BlogVolver al blog

Ejercicios de fuerza: los niños también pueden intentarlo

11 de septiembre, 2017 Niños
Lejos del prejuicio que señalaba que no deberían hacerlo, en realidad, es bueno para su salud.

Que se van a lesionar o que el niño va a quedar con una estatura baja eran algunos de los argumentos para no incentivar el ejercicio con pesas en los niños, mitos que con el tiempo se han ido derribando.

 

"Hace un par de décadas se pensaba que este tipo de entrenamiento en un esqueleto inmaduro podría modificar las proporciones corporales, como piernas o brazos más cortos; que podría lesionar el cartílago de crecimiento dejando al niño con menos estatura final; que no valía la pena entrenar fuerza en un prepúber, porque no se puede lograr hipertrofia, etcétera.", señala el doctor Francisco Verdugo, pediatra y jefe del Centro de Medicina del Deporte en Clínica las Condes.

 

Pero hoy se sabe que el entrenamiento de fuerza es vital tanto para la salud como para el rendimiento deportivo de los niños, teniendo en cuenta que debe ir de la mano con la edad y el desarrollo motor. "Es decir, se debería estimular el desarrollo de la fuerza incluso en edades preescolares, en donde el aprendizaje de los distintos gestos y movimientos corporales le darán al niño seguridad y confianza con el uso de su cuerpo", agrega el especialista.

 

Esto provocará una retroalimentación positiva para seguir moviéndose y aprendiendo movimientos cada vez más complejos. "Con esto, aumenta las probabilidades de que ese individuo en crecimiento a edades mayores logre ser un niño activo e incluso deportista. Mientras mejor base de fuerza se tiene, más seguridad de movimiento y mejor salud en edades posteriores", asegura el doctor.

 

Desde el año 2014, la Academia Americana de Pediatría reconoce el trabajo de fuerza como necesario para la salud y recomienda este entrenamiento entre 2 y 3 veces a la semana, formando parte de los 60 minutos diarios de actividad física que todo niño debiera tener para mantenerse saludable.

 

"Un punto importante es que este tipo de entrenamiento debe ser guiado por un profesional con conocimientos del trabajo en este grupo etario, ya que la mayor tasa de lesiones ocurre en adolescentes con uso de artefactos en domicilio sin supervisión profesional", dice.

 

"En un mundo en que los niños y adolescentes por primera vez tienen menos condición física y expectativa de vida que su generación anterior, el entrenamiento de fuerza, junto con el trabajo aeróbico, resultan vitales para promover y mantener activos y sanos a la población", enfatiza el doctor Verdugo.

Vista 201 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Higiene y alergias están relacionadas

27 de marzo, 2019 Tratamiento y Recuperación

Aumento de niños con alergias a los alimentos se explicaría por el exceso de limpieza.

Leer más

Cenar a diario con los niños permite adquirir buenos hábitos

06 de marzo, 2019 Niños

Una comida que incluya verduras, proteínas y frutas les entrega los nutrientes que requieren e impide que coman otros alimentos poco saludables.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios