BlogVolver al blog

Madre con hijo abrazados

Trabajo y crianza en tiempos de pandemia

17 de julio, 2020 Niños
Este período de cuarentena ha traído nuevas consecuencias y realidades a las que nos hemos tenido que ir acostumbrando. Una de ellas es el intentar, muchas veces sin éxito, el equilibro entre trabajar y criar a nuestros hijos desde casa. Aquí compartimos algunas recomendaciones.

Sin duda, el hecho de tener que combinar el teletrabajo y la educación de los niños puede generar estrés y ansiedad en muchos padres. Para ello, la doctora Pamela Hernández, pediatra de Clínica Las Condes, recomienda primeramente asumir que es un período excepcional y nuevo para todos y que una buena medida para evitar la frustración es fijar expectativas realistas para todos los miembros de la familia.
 
“Es normal y esperable sentir diversas emociones negativas en este tiempo (miedo, angustia, tristeza, aburrimiento). Valídelas, tanto en usted como en sus hijos, e intente mirar de manera positiva este período en casa”, señala.
 
Agrega que no hay que sentirse culpable si no se logra realizar todo lo que se propone en el día. “Mientras más flexible y comprensivo sea con usted y los miembros de su familia, menos difícil será cada día. Los niños no recordarán las tareas que hicieron, sino el tiempo compartido en familia y cómo fueron acogidos por sus padres”, indica.
 
La especialista entrega algunos consejos para poder aplicar de manera flexible en este contexto:
 
  • Mantenga una rutina. Mantener una rutina diaria facilita que sus hijos puedan mantener un orden; está demostrado que mientras más predecible sea la rutina, es más fácil cumplirla.
  • Al hacer las tareas, los niños pequeños pueden mantener su atención por períodos cortos. Intercale 20-30 minutos de tareas con recreos, idealmente actividad física (bailar, saltar, etc.).
  • Los niños más grandes y los adolescentes pueden enfocarse en sus tareas tiempos más largos y tomarse un descanso cuando cambien de asignatura.
  • Según sus necesidades, ofrezca apoyo a sus hijos y deje alguno minutos de su rutina para revisar tareas o dudas.
  • Mantenga comunicación fluida con profesores; esto facilita la relación de todos los que participan en la educación de sus hijos.
  • Refuerce de manera positiva cuando logre realizar las tareas de un día; si no es así, considere que es un periodo especial y hay que tener cierta flexibilidad.
  • De ser posible, Intente turnarse con otros adultos para la supervisión. También los hijos mayores puedes ayudar a los más pequeños.
  • Cuando quiera que su hijo termine con una actividad y empiece con otra, lo ideal es anticiparle lo que viene.
  • Cuando quiera que su hijo haga algo, dele la instrucción mirándolo y con frases cortas. Espere 10 segundos, y si no le hace caso, llévelo en silencio a cumplir la tarea. Esto evita los gritos y que usted se enoje más de lo necesario.
  • Intente dar instrucciones en positivo. Es mucho mejor decir: “en esta casa nos tratamos bien”, que “no le pegues a tus hermanos”.  Cuando quiera referirse a algo negativo, dígalo como acción y no como característica (“dejaste desordenado” y no “eres desordenado).
 
 

Recomendaciones por edad

 
 
La pediatra entrega también algunas sugerencias específicas según grupo etario:
 
  • Menores de 1 año
 
Ellos necesitan mucha atención directa, pero pueden realizar trabajos en períodos más cortos de tiempo. Aproveche las siestas y momentos más tranquilos para trabajar o hacer las cosas de la casa. Alterne con períodos cortos de juego. También puede ser útil tenerlo en un portabebés, ya que el contacto con los padres los tranquiliza. Si se duermen, póngalos sobre una superficie segura para esto.
 
  • De 2 a 5 años
 
Los niños de este grupo etario también necesitan atención más directa que los niños más grandes. Además, tienen un corto tiempo de atención. Planifique varias actividades cortas mientras usted trabaja.
 
Una buena idea es realizar estaciones por las que puedan ir rotando (bloques, muñecos, manualidades, etc.). Mientras más estaciones tenga, mayor tiempo pueden pasar entretenidos. Rote los juguetes. Si va cambiando los que deja a mano del niño, se mantendrá interesado.
 
Termine algunos minutos de su propia tarea a su lado. Su hijo se sentirá acompañado. Realice intercambios de frases cortas con él, para ver que él vea que usted está interesado en lo que hace.
 
  • Niños en edad escolar
 
Intente programar un calendario relativamente flexible. Incluya varias actividades como el horario de levantarse, hacer tareas, comidas y juegos de diferentes tipos (manualidades, ayudar con tareas de la casa, lectura recreativa y tiempo de pantallas, estas últimas siempre con moderación). Idealmente integre a su hijo en la creación del horario. Intercale momentos en los que usted pueda realizar su trabajo y explique a su hijo que en esos horarios deberá ocuparse de sus propias actividades.
 
  • Preadolescentes y adolescentes
 
Este grupo es más independiente para realizar sus actividades. Pueden mantenerse largos períodos en una actividad, pero les cuesta manejar sus tiempos. Suelen quedarse dormidos más tarde, despertar más tarde y pasar largo tiempo frente a pantallas.
 
Los preadolescentes y adolescentes siguen necesitando estructura y horarios para realizar su trabajo diario. Ayúdelo a establecer objetivos que pueda lograr. Es importante fomentarles compartir en familia, pero también en esta etapa es muy importante respetarles su propio espacio a solas e incentivarles tiempo con sus amigos, ya que es una edad en que la sociabilización es fundamental.
 
 El uso de pantallas debe ser autocontrolado y permitir tiempo de ocio, juego libre, deporte, y otras actividades saludables, sin postergar ni reducir el horario de sueño.             
Vista 419 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Cómo celebrar estas Fiestas Patrias en pandemia con nuestros hijos?

15 de septiembre, 2020 Niños

Festejemos en casa y hagamos de este 18 algo distinto para los niños.

Leer más

Primeros auxilios en niños y adolescentes: ¿Qué hacer ante una emergencia?

10 de septiembre, 2020 Tratamiento y Recuperación

Saber qué hacer cuando ocurre algo imprevisto, a cualquier hora y en cualquier lugar, es muy importante, sobre todo cuando se trata de que algo les ocurre a nuestros hijos, ya que los niños menores de 5 años y los adolescentes están en mayor riesgo de tener accidentes.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios