BlogVolver al blog

niño con termómetro en la boca

¡Cuidémonos del Virus Respiratorio Sincicial!

23 de mayo, 2022 Tratamiento y Recuperación
Llegan los días fríos y con ellos las enfermedades típicas de la temporada, entre las que destaca el temido Virus Respiratorio Sincicial (VRS). Sigue leyendo para conocer más sobre este virus, prevención y cuidados.

Durante los últimos meses se ha producido un desconfinamiento progresivo debido al levantamiento de algunas restricciones sanitarias. Por esto, hemos vuelto a ver espacios más concurridos, la vuelta a lugares de trabajo, colegios y jardines infantiles. Como consecuencia, a mayor cantidad de gente en estos sitios, comienzan a proliferar más virus en el ambiente que afectan la salud, sobre todo de los más pequeños, como el Virus Respiratorio Sincicial.

“El virus respiratorio sincicial es uno de los principales causantes de las enfermedades respiratorias en los niños pequeños. Por lo general este virus tiene mayor prevalencia entre los meses de mayo y septiembre. Puede afectar las vías respiratorias altas que son la nariz, faringe, laringe, bronquios y pulmones. Puede causar resfrío común, gripe, laringitis o bronquitis y si se extiende más abajo incluso neumonía”, nos cuenta la Dra. Mariana Elberg, pediatra en CLC.

¿A quiénes afecta?

El VRS afecta mayormente a menores de 12 meses. Hay que considerar que casi un 100% de los niños de hasta dos años ha contraído VRS, siendo la población menor a 6 meses los que pueden presentar casos más complejos como neumonía o bronquiolitis. Los bebés prematuros y adultos mayores con problemas cardiacos o respiratorios son también una población de alto riesgo.

¿Puede dejar secuelas?

La respuesta es sí. “Habitualmente el Virus Sincicial genera hiperreactividad bronquial, esto quiere decir que, aunque el virus pase, el niño puede quedar con una tos persistente o generar una sobrerreacción a otros virus respiratorios. Así, un virus de resfriado común y corriente podría, por ejemplo, hacer una obstrucción bronquial por esta hiperreactividad”, agrega la especialista.

Identifica los síntomas

Hay que prestar atención a los síntomas de alarma, antes los cuales hay que acudir a un centro de salud o consulta con el pediatra, en donde se definirá si hay que derivarlo a un servicio de urgencia.

Estos síntomas son:
 
  • Dificultad respiratoria como hundimiento de las costillas o aleteo nasal.
  • Decaimiento persistente.
  • Fiebre de más de tres días o de difícil manejo.
Secreción nasal.

Cuidado del paciente

Si bien no hay un medicamento para tratar el VRS, su manejo es sintomático y se debe prolongar hasta que el propio virus deje de actuar. Entre las recomendaciones entregadas por los especialistas se encuentra:
 
  • Generar espacios libres de humo.
  • Evitar calefacciones que emitan gases y preferir las de tipo eléctrica.
  • Ventilar los espacios de la casa.
  • Hidratación constante (leche materna, fórmula y líquidos en mayores de 6 meses).

Cómo prevenir el contagio

A continuación, te dejamos las precauciones que debemos tomar para prevenir y reducir las posibilidades de contagio:
 
  • Lavado frecuente de manos.
  • Evitar espacios muy concurridos, como centros comerciales.
  • Ante síntomas persistentes como fiebre y decaimiento, consultar directamente a un especialista.



 
Vista 2507 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¡Ojo con los niños! El aumento de casos respiratorios en esta temporada

04 de julio, 2022 Tratamiento y Recuperación

Llegó el invierno y en las últimas semanas, las urgencias pediátricas han visto un aumento de casos en niños afectados por virus respiratorios de manera simultánea. El urgenciólogo pediátrico, Dr. Francisco Marino nos cuenta las razones de esta situación.

Leer más

¿Qué hacer cuando los niños no pueden tomar leche de vaca?

29 de junio, 2022 Alimentación saludable

Ya sea por alergia a su proteína o por tener intolerancia a la lactosa, hay veces en que es necesario hacer cambios en la alimentación de los niños, sin descuidar que reciban todos sus nutrientes. Aprende a identificar los síntomas y como lograr una dieta libre de proteína de vaca que se adecúe a las necesidades alimenticias de tus hijos.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios