BlogVolver al blog

Niños jugando en la piscina

Piscina segura en vacaciones: evita las patologías asociadas

06 de enero, 2022 Tratamiento y Recuperación
Tomar ciertas precauciones es importante para evitar las infecciones que se pueden producir por pasar mucho tiempo bajo el agua. Conoce aquí cuáles con las principales recomendaciones.

Las piscinas son la estrella de las vacaciones, pero hay que saber que existen ciertos riesgos asociados, no solo por los accidentes, sino también por la humedad y bañarse por periodos muy largos que pueden causar algunas infecciones comunes durante el verano.  

Con la ayuda de diferente especialistas CLC, te contamos cuáles son estas infecciones más comunes o las denominadas enfermedades transmitidas en aguas recreativas y qué hacer para prevenirlas.

Otitis externa

“El oído externo está formado por cartílago y eso no da mucho espacio para expandirse. Con la otitis esta zona se inflama, produciendo dolor o sensación de oído tapado. En caso de infección, por lo general el tratamiento consiste en gotas antibióticas cinco a siete días”, explica la doctora Bharti Tulsidas, otorrinolaringóloga de CLC.

Para prevenir la otitis en el verano, los especialistas entregan los siguientes consejos:
 
  • No usar cotonitos para limpiar el oído. Este hábito puede provocar lesiones en el conducto auditivo e incluso en el tímpano, predisponiendo a las infecciones. Solo se puede limpiar el pabellón auricular (la oreja).
  • Moderar el tiempo de permanencia en el agua: un niño no debería pasar más de 20 o 30 minutos seguidos en la piscina. Debe descansar fuera del agua al menos 30 o 40 minutos antes de volver a nadar. También hay que secarse el pelo después de la piscina.
  • No mojarse los oídos en la ducha y nunca lavar con jabón o champú el conducto auditivo.
  • Ante otitis muy rebeldes, el médico puede recomendar el uso de tapones o soluciones que ayuden a restablecer el pH del conducto auditivo.
  • Consultar con un especialista si el niño se queja de picazón o dolor de oídos, especialmente si se ha expuesto a humedad excesiva o ha usado cotonitos.

Infecciones urinarias

Las infecciones urinarias son una patología bastante común en verano debido a la presencia de microorganismos en el tracto urinario -riñones, uretra, vejiga- la Escherichiacoli, una bacteria que normalmente vive en el intestino. Afecta principalmente a las mujeres y sus síntomas más comunes son:
 
  • Necesidad urgente y frecuente de ir al baño.
  • Picazón o quemazón en la uretra al ir al baño.
  • Enrojecimiento de la vulva.
  • Picor vaginal.
  • También puede aparecer dolor al orinar
  • Color turbio, lechoso (espeso) o anormal de la orina.
  • Sangre y hasta fiebre y dolor renal en los casos más graves.

La mayoría de los casos el contagio es por el contacto de la zona con las bacterias. Durante el verano, debido al aumento de la temperatura, se produce también una mayor sudoración en la zona genital, facilitando el paso de las bacterias desde el área perianal a la vulva y la vagina, aumentando la posibilidad de infección.

Este mismo efecto se produce al quedarse con el traje de baño húmedo o mojado después de bañarse en la piscina o el mar.

Conjuntivitis o irritación ocular

La conjuntivitis o irritación ocular se puede producir por abrir los ojos bajo el agua con exceso de cloro en las piscinas o por contagio de adenovirus, lo que genera picazón y enrojecimiento en los ojos. El agua está contaminada con sudor, orina y fluidos corporales que, al interactuar con el cloro de la piscina, forman las cloraminas, compuestos químicos que producen mucha irritación ocular.

“La mayoría de las veces el ojo rojo después de un largo baño en la piscina es solo irritativo y, por lo tanto, transitorio. Si al niño no le molesta y cede al poco rato, no es necesario usar gotas o preocuparse. Solo debe consultar si el ojo rojo y las molestias duran hasta el día siguiente”, señala el doctor Eduardo Villaseca, oftalmólogo pediatra de CLC.

Sobre el uso de lentes de contacto en la piscina, el especialista explica que se deben retirar antes de bañarse, “ya que se contaminan de inmediato al hacer contacto con el agua, pudiendo generar infecciones muy graves, incluso si se usan lentes protectores para el agua, ya que con frecuencia se corren con los piqueros o juegos”.

Dermatitis

“En el caso de que el baño se prolongue demasiado es posible que aparezcan irritación y sequedad en la piel que, por lo general, sanan solas. Sin embargo, debido a la humedad, en algunos pacientes que transpiran mucho puede aparecer un hongo que produce pitiriasis versicolor, que se manifiesta con manchas blancas a marrones y suelen destacar en las pieles bronceadas. Esto debe ser consultado para recibir un tratamiento que muchas veces es oral”, comenta la dermatóloga Patricia Apt.

En aguas más tibias o calientes, pueden proliferar infecciones como foliculitis o pseudomonas de la piel, por lo que es necesario estar atentos a que las piscinas estén limpias y con la cantidad de cloro adecuado.

Además, hay que tener cuidado con las picaduras de insectos, como abejas. Para protegerse, se recomienda usar calzados como hawaianas.

Pie de atleta

El pie de atleta es una infección producida por hongos presentes en las superficies y que suelen afectar la planta del pie haciendo que la piel se ablande y se inflame. Incluso se pueden llegar a formar heridas y grietas dolorosas. Para prevenir es importante secar bien la planta de los pies y entre medio de los dedos después de cada baño. En caso de infección, es necesario utilizar alguna crema antimicótica.

Otras infecciones que pueden aparecer en los pies son verrugas por contaminación al caminar descalzo en superficies de piscinas o lugares públicos.




 

 
Vista 2907 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Salud auditiva: ¿Qué podemos hacer a nivel quirúrgico?

04 de marzo, 2022 Tratamiento y Recuperación

El programa de implante y encendido coclear de Clínica Las Condes busca ayudar a niños con sordera severa y profunda a escuchar y comunicarse. Conoce más en la siguiente nota.

Leer más

¿Puede el Covid-19 causar tinnitus?

09 de julio, 2021 Tratamiento y Recuperación

Un pito en el oído. Un zumbido. El sonido como del agua o viento, pero al interior de tu oído. Así se siente el tinnitus, un síntoma que puede tener muchas causas. Es más, se estima que entre el 10 y el 15% de la población general en algún momento de su vida tendrá un tinnitus.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios