Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
 

Conjuntivitis neonatal


Antes del mes de vida la conjuntivitis tiene causas y tratamientos muy específicos. Pero, tranquilos, en general no es grave si se diagnostica y trata a tiempo.

Si tu guagua presenta síntomas como enrojecimiento o inflamación de la parte blanca de uno o los dos ojos o detrás del párpado, lagrimea más de lo habitual o de forma asimétrica, presenta secreción blanca o amarillenta, signos de picazón o ardor, sensibilidad a la luz y legañas, probablemente esté desarrollando un cuadro de conjuntivitis neonatal.

Como explica la oftalmóloga de Clínica Las Condes, doctora Marcela Pérez, es una inflamación de la conjuntiva que ocurre durante el primer mes de vida y que puede ser producto de una infección o una irritación. “La obstrucción de uno o ambos lagrimales también puede causar conjuntivitis, pero se diagnostica habitualmente después del mes de vida porque, antes, los niños producen escasas lágrimas y casi no abren los ojos”.

¿Por qué? Las causas de la conjuntivitis neonatal son variadas pero, para tranquilidad de los padres, en su mayoría no son graves. Sin embargo, no siempre son fáciles de determinar ya que los síntomas son similares independiente de su origen. Según la oftalmóloga, es muy importante que los recién nacidos sean evaluados oportunamente para establecer la gravedad de la infección y el tratamiento adecuado, lo que habitualmente permite resolver la inflamación completamente sin dejar secuelas. “Antes del mes de vida, siempre se debe tomar una muestra del ojo con secreción previo al inicio del tratamiento antibiótico. A diferencia de los niños más grandes que presentan una conjuntivitis corriente, donde la toma de cultivo casi nunca es necesaria”.

¿Cuándo? Según la doctora, el momento de la aparición de los síntomas es un elemento bastante útil para sospechar la causa o microorganismo responsable. Así, las conjuntivitis que se presentan durante los primeros días de vida puede deberse a un efecto tóxico de las gotas administradas al nacer, aunque es infrecuente en Chile, puesto que aquí se utiliza cloranfenicol, un antibiótico con pocas reacciones adversas.

Si la aparición es entre el primer y tercer día de nacido, puede ser a causa de un gonococo, bacteria que a veces se adquiere en el momento del parto debido a una infección vaginal. Aunque infrecuente en nuestro medio, por la gravedad que representa (puede, incluso, llevar a la perforación o rotura del ojo en los casos más graves), debe ser siempre descartado como causa. Finalmente, las conjuntivitis que se presentan entre los 5 y 25 días de nacido pueden ser provocadas por una infección por clamidia, o conjuntivitis por inclusión. Esta es una bacteria que también se transmite al momento del parto por una infección vaginal. Y debido a que este microorganismo puede provocar, además, neumonía en el recién nacido, debe ser tratada con antibióticos sistémicos (orales o endovenosos) además de tópicos (gotitas o colirios).

Causas

Si una guagua menor de 1 mes presenta conjuntivitis neonatal, probablemente se deba a las siguientes causas:

  1. Irritación provocada por las gotas que se les aplica a los recién nacidos para prevenir infecciones bacterianas.
  2. Infección bacteriana vaginal: clamidia o gonococo.
  3. Otras bacterias.
  4. Virus (infrecuentes).

Obstrucción del lagrimal


Hasta 5% de los niños pueden tener una obstrucción congénita de la vía lagrimal, uni o bilateral, pero en 95% de los casos se resuelve espontáneamente antes del año de vida. Sepa más sobre obstrucción.


Ubicación y videos


 

Visítanos 

Ubicación


Pediatría
Edificio 4 Rojo,
Piso 3

 

Horario de Atención


Lunes a viernes
de 8:30 a 20:00 hrs.