Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Centro de Columna

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Teléfonos de contacto

Mesa Central:
2 2210 4000
Reserva de Hora:
2 2610 8000
Rescate CLC:
2 2610 7777

Enfermedades de la columna

Niños en rollers recorren el parque

En esta página discutiremos algunas de las enfermedades más comunes de la columna vertebral.

Congénitas

Las enfermedades congénitas son condiciones con las cuales has nacido o son heredadas de tus padres.

Las enfermedades congénitas de la columna suenan más serias de lo que realmente son. Si sientes entumecimiento de los brazos y piernas o pérdida de extensión de movimiento en sus brazos y piernas o debilitamiento en sus huesos, es importante que veas a uno de nuestros expertos que te ayudará a determinar si tus síntomas son congénitos o degenerativos. Entonces, nosotros podemos recomendar un apropiado curso de tratamiento.

Escoliosis (con Puente de fusión)

Hay muchos tipos de escoliosis que afectan a los niños y a los adultos a diferentes momentos de sus vidas. La característica común a la escoliosis es una curvatura anormal de la columna. Algunos pacientes con escoliosis experimentan un empeoramiento de la curvatura.

El objetivo de la cirugía de la columna para la escoliosis es la fusión de las vértebras para que la columna no pueda doblarse y por consiguiente corregir la deformidad. El cirujano trata de corregir la curva el 50% o más. Durante la cirugía dos o más vertebras se fusionan juntas. Más frecuentemente las vertebras son irritadas intencionalmente para que el cuerpo responda produciendo nuevo hueso. El nuevo hueso eventualmente hace puente entre las vértebras y las suelda juntas. Implantes metálicos como varillas, tornillos, ganchos o alambres son insertados frecuentemente para sostener la columna mientras se fusionan las vertebras. Ocasionalmente su cirujano va a usar hueso de otra parte de su cuerpo como, por ejemplo, de la pelvis, para hacer un injerto el cual creará un nuevo hueso soldando las vértebras.

Vértebras herniadas – Discos

Hernias en los discos que afectan las vértebras lumbares y cervicales son muy comunes. Son una de las deformidades más comunes de la columna. Estas condiciones cuando son congénitas no requieren tratamiento médico, solamente ser monitoreadas por su doctor. Ocasionalmente, casos moderados y hasta severos pueden requerir terapias conservadoras. Algunos casos muy avanzados de deslizamiento de las vértebras pueden requerir una intervención quirúrgica, más comúnmente en la forma de una fusión de columna.

El resultado para los pacientes con discos herniados es generalmente bueno. La mayoría de la gente mejora con el tratamiento pero un pequeño porcentaje de pacientes tendrá dolor aún después del tratamiento. Puede requerir varios meses y hasta un año o más después del tratamiento para regresar en plena capacidad a las actividades previas sin sentir dolor o esfuerzo en la espalda.

Ausencia de Vértebras

Algunos bebés nacen sin una vértebra o dos. Más frecuentemente, la parte afectada de la columna es la ausencia de un segmento del coxis hasta la ausencia total del sacro y de todas las vértebras lumbares. La ausencia congénita del sacro y de las vértebras lumbares es relativamente rara. Menores grados de esta anomalía pueden presentar signos tan débiles que una deformidad marcada no está presente y la condición puede no ser diagnosticada hasta que sea accidentalmente encontrada a través de un examen radiológico. Generalmente, el diagnóstico no ocurre hasta el niño es un adolecente y, frecuentemente, una intervención médica no es necesaria. Pero como en otros casos de condiciones anormales de columna, la intervención médica es necesaria en casos severos.

Espina bífida

Espina Bífida es una condición congénita de desarrollo, cuya causa es el cierre incompleto de parte del tubo neural embriónico. En el desarrollo de la vértebra el tubo neural es el embrio percusor del sistema central nervioso, que consiste del cerebro y la médula de la columna.

Hay varias clases de Espina Bífida y cada una varía en gravedad. La espina bífida puede ser cerrada quirúrgicamente después del nacimiento pero esto no devuelve las funciones normales a la parte afectada de la médula de la columna.

Espina Bífida oculta es la meno seria de las espinas bífidas. Mucha gente con este tipo de espina bífida ni siquiera sabe que la tiene ya que la condicione no tiene síntomas en la mayoría de los casos.

La menos común de las condiciones de espina bífida es un meningocele posterior. En este tipo de lesión, las vértebras se desarrollan normalmente, sin embargo, las meninges (membranas que envuelven el sistema nervioso central) son forzadas (empujadas, proyectadas) dentro las cavidades existentes entre las vertebras. Sin embargo, como el sistema nervioso permanece sano, las personas con meningocele no sufren problemas de salud de larga duración. Myelmeningocelo es la forma de espina bífida que frecuentemente resulta en las complicaciones más severas.

En las personas con myelmeningocelo, la parte no fusionada de la columna permite que la médula salga a través de una apertura en la piel. Las membranas meníngeas que cubren la médula forman un saco que encierra los elementos de la columna. Espina bífida con myelosquisis es la más severa de las myelomeningoceles. Los bebés nacidos con esta condición requieren cuidados médicos significativos y deben ser tratados o un especialista de la columna.

Degenerativas

Las enfermedades degenerativas de la columna se hacen más comunes cuando la persona envejece. Varias de las enfermedades degenerativas no deben siquiera llamarse enfermedades porque realmente son una parte del envejecimiento. Osteoporosis y artritis son dos ejemplos de enfermedades degenerativas que afectan a las personas cuando envejecen.

Hernias (lumbar, cervical, dorsal)

Las hernias de la columna ocurren con frecuencia en miembros de una misma familia por lo cual son llamadas congénitas. No obstante, hernias lumbares congénitas son una rara condición y pueden ser tratadas frecuentemente en forma exitosa con una intervención quirúrgica.

Osteoporosis

Osteoporosis es la más común de las enfermedades de la columna y afecta a las mujeres más frecuentemente que a los hombres. Osteoporosis hace que los huesos se adelgacen y eventualmente se rompan. La osteoporosis puede prevenirse comiendo alimentos ricos en calcio y vitamina D.

Usualmente, la pérdida de densidad del hueso ocurre a lo largo de los años. Muchas veces una persona sufre una fractura de hueso antes de darse cuenta de que la enfermedad está presente. Para cuando ocurre la fractura la enfermedad está avanzada y el daño es severo. Frecuentemente, la osteoporosis es hereditaria. Otros factores de riesgo para el desarrollo de la osteoporosis son: fumar, no consumir suficientes alimentos con vitamina D, ingerir alcohol en cantidades grandes y haber tenido un tratamiento hormonal para cáncer de próstata o de mamas.

Es recomendable que veas a tu doctor, si tienes alguno de los factores de riesgo o si eres mayor de 40 años. Un simple examen puede determinar si tienes una deficiencia de vitamina D. Un simple, no invasivo escaner puede darte una tranquilidad sobre la normalidad de su densidad ósea.

Espondilosis

La espondilosis es causada por el desgaste crónico de la columna cervical. Esto incluye los discos o cojines entre las vértebras del cuello y las junturas de los huesos de la columna cervical. Puede haber un crecimiento anormal o “espuelas” en los huesos de las vértebras. El diario uso y desgaste normal puede causar estos cambios. Las personas muy activas en el trabajo o los deportes tienen más riesgo de tener estas anomalías.

El riesgo mayor es el envejecimiento, a los 60 años la mayoría de las mujeres y los hombres muestran signos de espondilosis cervical bajo exámenes de rayos X. Aún si su dolor no pasa completamente o si se hace más agudo algunas veces, aprender a cuidar su cuello y espalda en el hogar y a prevenir repetidos episodios de dolor puede ayudarle a evitar una cirugía.

Tu doctor y otros profesionales de la salud pueden ayudarte a manejar el dolor y mantenerlo tan activo como sea posible.

Artritis

La artritis es la inflamación de una o más articulaciones. Articulación es el área donde dos huesos se encuentran, hay más de 100 diferentes tipos de artritis.

La artritis envuelve el desgaste del cartílago que protege las coyunturas y que les permite moverse suavemente. Los cartílagos también absorben las presiones puestas sobre las articulaciones por los quehaceres diarios, por ejemplo, cuando caminas. Sin la cantidad normal de cartílago, los huesos se frotan uno al otro causando dolor, inflamación y rigidez.

Generalmente, la inflamación de las coyunturas es pasajera si la causa de la misma desaparece o si es tratada, pero algunas veces no. Cuando esto sucede es que usted tiene artritis crónica. La artritis afecta igualmente al hombre que a la mujer. Osteoartritis es el tipo más común.

Osteoartritis es una consecuencia normal de envejecer. También es causada por el uso y desgaste natural de una coyuntura. Osteoartritis no es curable y en la mayoría de los casos se hace peor con el correr del tiempo. No obstante, los síntomas de Osteoartritis a pueden ser controlados. Se puede hacer cirugía pero otros tratamientos (como el tomar medicinas que reducen la inflamación) pueden mejora su dolor y hacer su vida más confortable. Aunque esos tratamientos no pueden suprimir la artritis, pueden con frecuencia posponer la cirugía.

Estenosis (cervical, dorsal, lumbar)

La estenosis de la columna es un estrechamiento anormal del canal de la columna que puede ocurrir en cualquiera de las regiones de la columna. Este estrechamiento produce una restricción de la médula lo que resulta en una debilidad neurológica. Los síntomas incluyen dolor, insensibilidad, parestesia (la sensación de cosquilleo) o el “adormecimiento” de un miembro y la pérdida de control motor. La localidad de la estenosis determina qué área del cuerpo está afectada.

Una causa común en el dolor del cuello, especialmente en pacientes adultos es la estenosis cervical, que produce un estrechamiento del canal de la columna en el cuello o en la parte alta de la columna. Este estrechamiento hace presión en la médula. Aunque algunos pacientes nacen con esta estrechez, la mayoría de los casos de estenosis cervical ocurren en pacientes mayores de 50 años y son el resultado de el envejecimiento y del natural desgaste de la columna.

Muchos pacientes con estenosis cervical tienen historia de alguna lesión o trauma del cuello. No obstante, esta lesión puede haber ocurrido varios meses, inclusive varios años antes del inicio de los síntomas de estenosis.

Varios pacientes con estenosis cervical pueden ser tratados exitosamente con técnicas no quirúrgicas como medicinas anti-inflamatorias y para el manejo del dolor.

Si los tratamientos no quirúrgicos no funcionan, tu doctor puede recomendar una cirugía para tratar su estenosis ya que hay una variedad de técnicas quirúrgicas que pueden ser usadas para tratar esta condición. El objetivo de estos tratamientos quirúrgicos de descompresión es ensanchar el canal de la columna y así aliviar la presión sobre la médula removiendo o limando lo que está produciendo la compresión.

 
 

La estenosis lumbar puede ser congénita o adquirida (degenerativa) sobreponiendo a los cambios normalmente causados por el envejecimiento otros cambios degenerativos resultantes de infecciones locales, trauma o cirugía.

Los tratamientos más recomendados para tratar la estenosis de la columna lumbar son no quirúrgicos aunque ocasionalmente un tratamiento quirúrgico puede ser recomendado.