BlogVolver al blog

Resfrío en niños ¿cómo tratarlos?

19 de septiembre, 2018 Niños
El resfrío es una infección de causa viral de las vías respiratorias superiores que afecta mayormente nariz y garganta. Los niños pueden llegar a contraer ocho o más resfriados al año, convirtiéndose en el principal motivo de ausentismo escolar.

La aparición de síntomas del resfrío es gradual, se inicia con estornudos o congestión nasal, luego secreción nasal líquida, dolor de garganta, eventualmente fiebre baja cuantía (menos de 38,5°), dolor de oídos leve y secreción ocular.

La duración de la fiebre en general es de 48 a 72 horas, mientras que la secreción nasal progresa de líquida transparente, para luego ser mucosa blanquecina y finalmente verdosa, sin significar ello que “estén infectados”. En general, duran hasta 2 semanas. “La tos inicialmente seca, luego de unos días se torna húmeda y lamentablemente es el último síntoma en ceder, hasta 3 semanas”, explica el doctor Carlos Vargas, pediatra del Centro Médico de Peñalolén de Clínica Las Condes.

Contagios y causas del resfrío

Según el doctor Vargas, “los resfríos son causados por múltiples virus que están presentes todo el año, pero en general, más en período de invierno, ya que hay mayor circulación de virus, más probabilidad de contagio persona a persona en medios de transporte, lugares cerrados (colegios, malls, supermercados) y, por ende, contagio dentro de la casa”.

Los virus flotan tras estornudos o tos durante 1 hora, pero también permanecen en las manos de las personas y las superficies que estos tocan como manillas de puertas, llaves, pasamanos del transporte público, juguetes y otros.

¿Qué hacer?

Ante los síntomas descritos, hay que considerar que el manejo es sintomático, ya que no existen medicamentos para “matar al virus” o modificar su evolución. En otras palabras, un resfrío con o sin medicamentos dura lo mismo. La utilidad de su uso radica en alivio de síntomas de malestar general, fiebre y dolor. No hay utilidad demostrada en los “descongestionantes o anti mocos” ni los jarabes para la tos, mucolíticos o expectorantes, más aun, hay efectos adversos en su uso.

“Lo principal es realizar aseo nasal frecuentemente. Los recién nacidos son respiradores nasales obligados, por lo que al tener obstruida su nariz les costará respirar, alimentarse o dormir. No pueden respirar por la boca como los adultos, tampoco pueden sonarse, por lo que requieren asistencia. La frecuencia es según necesidad, al igual que los adultos, a veces cada tan solo unos minutos, a veces después de varias horas”, explica el pediatra.

Los síntomas de secreción nasal no tienen buena respuesta al uso de descongestionantes, a diferencia de los adultos. Además, la pseudoefedrina, principal fármaco descongestionante en Chile, puede producir efectos adversos molestos tales como ansiedad, irritabilidad, palpitaciones, sensación de pecho apretado, alteración del sueño y del apetito, etc. frecuentemente atribuidos a la enfermedad. No deben utilizarse bajo los 6 años.

“Por otro lado, el manejo de la secreción nasal con antialérgicos no es útil cuando la causa del síntoma es un cuadro viral. Sirven para cuando el pediatra sospecha que su causa es alergia y no un virus”, agrega el especialista.

Para el manejo de la fiebre, dolor o malestar general, se puede utilizar paracetamol en dosis correctas, con buena eficacia y seguridad. Se recomienda tener a mano las dosis utilizadas con su pediatra. Se puede repetir máximo cada 6 horas. Si vomita el paracetamol, puede utilizarse el supositorio.

La tos es un síntoma difícil de tratar. Debemos recordar que la tos es un reflejo protector de las vías respiratorias, útil e imposible de inhibir. No hay eficacia demostrada con los fármacos disponibles para pediatría, y además pueden presentar reacciones adversas, alergias, entre otras. “Cabe mencionar que los jarabes “naturales” también pueden presentar reacciones adversas y no son de utilidad ante la tos”, dice el doctor Vargas.

El uso de antibióticos, de inhaladores tipo salbutamol o de corticoides orales, no son útiles para el resfrío. Se indican en otros diagnósticos como laringitis, bronquitis, otitis, neumonía u otros similares cuyos síntomas difieren de lo descrito y deben ser indicados tras evaluación médica.

Por otra parte, es importante mencionar algunas consideraciones generales que ayudan a enfrentar de mejor forma el resfrío:
 

  • Mantener buena ingesta de líquidos (no obligarlos a comer, pero si incentivar consumo de líquidos).
  • Los síntomas pueden ser aliviados con uso de miel. Existe evidencia de su efecto modulador de la inflamación de las vías respiratorias. Además, los cítricos son beneficiosos. Resulta práctico mezclarlos para optimizar efecto y sabor. Deben ser utilizados 3 o 4 veces al día.
  • Ambiente limpio, sin contaminación, tanto de parafina, gas, como de tabaco.
  • Ambiente con temperatura agradable, ventilación adecuada y sin exceso de humedad. Insistir en ventilación junto con el uso de estufas a parafina, gas o leña.
  • Lavado frecuente de manos (o alcohol gel), sobre todo tras contacto con nariz o boca para evitar más contagios en el círculo familiar. Asimismo, educar a toser a los niños tapando su boca con el brazo “etiqueta de la tos”.
 

¿Cuándo consultar?

Debiese concurrir a evaluación médica ambulatoria si la fiebre es de 38 grados o más, medido con termómetro, dura más de 48 horas, o si la tos va en franco aumento. “También si hay dolor de oídos persistente, síntomas intensos de aparición brusca o de duración mayor a lo descritos al inicio”, dice.

Debiesen concurrir a Servicio de Urgencia si hay intenso decaimiento, dificultad respiratoria que no cede tras aseo nasal, dificultad para alimentarse, fiebre sobre 39 grados que no cede con medicamentos, síntomas súbitos, entre otros.

¿Pueden seguir asistiendo al colegio o jardín infantil?

Si presentan fiebre o malestar general debiesen permanecer en su hogar. Si sólo presentan mucosidad o tos escasa, pudiesen ir al jardín, ya que presentarán dichos síntomas varios días. Eso dependerá del reglamento de cada institución educacional, en cuanto a asistencia con tales síntomas. En edad escolar, se sugiere no realizar actividad física, aunque los niños juegan por naturaleza en los recreos.

Vista 131 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Aftas en niños ¿qué hacer?

12 de octubre, 2018 Niños

Son molestas y dolorosas y, en general no se pueden prevenir. Suelen desaparecer tras una semana o 10 días.

Leer más

Régimen blando en niños: alimentación en caso de diarrea

09 de octubre, 2018 Niños

La sopa de pollo tiene un efecto más psicológico que físico.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios