Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
  CLC
CLCCLC
CLC
Ginecología y Obstetricia

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Nuestra Especialidad

Teléfonos de contacto

Mesa Central: 2 2210 4000
Reserva de Hora: 2 2610 8000
Rescate CLC: 2 2610 7777

Centro Especializado de Vigilancia Materno Fetal

Centro Especializado Vigilancia Materno Fetal

En Chile, durante los últimos 30 años, ha existido una persistente reducción de las tasas de fecundidad desde 5.3 hijos por mujer a fines de la década de los 50, a 2.4 hijos a fines de los 90. Sin embargo, ha existido un aumento de la frecuencia de embarazos de alto riesgo, clasificado así como el grupo etario de mujeres menores de 20 años y mayores de 35 años.

En la última década, estos han aumentado desde un 22% a un 28%, según el INE, lo que ha estado determinado básicamente por un aumento en la frecuencia de embarazos en las mujeres mayores de 35 años. En el censo del año 2002, un 16% de las mujeres embarazadas tenían 35 o más años y solo un 12% menos de 20 años. Esto es consecuencia del inicio más tardío de la vida reproductiva, debido a las expectativas educacionales, laborales y económicas que las parejas desean satisfacer antes de tener hijos.

Nacen nuevas necesidades

Cuando estas parejas desean hacer realidad su sueño de tener hijos, surge la necesidad de conocer y monitorizar al máximo este proceso, con el objeto de evitar y/o controlar de la mejor manera las eventuales complicaciones del embarazo que pudiesen existir. Esto es importante dado que actualmente en nuestro país, según la reciente encuesta del Ministerio de Salud, el grupo de mujeres en edad fértil de más de 35 años de edad presenta una alta prevalencia de enfermedades crónicas, entre las que destacan obesidad, alto riesgo cardiovascular y síndrome metabólico, condiciones que aumentan el riesgo de presentar enfermedades propias y concomitantes con la gestación.

Centro Especializado de Vigilancia Materno Fetal (CEVIM)

Un nuevo concepto de servicio para pacientes que cursen embarazos con dificultades y que requieran hospitalización: el Centro Especializado de Vigilancia Materno Fetal (CEVIM). Éste es el primer centro privado en nuestro país que ofrece un servicio integral y multidisciplinario, enfocado específicamente a este segmento de pacientes. La misión de este Centro es proporcionar un cuidado médico de excelencia. Para tal efecto ponemos a su entera disposición la mejor infraestructura física y de personal médico y paramédico.

Seguridad para el paciente y el médico tratante

El objetivo de este Centro es lograr que las pacientes que cursen embarazos con enfermedades propias o concomitantes a la gestación, considerados de alta complejidad, converjan a este lugar con el convencimiento de encontrar un entorno de seguridad y confianza.

En este lugar encuentra una atención de cuidado, con cobertura las 24 horas del día por profesionales adecuadamente entrenados y la presencia permanente de médicos residentes especialistas en Ginecología y Obstetricia con clara orientación a medicina materno-fetal, supervisados por el coordinador del Centro.

Respaldo CLC

La infraestructura disponible consiste en una unidad aislada del resto de las pacientes obstétricas y ginecológicas, con dispensadores de oxígeno y bombas de infusión continua. Cuenta en forma permanente con equipos de monitorización no invasiva para ECG, oximetría de pulso y presión arterial. Junto a eso dispone de monitorización fetal tanto electrónica como con ultrasonido Doppler color.

Por tratarse de una unidad con sistema de hospitalización de tipo intermedio, todos los exámenes de vigilancia fetal (monitorización fetal, perfil biofísico, y ultrasonido Doppler) que se realicen al interior del CEVIM están incluidos en el arancel de hospitalización.

Adicionalmente, en Clínica Las Condes dispone de una maternidad con el mejor nivel de infraestructura, tanto en sus dependencias de preparto, parto, pabellones y especialmente su unidad de cuidados intensivos neonatales, lugar de excelencia, con una amplia experiencia en el manejo de recién nacidos de prematuridad extrema, que cuenta con recursos médicos y paramédicos de primer nivel y equipada con tecnología de última generación.