Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Centro de Columna

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Teléfonos de contacto

Mesa Central:
2 2210 4000
Reserva de Hora:
2 2610 8000
Rescate CLC:
2 2610 7777

Dolor de espalda y lumbar

Hombre sostiene con ambas manos su espalda baja

Dolor de Espalda

La mayoría de la gente sufre de algún tipo de dolor de espalda en un momento de su vida. El ejercicio o trabajo corporal es el más común, no obstante, algunas veces es señal de una condición de salud más seria. La siguiente sección explorará algunas de las condiciones más frecuentes que pueden causar dolor de espalda.

Malestar Lumbar

El dolor o malestar de la columna lumbar es uno de los más comunes tipos de dolor de espalda. La columna lumbar es la parte baja de la espalda. El malestar en esta región frecuentemente pasa sin tratamiento en unos días o una semana. Las causas comunes son: mala postura, el levantamiento de cosas pesadas y la tensión. La mayoría de los episodios de dolor de espalda duran unos pocos días y se resuelven completamente en el curso de unas pocas semanas. Si tienes dolor de espalda nuevamente debe consultar a su doctor para ver si necesita una nueva evaluación.

Si experimentas cualquier dolor en tu columna baja empieza a llevar un diario de tu dolor y de las actividades en las que estás envuelto cuando se inicia el dolor y llama para hacer una cita. La información del diario será muy útil para tu doctor y lo ayudará en el diagnóstico y tratamiento de tu dolor de espalda.

Disco Herniado

El síntoma más común de un disco herniado es dolor. Si el disco herniado está en la parte baja de la espalda puedes tener dolor que irradia desde ésta área hasta tus muslos y piernas. Si el disco herniado es en la parte superior de la espalda o columna cervical, el dolor irradiara a tus hombros y brazos.

Si sientes dolor cuando doblas la cintura o te agachas, puede ser signo de un disco herniado. Los discos de la columna están localizados entre las vértebras (que son los bloques óseos de la columna). El disco tiene un diseño parecido a una empanada circular con un relleno gelatinoso y un exterior firme. En una columna sana cada disco permanece en su puesto entre cada vértebra. Cuando un disco se desplaza o se gasta debido a un proceso de envejecimiento, puede irritar un nervio crítico dentro o fuera de la columna. El dolor puede ser intermitente y tener varios grados de severidad, pero de todas maneras entre más pronto esta clase de dolor sea diagnosticado y tratado, mejor será el resultado para el paciente.

Osteoartritis y Dolor de las Articulaciones Lumbares

Osteoartritis es una causa bastante común de dolor en la espalda baja y es causado por el rompimiento del cartílago (tejido que cubre las articulaciones al final de los huesos).

Los síntomas consisten en el aumento gradual del dolor y entumecimiento (rigidez). Inicialmente el dolor y entumecimiento ocurren después de períodos de inactividad. Posteriormente el dolor se empeora con la actividad física o por estar sentado por períodos prolongados.

Degeneración del Disco Lumbar

Osteoartritis en las articulaciones lumbares es confundida frecuentemente con degeneración del disco lumbar que es la degeneración gradual del disco entre las vértebras. Los discos de la columna son discos suaves y compresibles que separan los huesos (vértebras) entrelazados que forman la columna. Los discos actúan como amortiguadores para la columna permitiéndole que se flexione, se doble y gire.

Enfermedades degenerativas de los discos de la columna pueden presentarse en cualquier parte de la columna pero ocurren más frecuentemente en los discos de la parte baja de la columna (región lumbar) y en el cuello (región cervical).

Las enfermedades degenerativas de la columna pueden producir dolores de espalda o cuello pero esto varía de persona a persona. Mucha gente no sufre ningún dolor mientras que otras con un daño similar tienen dolores fuertes que limitan sus actividades. Donde está ubicado el dolor depende de donde está localizado el disco afectado.

Trauma

Trauma se define como una lesión seria o impacto fuerte al cuerpo, por ejemplo violencia, un accidente automovilístico, caídas, lesiones debidas a los deportes, golpes con bastante fuerza y varias otras causas.

El trauma causa lesiones en el tejido suave y frecuentemente fracturas de uno o más huesos en el cuerpo.

Dolor de Cuello

Hay múltiples razones por las cuales los pacientes sufren dolor de cuello. A continuación, enumeraremos algunas de las más comunes.

Osteoartritis

Los pacientes pueden experimentar osteoartritis en la columna cervical tal como en la columna lumbar. El dolor y el malestar con frecuencia ocurren a lo largo del tiempo por el desgaste normal de envejecer.

Las enfermedades degenerativas de la columna

Las enfermedades degenerativas de la columna pueden producir dolores en distintas partes de la espalda o cuello. El nivel del dolor varía de persona a persona. Mucha gente no sufre ningún dolor mientras que otras con un daño similar tienen dolores fuertes que limitan sus actividades.

Trauma en la región cervical

Tanto los niños como los adultos pueden experimentar una lesión en el cuello (trauma). Estas pueden causar una variedad de condiciones, desde un ligero malestar en el cuello, hasta parálisis o muerte debido a la fractura de una vértebra cervical (rotura de huesos en el cuello) o lesión a la médula de la columna que lleva los impulsos nerviosos entre el cerebro y el cuerpo.

Las lesiones en el cuello están frecuentemente asociadas a las lesiones en la cabeza generalmente causadas por accidentes automovilísticos, traumas relacionados con deportes, caída de alturas significativas, zambullida en aguas no suficientemente profundas, peleas y otros tipos de traumas.

Dolor de Cuello y Brazo

 

Estenosis de la columna

El hueso de tu espalda o columna vertebral es realmente un tubo donde la médula y las raíces de los nervios están alojados. Dolor de la columna cervical y un entumecimiento que irradia hacia los brazos puede ser un signo de estenosis de la columna que es causado cuando hay una presión en la médula y los nervios.

Otra de las causas de dolor de espalda es la estenosis de la columna lumbar que además del dolor de espalda en la columna lumbar produce una molesta sensación en una o ambas piernas. Pacientes que sufren de estenosis de la columna frecuentemente tienen dificultad en caminar distancias relativamente cortas sin parar a descansar.

La estenosis de la columna es realmente una reducción del canal de la columna que causa presión en la médula o, el estrechamiento de las aberturas (llamado foramen neural) donde los nervios de la columna se salen de la columna. La estenosis de la columna generalmente ocurre con el envejecimiento de las personas pues los discos se ponen más secos y empiezan a reducirse, al mismo tiempo que los huesos y ligamentos de la columna se hinchan o se agrandan, más que todo por artritis o por una prolongada inflamación.

Con el paso de los años y el envejecimiento natural muchas personas tienen estenosis de la columna. Muchas personas no tienen dolor ni otros problemas con esta condición. La estenosis de la columna también puede ser causada por artritis, enfermedades de los huesos, discos herniados o desalojados por una antigua lesión o tumores en la columna. Cuando los hay, los síntomas progresan paulatinamente y pueden empeorar con el tiempo.

Los síntomas de la estenosis de la columna incluyen adormecimiento de los brazos, piernas, espalda, nalgas, tobillos o cuello. Los tratamientos homeopáticos frecuentemente brindan alivio al dolor. Cuando los tratamientos no invasivos no producen resultados positivos, una cirugía puede ser necesaria.

Disco de columna cervical herniado

Una de las condiciones más comunes de la columna cervical es un disco herniado. Dolor en el brazo es el más común de los síntomas de esta condición. Generalmente afecta a personas entre 30 y 50 años. Aunque una hernia en un disco cervical puede ser el resultado de un trauma o lesión de la columna cervical, los síntomas incluyendo el dolor de brazo, comúnmente empiezan espontáneamente.

Además del dolor, adormecimiento y cosquilleo pueden presentarse a lo largo del brazo hasta las puntas de los dedos. Debilidad muscular puede también ser resultado de una hernia en un disco de la columna cervical.

Dolor de Espalda y Pierna

Muchas veces los pacientes se quejan de dolor que mueve o afecta las piernas. El dolor puede irradiar desde la parte baja de la columna hasta las nalgas y a lo largo de la espalda hasta los muslos, los tobillos y los dedos del pie. El dolor puede presentarse después de períodos largos de estar sentado o parado.

Su dolor de espalda puede provenir de un gran esfuerzo de los músculos de la espalda o de condiciones fisiológicas más serias. Causas comunes de discos herniados o estenosis de la columna.

Enfermedades y hernias de los discos lumbares

La columna consiste de una serie de discos que protegen la médula. Los discos tienen un forro exterior fuerte que envuelve un núcleo de una consistencia gelatinosa. Un disco herniado ocurre cuando el núcleo se sale del forro exterior (ánulos) y se derrama hacia la médula. Cuando el núcleo herniado empuja hacia afuera puede comprimir los nervios a su alrededor, lo cual produce dolor.

El tratamiento para discos herniados consiste de educación del paciente para prevenir un daño mayor y de medicinas desinflamatorias sin esteroides para aliviar la presión y el dolor. Algunos tratamientos no quirúrgicos incluyen descanso en cama y limitación de las actividades físicas a caminar y nadar.

Terapia física y otras terapias manuales pueden ser recomendadas. En algunos casos una inyección epidúrica de esteroides puede ser necesaria.

Cuando estos protocolos médicos comunes no alivian el dolor, el paciente puede considerar una cirugía de la espalda. Su Doctor tomará rayos X e imágenes para monitorear su progreso y evaluarlo a usted como candidato para una cirugía de la espalda.

El tratamiento quirúrgico más común para un disco herniado es una disectomia lumbar. Asegúrate de discutir con tu doctor los procesos de manejo del dolor y tratamiento y las opciones de recuperación para lograr el mejor tratamiento para la específica condición de tu columna.

Estenosis de la columna

El hueso de su espalda o columna vértebral es realmente un tubo donde la médula y las raíces de los nervios están alojados. Dolor de la columna cervical y un entumecimiento que irradia hacia los brazos puede ser un signo de estenosis de la columna que es causado cuando hay una presión en la médula y los nervios.

Ciática

Si sientes dolor, adormecimiento, cosquilleo, debilidad o pérdida de control en tus piernas, puede ser signo de una lesión importante de los nervios que corren alrededor y a lo largo de la columna. Ciática es un dolor por irritación del nervio ciático. Dolor del nervio ciático no debe ser ignorado. El tratamiento adecuado depende de las causas subyacentes y de la intensidad del dolor. Las buenas noticias consisten en que el dolor del nervio ciático es común y se trata con prontitud puede ser suprimido.

Espondilólisis

Espondilólisis es una condición en la cual el hueso en la parte baja de la columna se sale de su posición natural y se resbala contra el hueso inferior. En los adultos la causa más común de esta condición es alguna enfermedad degenerativa (como artritis). Espondilólisis puede variar entre leve y severa y es posible que una persona con esa condición no muestre síntomas.

El tratamiento varía dependiendo en la severidad de la condición. La mayoría de los pacientes mejoran con ejercicios de estrechamiento y fuerza combinados con modificación de las actividades regulares lo que envuelve el evitar la hiperextension de la espalda y los deportes de contacto. La terapia física, el uso de un corsé para la espalda y de medicinas no antiinflamatorias, también ayuda.

¿Qué es el dolor?

El dolor es la señal emitida por tu cuerpo de que algo no está bien. El dolor es un indicador muy importante sobre tu salud y debe ser tomado seriamente.

Nuestro equipo de especialistas de primera clase, está aquí para evaluar tu condición y desarrollar un plan de tratamiento que te permita vivir a máxima capacidad.

Los pacientes aprenden a distinguir entre dolor agudo y dolor crónico.

Dolor Agudo

El dolor agudo frecuentemente ocurre de improviso debido a una lesión, movimiento repentino o accidente. Una vez tratado pronta y propiamente, puede desaparecer para siempre. En algunas circunstancias, puede convertirse en dolor crónico a lo largo del tiempo.

Dolor Crónico

Los pacientes que sufren de un dolor crónico frecuentemente han vivido con él por un largo período de tiempo y muchas veces por el resto de sus vidas. La medicina moderna frecuentemente puede ayudar a las personas bajando el nivel y frecuencia del mismo y así mejorando las condiciones de vida. Nuestro equipo de profesionales está altamente entrenado para ayudar a los pacientes con dolores crónicos a mejorar las condiciones de sus vidas.

Te invitamos a revisar estas páginas, aprender más y llamarnos para obtener una evaluación médica acertada, especialmente si hay fiebre o si su dolor de espaldas dura más de 48 horas.