BlogVolver al blog

Adenoides y vegetaciones

04 de mayo, 2018 Niños
Ronquidos, respiración bucal, otitis y problemas para dormir son algunos de los síntomas más frecuentes en los niños con problemas de adenoides.

 

Los menores de 5 años son los más vulnerables a sufrir malestares por la infl amación o crecimiento exagerado de los adenoides, también llamadas ‘vegetaciones’. Ubicadas en la parte más posterior de la nariz, estas masas de tejido esponjoso son las encargadas de retener las bacterias y los virus nocivos que se inhalan.

Los adenoides protegen de enfermedades y producen anticuerpos contra infecciones, sin embargo, esta condición de actuar como barrera o filtro frente a los gérmenes hace que muchas veces aumenten de tamaño y, en algunos casos, se infecten por la sobrecarga de bacterias.

“Es esperable que frente a un resfrío u otro cuadro respiratorio viral, los adenoides se inflamen transitoriamente regresando a su tamaño una vez que se resuelve la infección. No obstante, hay niños que ya sea después de un resfrío o sin causa aparente, comienzan con respiración por la boca, ronquido o pausas respiratorias al dormir (apneas cortas). Al examinarlos, nos encontramos con adenoides grandes que obstruyen el paso de aire por la nariz, explicando las molestias del niño”, señala el doctor Andrés Lanas, otorrinolaringólogo de Clínica Las Condes.

Además de obstruir la nariz, los adenoides también pueden infectarse y favorecer problemas en los oídos e infecciones nasales. “En niños que sufren de otitis agudas repetidas, que presentan problemas de audición en relación a resfríos o moco nasal permanente a pesar de diversos tratamientos con medicamentos, se debe pensar en los adenoides como posible factor causante o asociado”, comenta el doctor.

El procedimiento habitual para la mayoría de los problemas relacionados a los adenoides son los medicamentos. Pero, si a pesar de esto, se mantienen los problemas respiratorios antes mencionados, es probable que se indique la extirpación del tejido adenoideo. Se debe tener claro que los niños no sufren ninguna alteración de la inmunidad secundaria a la extirpación de los adenoides. Esto porque la nariz y la boca no quedan desprovistas de defensas: tenemos las amígdalas palatinas (en la boca) y las amígdalas linguales (en la base de lengua) que desempeñan la misma labor que los adenoides.

 

Extirpación

 

La intervención para extraer los adenoides es más común de lo que se cree. Se realiza en pabellón bajo anestesia general y es a través de la boca, no quedando incisiones en la piel. Además, la recuperación post operatoria es muy rápida y el dolor, muy poco.

Después de la operación hay que seguir una dieta blanda y fría comer helados sin límite se convierte en una gran atracción para los niños. “Quedé muy impactada con la recuperación de mi hija. La verdad es que las primeras horas después de la operación no habló nada y sólo veía televisión. Ya en la tarde volvió a ser ella misma y quería jugar. Al día siguiente, hablaba con una voz totalmente distinta bien divertida pero estaba perfecto.

Ningún trauma ni nada. Fue una experiencia muy buena y un cambio total de vida: no supimos más de otitis. ¡Por fin! Y tampoco nos acordamos más de los adenoides”, recuerda M. Teresa.

 

Antes de la operación

 
  • Es bueno que converse con su hijo, le dé confi anza y lo apoye durante todo el proceso.
  • Cuéntele que le va a doler la garganta después de la operación, pero que usted lo va a cuidar.
  • Asegúrele que la operación no le va a quitar ninguna parte importante del cuerpo y que no va a cambiar nada de su físico.
  • Si tiene un caso cercano de alguien que se haya operado, es buena idea que le cuente su historia.
 

Síntomas de adenoides o vegetaciones

 
  • Problemas para respirar por la nariz (obstrucción nasal).
  • Respiración por la boca.
  • Ronquidos excesivos durante la noche.
  • Episodios de ausencia de respiración durante el sueño (apnea).
  • Infecciones repetidas en el oído (ponen la televisión mas fuerte o hay que repetirle o hablarle más fuerte que lo habitual para que escuche).
  • Moco nasal persistente a pesar de tratamientos con medicamentos.
Vista 3868 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Resfrío en niños ¿cómo tratarlos?

19 de septiembre, 2018 Niños

El resfrío es una infección de causa viral de las vías respiratorias superiores que afecta mayormente nariz y garganta. Los niños pueden llegar a contraer ocho o más resfriados al año, convirtiéndose en el principal motivo de ausentismo escolar.

Leer más

Tips para identificar si tu hijo tiene apnea del sueño

30 de agosto, 2018 Niños

El problema puede causar molestias al dormir, pero también mal rendimiento y conducta.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios