BlogVolver al blog

Virus sincicial: a qué debes poner atención

30 de marzo, 2017 Recién nacido
La infección respiratoria comienza como un simple resfrío, que sigue con tos productiva y signos de dificultad respiratoria. ¿Cómo evitar que se agrave y evolucione a una bronquiolitis?

El virus respiratorio sincicial (VRS) es el que más infecciones respiratorias causa cada año en Chile. Es el que más hospitalizaciones generales produce cada invierno, con períodos críticos entre mayo y comienzos de septiembre, y un predominio de casos en julio y agosto. Hasta el momento, no existe una vacuna para prevenirlo (aunque hay algunas en preparación), por lo que es importante detectarlo en fases tempranas, para evitar su agravamiento.

“Durante la época de epidemia de virus respiratorio sincicial, es conveniente advertir a los padres que consultan con un lactante en la fase inicial de una infección de vías respiratorias altas, la posibilidad de evolucionar a una bronquiolitis”, dice la doctora María Angélica Palomino, broncopulmonar de Clínica Las Condes.

Una vez diagnosticada la infección, es importante que los padres entiendan la historia natural de la enfermedad, pues en algunos casos, especialmente en lactantes menores de 6 meses, puede agravarse en forma progresiva hasta el día 3 ó 4.

¿Qué es la bronquiolitis? “La bronquiolitis es una infección respiratoria viral que comienza como un simple resfrío, apareciendo dos a tres días más tarde, la tos productiva y signos de dificultad respiratoria de intensidad variable, con respiración rápida, hundimiento del pecho o bamboleo del abdomen, rechazo alimentario”, explica la especialista.

Éstos ocurren debido a la inflamación de los bronquios más finos, donde existe edema y células inflamatorias, y producción excesiva de mucus, que finalmente obstruyen la vía aérea.

El cuadro dura en promedio 7 días, pero nunca se puede descartar la posibilidad de agravamiento, dice la doctora. Por eso, hay que estar atentos a la presencia de fiebre alta, decaimiento o irritabilidad, rechazo alimentario (cuando la ingesta es menor al 50% de lo que recibe habitualmente), dificultad respiratoria con hundimiento del tórax o movimientos aumentados del abdomen, además de pausas respiratorias. Ante esto es necesario consultar inmediatamente a un especialista.

¿Qué hacer cuando el virus sincicial ya está en tu hogar?

Como principales medidas para prevenir el VRS, además del lavado de manos, está evitar la contaminación intradomicilaria, tanto del cigarro como de la calefacción con parafina o leña, ventilar los espacios cerrados, evitar el contacto con personas enfermas y estimular la lactancia materna. En niños menores de un año es mejor no llevarlos al jardín infantil y que no asistan a lugares con mucha aglomeración de gente.

“El objetivo del tratamiento médico es permitir el confort del niño, ya que no existen ningún medicamento que mejoren esta enfermedad”, dice la doctora María Angélica Palomino.

En algunas oportunidades los broncodilatadores pueden mejorar transitoriamente los síntomas, sobre todo, quienes son hijos de padres con asma o alergias. Sin embargo, no acortan la enfermedad, señala la especialista, ni garantizan que una bronquiolitis grave no aparezca. “El aseo nasal frecuente es muy importante a esta edad, ya que la mitad de la resistencia de la vía aérea está a nivel de la nariz, considerando además que menores de 4 meses son respiradores nasales obligados”, agrega.

La alimentación fraccionada le permitirá estar bien hidratados, dada la dificultad en su alimentación. Para mejor comodidad del niño, es mejor tenerlo en brazos y, es clave evitar la exposición al humo del tabaco.

Vista 46842 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Niños prematuros: una lucha por sobrevivir

07 de noviembre, 2019 Tratamiento y Recuperación

A nivel mundial, cada vez hay más niños que no llegan a las 37 semanas de gestación y nacen antes de tiempo. Además de necesitar cuidados especiales, algunos pueden quedar con secuelas por su prematurez.

Leer más

Síndrome de Prader-Willi: descontrol del apetito y conducta por causa genética

14 de agosto, 2019 Tratamiento y Recuperación

De no ser tratado de manera precoz este síndrome produce obesidad mórbida y otros riesgos asociados.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios