BlogVolver al blog

hombre triste sentado en la ventana

Trastornos disociativos: un mecanismo de defensa de nuestra mente

28 de noviembre, 2022 Bienestar Psicológico
Este conjunto de patologías se genera a menudo por una respuesta de nuestro cerebro a una situación traumática. Conoce más a continuación.

La disociación actúa como una protección inconsciente para no experimentar el dolor emocional que pueden implicar los eventos traumáticos graves y crónicos. Ante este tipo de experiencia, dependiendo de su gravedad y persistencia en el tiempo, la mente puede generar diferentes tipos de respuestas, que se conocen como trastornos disociativos.

“Los trastornos disociativos son mecanismos de defensa inconscientes del cerebro en los que se produce una separación o segregación de algunas funciones mentales como la identidad, y tienen que ver fundamentalmente con la memoria, la conciencia o la percepción del entorno”, comenta el Dr. Mauricio Droguett, psiquiatra de CLC.

El doctor Droguett explica que se dividen en diferentes tipos, siendo los principales:
 
  • Trastorno de identidad disociativo: En este se segrega la capacidad del individuo de definir quién es o la unidad de su persona. También puede presentarse en conjunto con la amnesia disociativa.
  • Amnesia disociativa: La persona es incapaz de recordar vivencias específicas de un tiempo determinado y que se diferencia del olvido regular, en otras palabras, es como si la persona no vivió esa experiencia. Puede presentarse con o sin fuga disociativa.
  • Fuga disociativa: Consiste en la realización de viajes inesperados lejos del hogar durante los cuales al paciente no le resulta posible recordar los sucesos de su vida pasada. En ocasiones puede conllevar el abandono de la identidad previa y asumir una nueva identidad.
  • Trastorno de despersonalización-desrealización: En cuanto a la despersonalización, se refiere cuando la persona no es capaz de reconocerse a sí misma, de desconocer su propia identidad, mientras que la desrealización se relaciona al entorno, en donde se desconoce o no siente conexión con el ambiente en donde también se puede presentar una alteración en la percepción de este.


En cuanto a su duración, son episodios limitados en el tiempo y que son variables, pueden durar minutos o incluso días.

Causas

Respecto a los gatillantes de un trastorno disociativo, el psiquiatra agrega: “generalmente están asociados a un trauma, es un mecanismo defensivo con relación a algún trauma grave y persistente en el tiempo, durante la infancia u otros periodos de la vida. Se ve frecuentemente en individuos sometidos a experiencias críticas como guerras, torturas, privaciones de espacio o de alimentos, adoctrinamiento, situaciones de abuso, entre otros.”. También está relacionado con la capacidad de la persona de reaccionar al estrés.

Síntomas:

Pueden abarcar varias áreas del funcionamiento psíquico, que variarán de acuerdo con el tipo de trastorno, en donde se identifican principalmente:
 
  • Pérdida de memoria de ciertos períodos, sucesos, personas e información personal.
  • Falta de conciencia.
  • Sensación de estar separado de sí mismo y de las emociones.
  • Percepción de que los lugares y  cosas alrededor están distorsionadas o son irreales.
  • Sentido confuso de la identidad.
  • Incapacidad para afrontar el estrés.
  • Regresión a momentos o etapas pasadas de la vida.

Diagnóstico y tratamiento

El tratamiento variará según cada paciente, en donde fundamentalmente se tratará con psicoterapia, sobre todo si hay una causa reconocible en el trastorno, por ejemplo, si hay un trauma y es un mecanismo defensivo sobre esa experiencia. En este caso, se trabaja sobre el trauma y de qué manera favorece la presentación del trastorno, porque a raíz de esto pueden aparecer episodios disociativos con cierta frecuencia. Por otro lado, si está asociado a la ansiedad, se maneja este factor, ya que a veces son personalidades con pocas herramientas o estrategias de manejo del estrés.

Otro tratamiento, además de la psicoterapia es a través de medicamentos para manejar la ansiedad (que incide en la aparición de los síntomas) u otro síntoma que favorezca la aparición del trastorno o que perturbe las intervenciones terapéuticas.  Por otro lado, el psiquiatra indica que en algunos tipos de personalidades se puede aplicar terapia de hipnosis, la que debe realizarse con un profesional capacitado en esta área.

Para finalizar, el doctor Droguett  añade que en los pacientes que presentan algún tipo de trastorno que afecte su salud mental, deben evitar el consumo de alcohol y drogas, ya que estas sustancias exacerban los síntomas psiquiátricos.

 
Vista 1091 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Cómo lidiar con el fallecimiento de una mascota?

07 de noviembre, 2022 Bienestar Psicológico

Los animales se han vuelto parte importante de muchas familias. Pero ¿Cómo afrontar el duelo cuando este integrante ya no está?

Leer más

Consecuencias de la violencia delictual en nuestra salud mental

03 de noviembre, 2022 Bienestar Psicológico

Descubre los problemas a la salud mental que nos puede causar ser víctima de un delito.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios