior del tabique. La recuperación es alrededor de dos semanas y la intervención dura en promedio una hora, indica el especialista.

La tubinectomía, es otra cirugía para tratar la obstrucción nasal que se produce en los cornetes. Estas “son estructuras que están en las paredes laterales de la fosa nasal y tienen por función humedificar y calentar el aire que pasa a través de la nariz para que llegue al árbol traqueobronquial en forma adecuada”, cuenta el doctor Cabezas.

La causa más frecuente de la hipertrofia  de los cornetes que termina obstruyendo el paso del aire es la alergia nasal, aunque también puede ser constitucional. “El gran síntoma de su hipertrofia es la obstrucción nasal, no siempre es fácil poder distinguir si es el septum o los cornetes, sin embargo, se puede diferenciar pues la obstrucción por los cornetes no siempre es de la misma severidad y puede variar de acuerdo a las condiciones ambientales y época del año”, dice.

Para diagnosticar se utiliza la Tomografía Axial Computarizada (TAC), que informa el lugar de la obstrucción y la consecuencia que ello puede tener en los senos paranasales. Un segundo examen, es la rinomanometría que mide las presiones dentro de la nariz durante la respiración.“La cirugía de los cornetes se puede hacer resecando parte de ellos indicado en casos muy severos o la radiofrecuencia que permite realizar una cauterización interna mediante una aguja que se introduce en su espesor”, explica el doctor Cabezas.

Ninguna de las cirugías descritas son dolorosas: “Lo más incómodo es la estabilización del tabique que se hace mediante taponamientos, sin embargo hoy existen tapones de silicona blanda que permiten respirar y cuya extracción no es dolorosa”, menciona el especialista.
 

¿Tienes el tabique desviado?

 

Si tienes el tabique desviado, te invitamos a conocer a nuestro equipo de otorrinolaringólogos quienes son expertos en la corrección de este tipo de condiciones. Te invitamos a reservar tu hora y comenzar tu tratamiento hoy.

 

Equipo de Otorrinolaringología

 
 
Vista 111950 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Mareos en el auto

19 de febrero, 2020 Tratamiento y Recuperación

Los traslados en carreteras pueden ser un problema para quienes sufren mareos por movimiento, especialmente los niños. Conoce qué hacer en estos casos.

Leer más

¿Qué es una hemorragia en una cuerda vocal?

10 de febrero, 2020 Tratamiento y Recuperación

Lesión es común entre las personas que se dedican al canto profesional.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios