BlogVolver al blog

Joven con mascarilla

Ansiedad por el coronavirus: sentir los síntomas sin estar contagiado

01 de julio, 2021 Tratamiento y Recuperación
La ansiedad es una emoción normal, una vivencia de alarma que nos pone en hiperalerta o hipervigilancia frente a una amenaza real o ficticia. Hoy el coronavirus y el surgimiento de nuevas variantes son una amenaza real, pero no estamos constantemente expuestos a ella si tomamos medidas de protección. Sin embargo, el exceso de información puede hacer que algunas personas sientan que sí lo están e incluso llegan a sentir síntomas de la enfermedad.

“Hay personas que al ponerse muy ansiosas comienzan a tener sensaciones físicas que pudiesen interpretarse como algún síntoma de contagio, lo que es considerado una ansiedad más patológica, exagerada o anormal, en comparación con la ansiedad en que me preocupo, pero sigo con mi vida, tomando ciertas precauciones. Cuando empiezo con síntomas físicos, creo que mi cuerpo está más cálido y lo interpreto como fiebre, me pica la garganta o me duele la cabeza y todo lo llevo a que podría estar enfermo, es un signo de alerta de una ansiedad que está perjudicando mi vida normal”, indica el Juan Fernando Meneses, psiquiatra de Clínica Las Condes.

Atribuir a una enfermedad médica cualquier sensación corporal está asociado a trastornos somatomorfos o hipocondriacos. “Son malestares psicológicos o emocionales que son muy intensos. Es la vivencia o creencia de que podría tener una enfermedad médica no existiendo ningún examen que lo compruebe”, explica el especialista. “Es común somatizar frente a estrés o ansiedad, pero son otro tipo de dolencias, como el dolor de cabeza típicamente tensional en ambas sienes o la nuca, o sentir el pecho apretado producto del estrés. Pero si empiezo a interpretar todo como posible enfermedad es indicio de algo más grave”, agrega.

¿Cómo saber si el exceso de información me está afectando? Cuando los síntomas ansiosos empiezan a tener un impacto en el día a día, otras personas notan que estoy afectado o estoy afectando a otros, indica el psiquiatra. “Por ejemplo, si en las noches no puedo dormir pensando en los peligros de la nueva variante, si me despierto soñando con aspectos relacionados con los peligros de la pandemia, si despierto con el pecho apretado, angustiado, si la mayor parte del día estoy pensando en que me puedo contagiar o se pueda contagiar un familiar, con nerviosismo, palpitaciones, afectación de memoria, si interrumpo mi rutina por excesivos cuidados de limpieza o estoy con vivencia de malestar constante, etc., entonces la información a la que estoy teniendo acceso es la causa”, sostiene. 

Además de limitar la exposición a las noticias sobre la pandemia, el doctor recomienda hacerlo en páginas de educación médica o científica, y tomar medidas que disminuyan los niveles de ansiedad, como la actividad física o recreativa, técnicas de relajación y la meditación, por ejemplo.
Vista 661 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Salud mental: ¿cómo encontrar una terapia adecuada en tiempos de pandemia?

06 de julio, 2021 Tratamiento y Recuperación

La salud mental es una de las damnificadas de la pandemia; la preocupación por contagiarse y la distancia social nos han afectado en distintos grados, haciendo que surjan trastornos y empeorando otros.

Leer más

Ansiedad nocturna: cómo identificarla y enfrentarla

06 de julio, 2021 Tratamiento y Recuperación

La pandemia y sus consecuencias han multiplicado los casos de ansiedad, una respuesta de alarma normal del cuerpo frente a amenazas psicológicas o físicas reales o imaginarias, pero que puede intensificarse y presentarse más allá de la presencia de un estímulo, provocando problemas como el aumento de la frecuencia cardiaca, pensamientos acelerados y/o insomnio, entre otros.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios