BlogVolver al blog

Doctor palpa la nariz de una paciente

Obstrucción nasal: Desviación de tabique o hipertrofia de cornetes

10 de junio, 2015 Tratamiento y Recuperación
¿Cuadros infecciosos recurrentes que se acentúan en invierno y primavera? El problema puede estar en una desviación del tabique nasal o hipertrofia de cornetes.

 

Cuatro son las funciones más importantes de la nariz: filtrar, humectar, calentar y dirigir el aire que inspiramos a la vía respiratoria inferior (tráquea, bronquios y pulmón). Ahora bien, en términos anatómicos y dividiendo la nariz en dos fosas nasales, encontramos el tabique nasal, cuya parte posterior es hueso y la anterior, cartílago. Una estructura muy sólida por encontrarse en la parte más expuesta de la cara.

Pero ¿qué ocurre cuando esa división no es simétrica por una desviación del tabique nasal? De acuerdo a lo que explica el doctor Luis Cabezas, otorrinolaringólogo de Clínica Las Condes, lo normal es que todas las personas tengan un cierto grado de desviación, lo cual no siempre reviste complicaciones.

Sin embargo, cuando el tabique está tan desviado que se llega a producir obstrucción respiratoria, lo más probable es que ocasione más de un malestar a quien lo presenta. Entre ellos:

  • Obstrucción nasal recurrente
  • Presencia de mucosidad anterior y posterior
  • Sensación de cuerpo extraño en la garganta o parte de atrás de la nariz
  • Facilidad para sangrar por la nariz
  • Roncar al dormir
  • Respirar por la boca
  • Tos seca
  • Despertar con los labios secos o la garganta irritada
 

Esto, sumado a que son los primeros en enfermarse en temporadas invernales y quienes más dificultades tienen para controlar los procesos infecciosos.

Lo anterior, señala el especialista, puede derivar en otro tipo de dificultades, sobre todo cuando la mucosidad deja de tener un aspecto cristalino o acuoso y adquiere uno más espeso y/o de coloración verdosa o amarillenta. Entonces, pueden asociarse otros síntomas como dolor de cabeza, pesadez, malestar general, dolor en los ojos o molestias en la cara y garganta que hacen pensar que se está frente a una sinusitis.

 

Hombres: quienes más consultan



Si bien este tipo de problemas anatómicas son comunes en ambos sexos, los hombres son quienes más consultan debido a que muchas veces la desviación del tabique afecta su rendimiento deportivo. Esto, por el hecho de no conseguir una ventilación adecuada.

Para un diagnóstico, junto a los signos clínicos que manifieste el paciente es necesario sumar exámenes de endoscopía, escáner y rinonanometría (que permite evaluar la permeabilidad de las fosas nasales). Con todos los antecedentes sobre la mesa, se decide el tratamiento a seguir.

El médico puede buscar alteraciones que estén obstruyendo la nariz que sean reversibles, como es el caso de las personas alérgicas, cuyos síntomas obstructivos ceden en gran parte con la administración de antihistamínicos y corticoides en inhalación. Sin embargo, en aquellos, pacientes donde existe una marcada desviación, con sus molestias asociadas, la única alternativa definitiva es la corrección quirúrgica para enderezar el tabique: septoplastía.

“La septoplastía se trata de un procedimiento simple, que no implica ningún dolor posterior. Sólo la molestia de tener que utilizar tapones en las fosas nasales por un par de días”, asegura el doctor Cabezas.

 

Súper cornetes



Pese a que en la mayor parte de los casos, el tabique desviado se asocia a la hipertrofia de cornetes nasales –estructuras vasculares que están en la parte lateral de la nariz- hay pacientes que también presentan sólo este trastorno, sin desviación incluida.

“Los cornetes nasales tienen por función humidificar y preparar el aire que entra por nuestras fosas nasales hacia los pulmones. Además de eso, brindan la sensación de que pasa el aire. Estas estructuras pueden aumentar el tamaño por distintas causas, pero la más común es la alergia, que provoca una obstrucción nasal transitoria o permanente”.

En su mayoría, estos pacientes experimentan notables mejorías con tratamiento farmacológico y medidas generales. Distinto es el caso de aquellos que tienen los cornetes más grandes de lo normal y que por lo tanto requieren una reducción de su tamaño, ya sea con técnicas mínimamente invasivas como la radiofrecuencia o las resecciones parciales de su mucosa.

 

¿Sabías qué?



Algunos estudios demuestran que gran parte de los tabiques desviados se producen durante el paso por el canal del parto y comienzan a manifestarse durante el crecimiento. En ese sentido, los niños nacidos por cesáreas tendrían una menor incidencia de tabique desviado.

 

En los niños



El tabique desviado en los niños puede tener, incluso, efectos en la conformación de su paladar y en la asimetría y separación de los dientes, debido a la presión negativa que se realiza con la respiración.

 

Solución al tabique nasal desviado y a la hipertrofia de cornetes



Si tienes el tabique desviado o si tienes hipertrofia de cornetes te invitamos a conocer a nuestro equipo de Otorrinolaringología de Clínica Las Condes, el que cuenta con especialistas expertos en el tratamiento de estas condiciones. Conócelos, reserva una hora con ellos y comienza tu tratamiento.

 
 

Equipo de otorrinolaringología

 
Vista 68922 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Cómo evitar accidentes por cuerpos extraños en la vía aérea?

17 de agosto, 2020 Tratamiento y Recuperación

Los cuerpos extraños en la vía aérea son todos los elementos que accidentalmente entran a nuestra vía respiratoria, pudiendo producir obstrucción y asfixia, con graves consecuencias especialmente en niños.

Leer más

¿Qué es un granuloma de nariz?

07 de julio, 2020 Tratamiento y Recuperación

Esta lesión en las fosas nasales, aunque generalmente es benigna, es importante revisarla a tiempo para poder descartar algún diagnóstico más complejo. Conoce más continuación.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios